Atrac­ción DE OTO­ÑO

La jo­ven em­pre­sa­ria nos sor­pren­de por su ac­ti­tud po­si­ti­va y estilo na­tu­ral en un shoo­ting edi­to­rial de tem­po­ra­da.

Chic Magazine Puebla - - En Portada - ANAÍS FUEN­TES

Con 28 años y una li­cen­cia­tu­ra en Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas Tu­rís­ti­cas, la jo­ven se en­cuen­tra ac­tual­men­te es­tu­dian­do un di­plo­ma­do de Ghat­has­ta Yo­ga la Di­men­sión Fi­sio­ló­gi­ca, que le da­rá la ca­pa­ci­ta­ción pa­ra ejer­cer co­mo ins­truc­to­ra de yo­ga; es­ta cer­ti­fi­ca­ción es­tá re­co­no­ci­da de ma­ne­ra in­ter­na­cio­nal y no du­da­mos que de­mos­tra­rá to­do su ta­len­to y pre­pa­ra­ción, pues ya lle­va seis años prac­ti­can­do es­ta dis­ci­pli­na. Sin em­bar­go, es­ta es una de las tan­tas cua­li­da­des que Anaís tie­ne, ya que el amor por las mez­clas y esen­cias son par­te de su día a día, “des­de pe­que­ña siem­pre me lla­mó la aten­ción to­do lo re­la­cio­na­do con el cui­da­do de la piel por me­dio de co­sas na­tu­ra­les” co­men­tó. Por eso ella de­ci­dió te­ner su mar­ca lla­ma­da Ana Pa­pia­ni, el cual ha si­do re­ci­bi­do muy bien por sus clien­tes, quie­nes han re­cu­rri­do a ella pa­ra so­lu­cio­nar al­gún pro­ble­ma co­mo: aler­gias, tos o pro­ble­mas pa­ra dor­mir, to­do es­to de ma­ne­ra na­tu­ral. Sus acei­tes son pu­ros y con gra­do

te­ra­péu­ti­co, tam­bién tie­ne mez­clas pa­ra be­bés a par­tir de tres me­ses, y siem­pre ofre­ce una va­rie­dad a to­dos pa­ra aque­llos que pre­fie­ran una al­ter­na­ti­va to­tal­men­te na­tu­ral y se­gu­ra uti­li­zan­do acei­tes de al­ta ca­li­dad. Jun­to con es­to, Anaís tra­ta de lle­var una vi­da aún más sa­na, cui­dan­do su die­ta con mu­chas ver­du­ras y agua, “an­tes su­fría mu­cho de aler­gias, así que de­jé de co­mer ma­ris­cos y car­ne, ya que eso me afec­ta­ba, aho­ra me­jo­ré mis há­bi­tos” agre­gó. Ade­más de ser una emprendedora con sus esen­cias, tam­bién es so­cia de un res­tau­ran­te lla­ma­do: Ca­sa Gran­de, el cual ofre­ce

co­mi­da me­xi­ca­na e in­ter­na­cio­nal y ha si­do re­co­no­ci­do por va­rios me­dios. Con tre­ce años co­mo due­ña del res­tau­ran­te, Anaís cui­da mu­cho los de­ta­lles con el fin de que el clien­te siem­pre se va­ya sa­tis­fe­cho tan­to con el ser­vi­cio y los pla­ti­llos. En­tre los pro­yec­tos a fu­tu­ro de la jo­ven se en­cuen­tra co­lo­car en dos años un res­tau­ran­te en Pue­bla que ofrez­ca car­nes a la le­ña, y po­si­cio­nar su mar­ca de esen­cias a ni­vel na­cio­nal. Uno de los re­tos más fuer­tes que ha vi­vi­do es con­ver­tir­se en em­pre­sa­ria, ya que con­lle­va mu­chas res­pon­sa­bi­li­da­des, sin em­bar­go, eso le ha de­ja­do mu­cho apren­di­za­je, “co­no­cí mu­chas per­so­nas im­por­tan­tes cuan­do tra­ba­jé en la CDMX, ade­más, fui par­te de una de las fir­mas ju­rí­di­cas más re­co­no­ci­das lla­ma­da

Bri­to An­der­son y es­to me ha da­do mu­cha sa­tis­fac­ción”. Pa­ra Anaís el tra­ba­jo no lo es to­do, con­ver­tir­se en ma­má ha si­do de los mo­men­tos más sa­tis­fac­to­rios y fe­li­ces de su vi­da, con una be­bé de un año y tres me­ses que ha ale­gra­do sus días. pues es la per­so­na más es­pe­cial pa­ra ella.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.