Has­ta la tie­rra de los can­gu­ros

Chilango - - CAPITAL -

Es­te mi­xó­lo­go chi­lan­go com­pi­tió es­te año por Mé­xi­co en el con­cur­so mun­dial de coc­te­le­ría Ba­car­dí Le­gacy, en Aus­tra­lia.

Es­tá li­te­ral­men­te del otro la­do del mun­do. Pe­ro pa­ra Al­ber­to, el via­je a Aus­tra­lia fue mu­cho más lar­go de lo usual. Co­mo no tie­ne vi­sa ame­ri­ca­na, fue­ron 40 ho­ras de via­je. «29 ho­ras de vue­los y 11 de co­ne­xio­nes; Ciu­dad de Mé­xi­co a Lon­dres, lue­go a Sin­ga­pur y, fi­nal­men­te, a Sydney».

Es di­rec­tor de be­bi­das de Gru­po Fis­her’s y tie­ne a su car­go los 27 res­tau­ran­tes de ma­ris­cos, cin­co ba­res ( BIGS), el res­tau­ran­te Si­mon’s y los dos De­crabs. Lle­va­ba per­fec­ta­men­te do­mi­na­da la pre­pa­ra­ción de su coc­tel La Fa­mi­lia, con el que ven­ció en mar­zo a mi­xó­lo­gos y bar­ten­ders de to­da la re­pú­bli­ca en la eli­mi­na­to­ria na­cio­nal. Pe­ro ya en Aus­tra­lia, a la ho­ra de su­bir al es­ce­na­rio, los ner­vios lo trai­cio­na­ron jus­to fren­te a los jue­ces...

¿QUÉ ERA LO MÁS IM­POR­TAN­TE EN TU EQUIPAJE?

Un ex­pri­mi­dor chi­lan­go, el tí­pi­co de ju­gos de pues­to. ¡Ah!, y una má­qui­na de pa­lo­mi­tas pa­ra crear la at­mós­fe­ra que que­ría. Tam­bién lle­va­ba mis he­rra­mien­tas fa­vo­ri­tas que cual­quier bar­ten­der pro­fe­sio­nal ne­ce­si­ta, co­mo sha­kers, una bue­na cu­cha­ra de bar, dis­tin­tos co­la­do­res y mi jig­ger fa­vo­ri­to.

¿QUÉ TE DA­BA MÁS ILU­SIÓN DE GA­NAR EL LE­GACY?

Po­der de­mos­trar­me los cam­bios que he al­can­za­do en mi evo­lu­ción pro­fe­sio­nal y dar a co­no­cer una par­te de mí y mi país a per­so­na­jes que tal vez nun­ca cre­ye­ron que Mé­xi­co tie­ne es­te ni­vel en coc­te­le­ría.

¿QUÉ VEN­TA­JAS TE­NÍA TU TRA­GO CON­TRA EL DE LOS OPO­NEN­TES?

Es un coc­tel to­tal­men­te fue­ra de lo or­di­na­rio y tie­ne in­gre­dien­tes que en es­tos mo­men­tos es­tán sien­do ten­den­cia, y no por que lo di­ga yo; he vis­to mu­chas pu­bli­ca­cio­nes que hablan de las pa­lo­mi­tas de maíz en la gas­tro­no­mía. Y el cho­co­la­te es uno de los in­gre­dien­tes más uti­li­za­dos en es­te mo­men­to en el mun­do.

AL SU­BIR AL ES­CE­NA­RIO SE OÍA CO­MO QUE TE FAL­TA­BA EL ALIEN­TO. ¿QUÉ PA­SÓ?

El apo­yo de to­da la gen­te en el au­di­to­rio fue al­go que no es­pe­ra­ba. Ver a to­dos aplau­dien­do y sor­pren­dién­do­se por mi téc­ni­ca fue al­go que no su­pe­ra­ba en emo­ción, les fas­ci­nó el vi­deo que lle­va­mos y to­dos, pe­ro to­dos, es­ta­ban ahí... Lo que no pa­só con otros com­pe­ti­do­res.

¿QUÉ OPI­NAS DE QUIEN GA­NÓ ES­TE AÑO EL LE­GACY? ¿ERA TU FA­VO­RI­TO?

El fran­cés Frank De­dieu (del Red­wood de Lyon) es to­do un show­man y uno de los me­jo­res ami­gos que hi­ce.

¿CÓ­MO SIEN­TES LA COC­TE­LE­RÍA CHI­LAN­GA A PAR­TIR DE LO QUE VIS­TE EN LA COM­PE­TEN­CIA?

Po­cos bar­ten­ders o mi­xó­lo­gos he­mos te­ni­do la opor­tu­ni­dad de via­jar y apren­der fue­ra del país. Es­ta­mos em­pe­zan­do a es­cri­bir una his­to­ria de es­te ra­mo en Mé­xi­co, que, ob­vio, se cen­tra en el DF.

¿CUÁ­LES SON PA­RA TI LOS ME­JO­RES LU­GA­RES EN NUES­TRA CIU­DAD EN MI­XO­LO­GÍA?

De­ben te­ner una at­mós­fe­ra increíble, muy bue­nos an­fi­trio­nes, bue­na mú­si­ca y, ob­via­men­te, una coc­te­le­ría que me asom­bre y no co­mo el res­to, que, si te soy sin­ce­ro, ca­si to­dos dan pan con lo mis­mo. En mi opi­nión, los cin­co se­rían el Ju­les de Po­lan­co y el Gin Gin, Ben­ga­la, el Li­man­tour y Ar­te­mi­sia en la Ro­ma.

A LA DIS­TAN­CIA, ¿HU­BIE­RAS HE­CHO AL­GO DI­FE­REN­TE?

¡Sí! Re­cor­dar que el vol­ta­je era di­fe­ren­te y no pu­de uti­li­zar la di­cho­sa má­qui­na de pa­lo­mi­tas que hu­bie­ra cul­mi­na­do co­mo una ce­re­za en el coc­tel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.