El bar­co más gran­de del mun­do, nue­vos Pue­blos Má­gi­cos y más

UN NUE­VO AÑO CO­MIEN­ZA Y ES­TA­MOS AN­SIO­SOS POR CO­NO­CER LO QUE TRAE­RÁ PA­RA EL MUN­DO DEL TURISMO. ¡CO­MIEN­ZA A EMPACAR Y TÓMATE UNAS MERECIDAS VA­CA­CIO­NES!

Chic Passport Monterrey - - ÍNDICE - EN­CUEN­TRA EL PA­QUE­TE IDEAL PA­RA TI DES­DE 749 DLLS POR SIE­TE NO­CHES EN WWW.ROYALCARIBBEAN.COM POR CINDY GUZ­MÁN

Des­de cru­ce­ros, ho­te­les, Pue­blos Má­gi­cos, tre­nes y ex­po­si­cio­nes, es­to es so­lo un po­co de lo que el pró­xi­mo año tie­ne pre­pa­ra­do pa­ra los apa­sio­na­dos de los via­jes. EL BAR­CO MÁS GRAN­DE DEL MUN­DO

Con una ca­pa­ci­dad de 6 mil 780 pa­sa­je­ros y 2 mil 175 per­so­nas de tri­pu­la­ción, el SYMPHONY OF THE SEAS se corona co­mo la ciu­dad flo­tan­te más sor­pren­den­te de al­ta mar. La ex­pe­rien­cia es de sie­te no­ches por el Ca­ri­be, don­de to­da la fa­mi­lia dis­fru­ta de la gas­tro­no­mía, las ame­ni­da­des y de los im­pre­sio­nan­tes shows ti­po Broad­way que se en­cuen­tran a bor­do.

Es­tu­vi­mos en el via­je inau­gu­ral de es­te cru­ce­ro -el más gran­de de la flo­ta de Ro­yal Ca­rib­bean In­ter­na­cio­nal y del mun­do- don­de pu­di­mos de­lei­tar nues­tro pa­la­dar con más de 20 res­tau­ran­tes de es­pe­cia­li­dad co­mo Ja­mie’s Ita­lian del re­co­no­ci­do chef Ja­mie Oli­vier, ex­pe­ri­men­tar la co­ci­na ima­gi­na­ti­va en Won­der­land y sa­bo­rear el me­nú ar­tís­ti­co de 150 Cen­tral Park.

Sin du­da, el bar­co es im­pre­sio­nan­te en to­dos los sen­ti­dos. Si de di­ver­sión se tra­ta, el área de al­ber­cas con los to­bo­ga­nes acuá­ti­cos, la ti­ro­le­sa y el mi­ni­golf es­tán lis­tos pa­ra que tus tar­des so­bre el mar sean de lo más es­pe­cia­les. ¿Lo me­jor? The Ul­ti­ma­te Abyss, un to­bo­gán que si­mu­la una caí­da de 33 metros, lo que equi­va­le a 10 cu­bier­tas del bar­co, ¡so­lo pa­ra va­lien­tes!

Por la no­che los es­pec­tácu­los se ha­cen pre­sen­tes con lo me­jor del ar­te cir­cen­se en el icó­ni­co Aqua Thea­ter, el ya co­no­ci­do y fas­ci­nan­te show so­bre hie­lo en el Stu­dio B y el high­light, Hairs­pray, el mu­si­cal ba­sa­do en el li­bro de Mark O'Don­nell y Tho­mas Meehan. ¿Quie­res se­guir la fies­ta? El Ca­sino Ro­yal, los an­tros y ba­res co­mo Dazz­les, Bo­le­ros o el Bio­nic Bar, te acom­pa­ña­rán en tu ce­le­bra­ción.

CO­MING SOON…

El cru­ce­ro ya co­men­zó sus re­co­rri­dos, pe­ro los más es­pe­cia­les se­rán a par­tir de fe­bre­ro cuan­do in­clu­yan en su iti­ne­ra­rio el THE PERFECT DAY AT COCOCAY, un des­tino pri­va­do de las Baha­mas ex­clu­si­vo pa­ra los hués­pe­des de Ro­yal Ca­rib­bean don­de po­drás re­la­jar­te, dis­fru­tar de las pla­yas más bo­ni­tas del Ca­ri­be y vi­vir in­creí­bles ex­pe­rien­cias co­mo el par­que acuá­ti­co Th­rill, la ti­ro­le­sa y la al­ber­ca de olas.

TEO­TIHUA­CÁN ES LA SE­GUN­DA ZO­NA AR­QUEO­LÓ­GI­CA MÁS VI­SI­TA­DA EN EL MUN­DO

Y LA PRI­ME­RA EN EL PAÍS.

¡TIPS PA­RA VIA­JAR EN CRU­CE­RO!

NO VUELES EL DÍA QUE ZARPAS Re­cuer­da que las ae­ro­lí­neas pue­den re­tra­sar o can­ce­lar los vue­los, lo re­co­men­da­ble es vo­lar un día an­tes y es­tar cer­ca del puer­to pa­ra no per­der el cru­ce­ro, ya que son muy pun­tua­les.

