Vi­ve en Ro­sa

Ma­ria­na Al­ta­mi­rano y Betty Gar­za

Chic Magazine Tamaulipas - - En Portada -

Lle­ga el mes ro­sa, en el que re­co­no­ce­mos a to­das aque­llas mu­je­res fuer­tes y con una pa­sión por la vi­da, en es­te sweet photo shoot cap­tu­ra­mos lo me­jor de es­tas dos va­lien­tes per­so­na­li­da­des.

“No­so­tras me­re­ce­mos las mis­mas opor­tu­ni­da­des que el hom­bre, las mu­je­res nos so­mos ca­pa­ces de en­fren­tar­nos a los re­tos que el mun­do pre­sen­te”.

U na ex­pe­rien­cia in­creí­ble fue lo que vi­vió

Ma­ria­na Al­ta­mi­rano du­ran­te es­ta se­sión en la que nos con­fe­só sus se­cre­tos me­jor guar­da­dos, con gran año­ran­za re­cuer­da al­gu­nos de los epi­so­dios que más la han sen­si­bi­li­za­do, se tra­ta so­bre su es­ta­día fue­ra de Tam­pi­co. “En di­fe­ren­tes oca­sio­nes vi­ví fue­ra de mi ciu­dad, es al­go que trans­for­mó mi vi­da y va­lo­ré aún más a mi fa­mi­lia, a mis ami­gos, al lu­gar. Dis­fru­te­mos el hoy, es­tés don­de es­tés”. Una de las co­sas que más le apa­sio­na es via­jar, así co­mo ir a la pla­ya y es­cu­char su mú­si­ca, una de las for­ta­le­zas que la dis­tin­guen son la per­se­ve­ran­cia con la que se desen­vuel­ve, así co­mo la or­ga­ni­za­ción tan­to en su vi­da per­so­nal y la­bo­ral.

La vi­da se ha en­car­ga­do de mos­trar­le gran­des

lec­cio­nes. “He te­ni­do mu­chos apren­di­za­jes, pe­ro tal vez el más va­lio­so ha si­do cuan­do com­pren­dí que lo más im­por­tan­te en la vi­da es uno mis­mo, na­die va a ver por ti me­jor que tú mis­ma, apren­dí el va­lor del amor pro­pio y la fuer­za de va­ler­te por ti y pa­ra ti. No hay ex­cu­sas, cuan­do apren­des que so­lo tú eres due­ña de tu vi­da y so­lo tú eres quien de­ci­de qué vi­vir y có­mo vi­vir­lo. La vi­da es be­lla, es ri­sa, es ac­ti­tud, si es­tás bien con­ti­go mis­ma to­do tu en­torno flu­ye”. Sin pen­sar­lo dos ve­ces nos com­par­tió que su má­xi­ma ins­pi­ra­ción la ba­sa en sus hi­jos, los que la mo­ti­van a dar lo me­jor de ella, sien­do el me­jor re­ga­lo que le brin­dó la vi­da, con lo que es­tá eter­na­men­te agra­de­ci­da, por lo que día a día tra­ba­ja con ac­ti­tud y po­si­ti­vis­mo pa­ra cons­truir un mun­do con una me­jor so­cie­dad, al­go de lo que es­tá se­gu­ra es que, si to­dos ca­mi­nan pa­ra bien, se­rán más fe­li­ces y me­nos con­flic­ti­vos sem­bran­do un me­jor fu­tu­ro pa­ra las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes. A pe­sar de los con­tras­tes que ha pa­sa­do en su vi­da, ella se sien­te fe­liz­men­te ple­na, por lo que en unos años quie­re con­ti­nuar así. “La men­te es una he­rra­mien­ta ma­ra­vi­llo­sa en si­tua­cio­nes di­fí­ci­les, Lo fá­cil o di­fí­cil es un ad­je­ti­vo que po­ne­mos no­so­tros mis­mos, así que tú eres quien tie­ne la de­ci­sión de una u otra ma­ne­ra, mi con­se­jo sin­ce­ro es siem­pre te­ner la me­jor ac­ti­tud, fluir con la si­tua­ción que se nos pre­sen­te y no con­cen­trar­te en aque­llo que no pue­des cam­biar, so­bre to­do en es­te mes que nos sen­si­bi­li­za­mos an­te una de las cau­sas de mor­tan­dad más co­no­ci­das”. La ho­ra de sa­car el la­zo ro­sa y apo­yar es­ta cau­sa es al­go tan im­por­tan­te que re­per­cu­ti­rá en la vi­da de to­dos. Betty Gar­za nos ha­ce hin­ca­pié en que nun­ca se de­be per­der la fe, so­bre to­do en las si­tua­cio­nes más di­fí­ci­les de la vi­da.

Una mu­jer sin­ce­ra, com­pro­me­ti­da, con ac­ti­tud po­si­ti­va y gran ami­ga que la vi­da ha sen­si­bi­li­za­do por dis­tin­tas cir­cuns­tan­cias que

se le han pre­sen­ta­do. “Las co­sas pa­san por y pa­ra al­go, las per­so­nas que pa­san por nues­tros ca­mi­nos son maes­tros que nos vie­nen a de­jar lec­cio­nes de vi­da, real­men­te creo que el pre­sen­te es el re­sul­ta­do de lo que hi­ce en el pa­sa­do, así que lo que ha­go aho­ra, se­rá el re­sul­ta­do del fu­tu­ro y eso me for­ja dia­ria­men­te”. El amor es lo que mue­ve su mun­do,por lo que día a día dis­fru­ta al má­xi­mo ca­da co­sa, apre­cia ca­da de­ta­lle y ca­da res­pi­ra­ción co­ti­dia­na, ir a la pla­ya, al ci­ne, a los mu­seos o al tea­tro, sus hob­bies fa­vo­ri­tos, o bien, dis­fru­tar de una tar­de cá­li­da. Con un ca­rác­ter po­de­ro­so, nos pla­ti­ca que el pa­pel de la mu­jer es im­pres­cin­di­ble en es­tos tiem­pos. Por úl­ti­mo, Ma­ria­na y Betty nos pla­ti­can que lo im­por­tan­te es siem­pre apo­yar­se en­tre mu­je­res an­te cual­quier ad­ver­si­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.