FERNANDA Y PA­BLO

Co­no­ce una de las his­to­rias de amor más gran­de en el ex­clu­si­vo shoo­ting que pre­pa­ra­mos pa­ra ellos.

Chic Magazine Puebla - - Contents -

Con una enor­me y be­lla son­ri­sa Fer de la Lla­ve lle­ga acom­pa­ña­da de Pa­blo de la Hi­dal­ga al Ho­tel Rosewood Pue­bla, su ex­pre­sión de­no­ta fe­li­ci­dad y an­sias por la se­sión fo­to­grá­fi­ca. Mien­tras se ha­cían prue­bas de luz pa­ra que las fo­tos sa­lie­ran per­fec­tas, pla­ti­ca­mos con los enamorados de su bo­da, y có­mo fue que co­men­zó su be­lla his­to­ria. Am­bos se co­no­cie­ron cuan­do ella te­nía 15 años y él cur­sa­ba la uni­ver­si­dad, to­do co­men­zó con una sin­ce­ra amis­tad que los lle­vó po­co a po­co a un no­viaz­go, “nos de­ja­mos de ver un tiem­po y des­pués el me bus­có, sa­li­mos y con­ti­nua­mos vién­do­nos du­ran­te cin­co me­ses, tiem­po des­pués nos hi­ci­mos no­vios, la re­la­ción du­ró

cua­tro años, has­ta aho­ra que nos ca­sa­mos”, co­men­tó Fer. Por otro la­do Pa­blo nos pla­ti­có que él su­po que que­ría pa­sar el res­to de su vi­da con Fer por to­do lo que ella le da y le ha­ce sen­tir, “me gus­ta có­mo pien­sa, có­mo es con las per­so­nas y con su fa­mi­lia, so­bre to­do, lo es­pe­cial que es su fa­mi­lia pa­ra ella, una mu­jer pa­ra com­par­tir mi vi­da” agre­gó. Ade­más, el co­men­tó que ella lo ha­ce ser me­jor per­so­na en to­dos los as­pec­tos, pues en co­sas don­de el fla­quea ella le ayu­da, sien­do un gran apo­yo y lo­gran­do un equi­li­brio que los une aún más. Y co­mo mu­chos sa­ben, la par­te de la pe­di­da de ma­tri­mo­nio es de las más emo­cio­nan­tes, “es­tu­vo muy gra­cio­so por­que lo pri­me­ro que hi­ce fue com­prar el ani­llo, y aún no te­nía na­da pla­nea­do, no te­nía idea de có­mo ha­cer­lo”. Así que to­do co­men­zó con un via­je fa­mi­liar a Can­cún don­de Pa­blo acor­dó un plan con el per­so­nal del ho­tel. Una ce­na ro­mán­ti­ca con mu­chas lu­ces y una me­sa de­co­ra­da fue el plan per­fec­to pa­ra con­ti­nuar su be­lla his­to­ria. “Me ven­dó los ojos, me lle­vó a la pla­ya y ahí des­pués de la ri­ca ce­na, se hin­có y me pi­dió ca­sar­me con él”. Fer no po­día evi­tar irra­diar fe­li­ci­dad. Esa ha si­do una de las no­ches más emo­ti­vas de la fe­liz pa­re­ja, pues las lá­gri­mas no pu­die­ron fal­tar, mis­mas que ron­da­ron por la ca­ra del Pa­blo al ver a su fu­tu­ra es­po­sa ves­ti­da de blan­co por pri­me­ra vez. Sin em­bar­go, bus­car el ves­ti­do ideal no fue tan sen­ci­llo, Fer ha­bía bus­ca­do por di­fe­ren­tes lu­ga­res y nin­guno la con­ven­ció, has­ta que co­no­ció Ca­sa So­fía Bo­das, al pro­bar­se un ves­ti­do cor­te prin­ce­sa se dio cuen­ta que te­nía el ves­ti­do per­fec­to. “me en­se­ña­ron el ves­ti­do, me lo pro­bé y no que­ría qui­tár­me­lo” di­jo en­tre ri­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.