ADAPTADOR DE CO­RRIEN­TE Ge­ne­ral­men­te los cru­ce­ros eu­ro­peos tie­nen las en­tra­das re­don­das y los ame­ri­ca­nos cuen­tan con en­tra­das pla­nas, de­bes re­vi­sar es­te de­ta­lle an­tes de que tu ce­lu­lar no se pue­da car­gar por días.

PREPÁRATE PA­RA NO TE­NER WI­FI

La ma­yo­ría de las com­pa­ñías de cru­ce­ros ofre­cen la op­ción de co­nec­tar­te, pe­ro es­te ser­vi­cio tie­ne cos­to ex­tra. Me­jor re­lá­ja­te, apa­ga tus da­tos y es­pe­ra a des­cen­der en al­gún puer­to don­de te pue­das co­nec­tar a una se­ñal de Wi­fi.

LLE­VA SIEM­PRE CON­TI­GO TU TAR­JE­TA DE IDEN­TI­FI­CA­CIÓN

Cuan­do abor­des y ha­gas tu check-in te en­tre­ga­rán una tar­je­ta elec­tró­ni­ca que fun­cio­na pa­ra to­do lo que desees du­ran­te tu via­je, se­rá la lla­ve de tu ha­bi­ta­ción y con ella po­drás re­ser­var ac­ti­vi­da­des, com­prar en las tien­das a bor­do y es ne­ce­sa­ria pa­ra des­cen­der y abor­dar de nue­vo el bar­co.

ATIEN­DE AL SI­MU­LA­CRO DE EMER­GEN­CIA Es in­dis­pen­sa­ble que asis­tas y pon­gas mu­cha aten­ción, ya que da­rán las ins­truc­cio­nes en ca­so de un in­ci­den­te o emer­gen­cia. La ru­ta y ubi­ca­ción de ca­da pa­sa­je­ro de­pen­de de la ca­bi­na en la que es­té hos­pe­da­do.

EX­PRE­SO TEO­TIHUA­CANO

A to­dos los que vi­ven o vi­si­tan la Ciu­dad de Mé­xi­co pron­to les se­rá más fá­cil y có­mo­do dis­fru­tar de la zo­na ar­queo­ló­gi­ca de Teo­tihua­cán. El tren Po­lan­coTeo­tihua­cán pre­ten­de di­ver­si­fi­car el turismo y agre­gar pro­duc­tos cul­tu­ra­les pa­ra que los vi­si­tan­tes dis­fru­ten más tiem­po de ac­ti­vi­da­des además de vi­si­tar las pi­rá­mi­des.

El Ex­pre­so Teo­tihua­cano ini­cia­rá ope­ra­cio­nes en 2019 y el re­co­rri­do se­rá de 1 ho­ra y 45 mi­nu­tos los cua­tro días a la se­ma­na. El tren con ca­pa­ci­dad pa­ra 890 pa­sa­je­ros, con­ta­rá con 15 va­go­nes, de lu­jo y de cla­se eco­nó­mi­ca, to­dos con ai­re acon­di­cio­na­do y ca­le­fac­ción, sa­ni­ta­rios y pan­ta­llas de te­le­vi­sión.

PRI­MER HO­TEL SUB­TE­RRÁ­NEO

¿Te ima­gi­nas un ho­tel ba­jo tie­rra? El IN­TER­CON­TI­NEN­TAL SHANG­HAI

WON­DER­LAND -tam­bién co­no­ci­do co­mo Deep Pit Ho­tel- fi­nal­men­te abrió sus puer­tas en oc­tu­bre de es­te año y es­ta­mos lis­tos pa­ra co­no­cer­lo en 2019. Fue cons­trui­do en un po­zo pro­fun­do de una can­te­ra aban­do­na­da en el su­r­oes­te de Shang­hai con prin­ci­pios de di­se­ño eco­ló­gi­cos y ge­ne­ra­ción de su ener­gía pro­pia, ca­le­fac­ción e ilu­mi­na­ción.

El ho­tel, con­si­de­ra­do una ma­ra­vi­lla ar­qui­tec­tó­ni­ca, cuen­ta con 337 habitaciones y sui­tes don­de los hués­pe­des pue­den dis­fru­tar de las vis­tas de las cas­ca­das que se ex­tien­den des­de los acan­ti­la­dos has­ta la cas­ca­da de vi­drio que se en­cuen­tra en el cen­tro del com­ple­jo, además de dos ni­ve­les sub­ma­ri­nos que al­ber­gan un res­tau­ran­te y habitaciones fren­te a un acuario de diez metros de pro­fun­di­dad.

DEEP PIT HO­TEL SE EN­CUEN­TRA CER­CA DE LU­GA­RES DE IN­TE­RÉS CO­MO EL PAR­QUE NA­CIO­NAL DE SHESHAN Y LOS JAR­DI­NES BOTÁNICOS DE CHENSHAN.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.