BE­NE­FI­CIOS Y ERRO­RES AL PA­SEAR A TU PE­RRO

Si acos­tum­bras a tu mas­co­ta a sa­lir a la ca­lle des­de pe­que­ño, él se ha­bi­tua­rá a to­da cla­se de rui­dos, olo­res, per­so­nas e in­clu­so otros ani­ma­les

Correo - Ocio Dominical - - MASCOTAS -

Los que te­ne­mos pe­rro en ca­sa sa­be­mos que sa­car de pa­seo a nues­tra mas­co­ta, im­pli­ca al­go más que el que él ha­ga sus ne­ce­si­da­des. Ya sa­be­mos que su­po­ne una gran res­pon­sa­bi­li­dad, pues hay que aten­der sus ne­ce­si­da­des bá­si­cas co­mo son la co­mi­da, la sa­lud, el jue­go y tam­bién su pa­seo dia­rio. Tie­nes que te­ner en cuen­ta que hay ra­zas que ne­ce­si­ta­rán más tiempo de pa­seo o que lo sa­ques más ve­ces al día.

Pues bien, va­mos a de­mos­trar los múl­ti­ples be­ne­fi­cios que tie­nen pa­sear a tu pe­rro, pe­ro no só­lo pa­ra él, sino tam­bién pa­ra ti y pa­ra los de­más miem­bros de tu fa­mi­lia. ¿Quie­res co­no­cer­los?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.