Nu­tri­ción

Pa­ra que no es­tén al fi­nal de tus an­to­jos, ha­cer­las atrac­ti­vas en tu pla­to es sen­ci­llo. Con es­tos tips, ¡se te hará agua la bo­ca!

Cocina Facil (México) - - CONTENIDO -

IMA­GI­NA LA VER­DU­RA QUE ME­NOS TE GUS­TE. ¿HAS PEN­SA­DO POR QUÉ NO ES TU FA­VO­RI­TA?

Qui­zá en tu ni­ñez tu ma­má te obli­gó a co­mer­la sin per­mi­so de pa­rar­te de la me­sa has­ta que te la ter­mi­na­ras. Mu­chas ve­ces es­tas con­duc­tas nos con­di­cio­nan a evi­tar es­te ali­men­to

en cuan­to po­de­mos ha­cer­lo. Sin em­bar­go, es muy fá­cil re­to­mar el há­bi­to y trans­mi­tir­lo a tus hi­jos: to­do es cues­tión de crea­ti­vi­dad. Si sien­tes que te fal­ta ins­pi­ra­ción, te com­par­ti­mos ocho con­se­jos pa­ra que sea sen­ci­llo au­men­tar el con­su­mo de fru­tas y ver­du­ras en tu fa­mi­lia.

1. HAZ­LO DI­VER­TI­DO

¿ Qué tal pro­bar una piz­za de ve­ge­ta­les? ¿ O un sánd­wich usan­do di­ver­sas ver­du­ras co­mo las ta­pas del pan? Co­lo­ca las ver­du­ras en tus re­ce­tas don­de me­nos lo pen­sa­bas. Es­ta­rás co­mien­do más sin no­tar­lo al in­cluir­la en tus pla­ti­llos.

2. POS­TRE AL NA­TU­RAL

An­tes de que tus ni­ños se acos­tum­bren a los pas­te­li­tos, arrái­ga­les el gus­to por el azú­car na­tu­ral de las fru­tas. Son más sa­lu­da­bles, tie­nen mu­chos be­ne­fi­cios de sa­lud, ¡ y son de­li­cio­sas! Pon­le en su lunch op­cio­nes co­mo na­ran­jas, fre­sas o al­gu­nas fram­bue­sas, por ejem­plo, jun­to con al­gu­nas nue­ces pa­ra dar­le ener­gía en lo que res­ta del día

3. QUÍTALES LA PRE­SIÓN

Re­cuer­da que co­mer ver­du­ras sa­tis­fa­ce más que otras co­mi­das. De­ja que tus ni­ños las con­su­man a su rit­mo, ¡no los ati­bo­rres! Co­la­bo­ra co­mien­do tam­bién mu­chas fru­tas y ver­du­ras pa­ra que se le ha­ga na­tu­ral ver­las en ca­sa y se les an­to­jen.

4. UN SNACK DIS­PO­NI­BLE

Haz el há­bi­to en ca­sa con el pro­pó­si­to de que a cual­quier ho­ra tus hi­jos pue­dan ha­llar ver­du­ras en el re­fri. Así que man­tén un re­ci­pien­te con va­rias sec­cio­nes lleno de za­naho­rias cru­das, ji­to­ma­tes cherry, pe­pi­nos en bas­to­nes o lo que se les an­to­je. Tam­bién pue­de ser un po­co de fru­ta: al­go que se en­cuen­tre lis­to al mo­men­to de que ten­gan ham­bre.

5. ENVUÉLVELAS

Una ma­ne­ra fá­cil de co­mer­las es en wraps. Las pue­des en­viar a tus pe­que­ños en su re­fri­ge­rio del día y son una ex­ce­len­te op­ción pa­ra cual­quier ho­ra. In­cor­po­ra un po­co de ja­món, que­so o la pro­teí­na que quie­ras y prue­ba di­ver­sas com­bi­na­cio­nes con el pro­pó­si­to de vol­ver­las las fa­vo­ri­tas de tus hi­jos.

6. ESCÓNDELAS

Por ejem­plo: prue­ba cam­biar las pa­pas fri­tas por ca­mo­tes o za­naho­rias hor­nea­das, pre­pa­ra fi­deos de ca­la­ba­ci­ta ( haz­los con un es­pi­ra­li­za­dor) co­mo si fue­ra una pas­ta nor­mal o agre­ga al­gu­nas ho­jas de es­pi­na­ca fres­ca a su li­cua­do ma­tu­tino. No se no­tan en sa­bor, pe­ro sí en sus be­ne­fi­cios.

7. SÍR­VE­LAS EN JUGOS

Un ju­go de za­naho­ria con be­ta­bel tie­ne un co­lor atrac­ti­vo y es tan dul­ce que am­bas ver­du­ras es­con­den su sa­bor de es­ta for­ma. Bus­ca com­bi­na­cio­nes atrac­ti­vas, co­mo me­lón con pe­pino y ki­wi, pa­ra que la fru­ta sea una ex­plo­sión de gus­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.