Corredor Industrial

‘Dis­pa­ra’ gran his­to­ria

›› Pre­sen­ta el is­rae­lí Et­gar Ke­ret su li­bro de cuen­tos más sor­pren­den­te: “La penúltima vez que fui hom­bre ba­la”

- May­ra Cór­do­va Sán­chez Writing · Arts · Israel · Etgar Keret

Con­si­de­ra­do co­mo el au­tor más im­por­tan­te y po­pu­lar en­tre la ju­ven­tud de Israel, Et­gar Ke­ret com­par­tió su tra­ba­jo y ver­sa­ti­li­dad con la plu­ma en la Fe­ria Na­cio­nal del Li­bro de León.

“La penúltima vez que fui hom­bre ba­la”, es su li­bro de cuen­tos más osa­do y sor­pren­den­te, en el que des­lum­bra por su ca­pa­ci­dad pa­ra crear víncu­los de em­pa­tía an­te las si­tua­cio­nes más dis­pa­ra­ta­das.

En es­te re­la­to, un hom­bre a quien ha de­ja­do su mu­jer, cu­yo hi­jo le ha di­cho que es un ce­ro a la iz­quier­da y a quien in­clu­so su obe­so ga­to ha aban­do­na­do, es con­mi­na­do por el due­ño de un cir­co en el que tra­ba­ja pa­ra sus­ti­tuir al hom­bre ba­la.

“Pa­ra mí es­cri­bir es co­mo dis­pa­rar, co­mo lo es es­ta his­to­ria. El per­so­na­je sa­le dis­pa­ra­do por el ca­ñón y es al­go ries­go­so que no sa­be lo que va a pa­sar; igual yo cuan­do es­cri­bo al­go dis­pa­ro so­bre mi pro­pia pers­pec­ti­va de vi­da y pue­do ver des­de arri­ba mu­chas co­sas que no veía an­tes”, co­men­tó des­de la dis­tan­cia.

Ig­no­ran­do las ad­ver­ten­cias de los pa­ya­sos que an­te el de­li­rio del pú­bli­co lo in­vi­tan a re­fle­xio­nar so­bre los pe­li­gros que aque­jan se­me­jan­te pro­fe­sión, el hom­bre se me­te a trom­pi­co­nes en el ca­ñón y sa­le dis­pa­ra­do muy fue­ra del blan­co has­ta ha­cer un boquete en la car­pa del cir­co. Vue­la y mi­ra su ciu­dad, su mun­do y a to­dos aque­llos que lo han aban­do­na­do des­de las al­tu­ras, y en­cuen­tra ahí su nue­va vo­ca­ción.

“La fal­ta de con­trol es al­go que to­dos los per­so­na­jes del li­bro com­par­ten, y yo es­cri­bí es­te li­bro por­que no ten­go con­trol so­bre mi vi­da e in­cons­cien­te­men­te plas­mé eso.

“Ten­go una pla­ye­ra que di­ce ‘las ma­las de­ci­sio­nes ha­cen bue­nas his­to­rias’ y uno de mis ta­len­tos co­mo es­cri­tor es que soy muy bueno to­man­do ma­las de­ci­sio­nes”, bro­meó.

Et­gar com­par­tió que es­te li­bro lo es­cri­bió an­tes de la pan­de­mia, pe­ro ase­gu­ró que es ap­to pa­ra la si­tua­ción ac­tual en la que los se­res hu­ma­nos han com­par­ti­do un pe­rio­do de tiem­po sin sa­ber qué pa­sa­rá en el fu­tu­ro y lo di­fí­cil que es ha­cer pla­nes a lar­go pla­zo, por lo que es­ta so­le­dad del mun­do pue­de ser des­orien­ta­da e in­cons­cien­te en el es­pí­ri­tu de su obra li­te­ra­ria.

El au­tor co­men­zó a es­cri­bir des­de 1992 y ha pu­bli­ca­do cua­tro li­bros de cuen­to, una no­ve­la, tres có­mic y uno pa­ra ni­ños. Sus tra­ba­jos han si­do best se­llers en Israel y han re­ci­bi­do elo­gios de la crí­ti­ca in­ter­na­cio­nal.

“En la pan­de­mia, la fuer­za de iner­cia se de­tu­vo por­que an­tes nos le­van­tá­ba­mos, íba­mos con los ni­ños a la es­cue­la, al su­per­mer­ca­do, sim­ple­men­te lo ha­cía­mos, pe­ro to­dos nos vol­vi­mos ar­tis­tas y tu­vi­mos que co­nec­tar con nues­tra au­ten­ti­ci­dad y rein­ven­tar­nos”, fi­na­li­zó.

Los úl­ti­mos seis me­ses han si­do los más pro­lí­fi­cos pa­ra mi vi­da de ar­tis­ta. Cuan­do se de­tie­ne la vi­da te­ne­mos más ideas y cuan­do la vi­da es fá­cil no lo­gra­mos crear, es­ta pan­de­mia nos ayu­da a ge­ne­rar nue­vas co­sas.‹‹

Et­gar Ke­ret, es­cri­tor is­rae­lí

 ??  ?? ››
››
 ?? /Fo­tos: Cor­te­sía ?? El is­rae­lí es el au­tor más im­por­tan­te en­tre la ju­ven­tud de su­país
/Fo­tos: Cor­te­sía El is­rae­lí es el au­tor más im­por­tan­te en­tre la ju­ven­tud de su­país

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico