La som­bra del PAN

ContraReplica - - NACIÓN - ADRIA­NA MO­RENO COR­DE­RO • Pe­rio­dis­ta mor­co­[email protected]

Tan­to la opo­si­ción en el Con­gre­so de la Unión, co­mo los di­ri­gen­tes del PAN, Mar­ko Cor­tés; PRI, Clau­dia Ruiz Mas­sieu; Cle­men­te Cas­ta­ñe­da, de Mo­vi­mien­to Ciu­da­dano, y Án­gel Ávi­la, del PRD, hi­cie­ron pú­bli­co su re­cha­zo con res­pec­to a la Re­vo­ca­ción de Man­da­to plan­tea­da por el Pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor y pre­sen­ta­ron su pro­pues­ta de que la con­sul­ta so­bre es­te te­ma que se ha vuel­to el cen­tro del de­ba­te, se lle­ve a ca­bo a par­tir de di­ciem­bre de 2021, jus­to cuan­do el Je­fe del Eje­cu­ti­vo cum­ple tres años en el go­bierno y no an­tes.

Mu­chas son las ra­zo­nes por las que la opo­si­ción di­jo no a di­cha pro­pues­ta, en­tre ellas, que es­ta ini­cia­ti­va de­be pro­ve­nir de la ciu­da­da­nía y no del Je­fe del Eje­cu­ti­vo, por lo que la opo­si­ción coin­ci­de en se­ña­lar que lo que se pre­ten­de más bien es una Ra­ti­fi­ca­ción de Man­da­to.

Sin em­bar­go, hay otro mo­ti­vo que se de­be des­ta­car, so­bre to­do, de ca­ra a las elec­cio­nes de 2021, don­de Mo­re­na medirá su fuer­za y quie­re con­ser­var su ma­yo­ría.

No hay que per­der de vis­ta que, en es­te abi­ga­rra­do pa­no­ra­ma po­lí­ti­co na­cio­nal, el PAN es el úni­co ins­ti­tu­to po­lí­ti­co que tie­ne po­si­bi­li­da­des de con­ver­tir­se en una opo­si­ción real al par­ti­do ma­yo­ri­ta­rio, por lo que se ha con­ver­ti­do en una som­bra so­bre és­te y de­be asu­mir ese rol.

Pa­ra ra­ti­fi­car lo an­te­rior ha­bría que re­cor­dar al­gu­nos da­tos. Lue­go de las elec­cio­nes del 1 de ju­lio de 2018, Ac­ción Na­cio­nal se vino aba­jo, co­lo­cán­do­se en se­rio ries­go de des­mo­ro­nar­se por­que lle­gó a te­ner una pre­fe­ren­cia que ape­nas lle­ga­ba al 9 por cien­to y an­tes, tu­vo im­por­tan­tes mi­gra­cio­nes.

Des­pués de los co­mi­cios, los del 2 de ju­nio, Ac­ción Na­cio­nal cap­tó una pre­fe­ren­cia que re­pun­tó pa­ra lle­gar a al­re­de­dor del 23 por cien­to y si bien per­die­ron dos im­por­tan­tes gu­ber­na­tu­ras co­mo son Ba­ja Ca­li­for­nia y Pue­bla, en tér­mi­nos reales, ob­tu­vie­ron un ma­yor nú­me­ro de vo­tos que Mo­re­na.

Pa­ra ex­pli­car­se es­te úl­ti­mo fe­nó­meno, los pa­nis­tas re­fle­xio­na­ron en que en el ca­so de Ba­ja Ca­li­for­nia, el par­ti­do al­bi­ce­les­te lle­va­ba 30 años en la gu­ber­na­tu­ra y la ciu­da­da­nía, siem­pre quie­re en al­gún mo­men­to un cam­bio, amén de que la la­bor des­ple­ga­da por el ac­tual go­ber­na­dor, Fran­cis­co Ki­ko Ve­ga, no fue la me­jor.

Sin em­bar­go, hay que re­cor­dar que en Ba­ja Ca­li­for­nia, la gu­ber­na­tu­ra que ga­nó Mo­re­na se­rá só­lo de dos años e in­du­da­ble­men­te, Os­car Ve­ga Ma­rín, quien fue­ra can­di­da­to de ese par­ti­do al go­bierno del es­ta­do, vol­ve­rá a con­ten­der por­que se tra­ta de un buen cua­dro de Ac­ción Na­cio­nal y es­ta pri­me­ra con­tien­da po­dría con­si­de­rar­se un en­sa­yo.

Res­pec­to a Pue­bla, el pa­nis­mo era el ex­go­ber­na­dor Ra­fael Mo­reno Va­lle, por lo que a la muer­te del ex­se­na­dor y la go­ber­na­do­ra Mart­ha Eri­ka Alon­so, el PAN se des­di­bu­jó. Aho­ra, el PAN tie­ne de fren­te la res­pon­sa­bi­li­dad aca­so más di­fí­cil de to­da su his­to­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.