CUES­TIÓN DE AC­TI­TUD

Chilango - - CAPITAL -

Pla­ti­ca­mos con Do­lo­res Béis­te­gui, di­rec­to­ra del mu­seo, pa­ra que nos ex­pli­ca­ra qué cam­bia.

¿POR QUÉ DE­CI­DIE­RON RE­NO­VAR­SE?

El mu­seo se creó ha­ce 20 años. Fui­mos pioneros y por mu­cho tiem­po fui­mos una re­fe­ren­cia, pe­ro en­ve­je­ci­mos. En­tra­mos a una zo­na de con­fort, y lle­ga­mos a un pun­to en el que los vi­si­tan­tes no sa­lían con un men­sa­je alen­ta­dor des­pués de es­tar en el mu­seo. De­ci­di­mos que era mo­men­to de mo­der­ni­zar­nos pa­ra po­der abor­dar las pro­ble­má­ti­cas que no exis­tían o no era tan gra­ves cuan­do se creó el mu­seo, co­mo la obe­si­dad, el bull­ying, la in­se­gu­ri­dad, la vio­len­cia y la co­rres­pon­sa­bi­li­dad con el me­dio am­bien­te.

¿QUÉ HA­RÁN PA­RA DAR ESE MEN­SA­JE ALEN­TA­DOR?

La for­ma en que te re­ci­be un mu­seo mar­ca el tono de tu vi­si­ta, y la del Pa­pa­lo­te no era la más ade­cua­da: te­nías que ha­cer fi­las afue­ra a ve­ces ba­jo el sol o la llu­via, las ta­qui­llas eran po­co ami­ga­bles y no ha­bía quién te die­ra información o re­sol­vie­ra tus du­das. El nue­vo Pa­pa­lo­te ten­drá un gran ves­tí­bu­lo con un gran mu­ral di­gi­tal in­ter­ac­ti­vo en el que se pro­yec­ta­rán los men­sa­jes que bus­ca­mos trans­mi­tir y ha­brá un mó­du­lo de información pa­ra re­sol­ver to­das las du­das. Es­te es­pa­cio se­rá pu­bli­co, po­drás es­tar ahí to­do el tiem­po que quie­ras, sin ne­ce­si­dad de en­trar al mu­seo o pa­gar al­go.

El mu­seo ten­drá me­nos ex­hi­bi­cio­nes, pe­ro ex­pe­rien­cias más com­ple­tas pa­ra ge­ne­rar un pen­sa­mien­to crí­ti­co. Trans­mi­tir un ac­ti­tud. Y ca­da ex­pe­rien­cia se­rá es­pe­cial. La nue­va mu­seo­gra­fía te ha­rá sen­tir que es­tán en un lu­gar úni­co.

¿QUÉ BUS­CAN PRO­VO­CAR EN LOS CHI­LAN­GUI­TOS?

Lo que que­re­mos es fo­men­tar una ac­ti­tud: que la idea de apren­der no es­té aso­cia­da con el abu­rri­mien­to. Pa­ra es­to pro­po­ne­mos un apren­di­za­je que no ge­ne­re pre­sión o el mie­do de te­ner un exá­men o una bue­na ca­li­fi­ca­ción. Y que es­to a su vez ayu­de a ele­var el au­to­es­ti­ma de los ni­ños.

La idea es que el ni­ño se vea co­mo una estrella y en­tien­da que lo que les im­por­ta lo pue­den me­jo­rar, em­pe­zan­do y po­drán exi­gir co­sas, co­mo po­ner un pa­so pea­to­nal en sus es­cue­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.