Dul­ce con­tro­ver­sia

Chilango - - NUESTROS CRÍTICOS -

El azú­car ha si­do ob­je­to de gran po­lé­mi­ca, in­clu­so car­ga so­bre ella ser la ra­zón por la que los chi­lan­gos su­fri­mos de so­bre­pe­so.

La sa­ta­ni­za­ción acer­ca del con­su­mo del azú­car cre­ció con la apro­ba­ción del au­men­to de un pe­so por li­tro a las be­bi­das sa­bo­ri­za­das, vía el Im­pues­to Es­pe­cial so­bre Pro­duc­ción y Ser­vi­cios (IEPS), que bus­ca dis­mi­nuir el so­bre­pe­so y la dia­be­tes en la po­bla­ción. Lo cier­to es que el azú­car no es tan ma­la, chi­lan­gos y no chi­lan­gos la ne­ce­si­ta­mos por­que ac­túa co­mo un com­bus­ti­ble en nues­tro ce­re­bro, ya que me­jo­ra nues­tra aten­ción, me­mo­ria y apren­di­za­je. Aho­ra bien, si so­mos ho­nes­tos, las be­bi­das sa­bo­ri­za­das o los ali­men­tos no bá­si­cos de al­ta den­si­dad ca­ló­ri­ca no son 100% cul­pa­bles del de­te­rio­ro de nues­tra sa­lud, ga­na­mos ki­li­tos de más y pa­de­ce­mos al­gu­nas en­fer­me­da­des por los ma­los há­bi­tos que ad­qui­ri­mos con los años al co­mer. En­ton­ces, ¿apli­car el IEPS ayu­da real­men­te a dar bue­nos re­sul­ta­dos a la sa­lud? Lo cier­to es que la ma­la cul­tu­ra de no lle­var una die­ta ba­lan­cea­da es una de las ac­cio­nes que ve­ni­mos arras­tran­do des­de la in­fan­cia. En re­su­men, vie­ne des­de la fa­mi­lia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.