SE­ÑA­LES DE QUE ES­TÁS EN UN MA­TRI­MO­NIO IN AMOR

Es im­por­tan­te que an­te el pri­mer de­ta­lle pue­das reac­cio­nar a tiem­po y es­tar en una re­la­ción que pros­pe­re

Correo - Ocio Dominical - - ELLAS -

No hay na­da co­mo las ma­ri­po­sas en el es­tó­ma­go, la idea de dar­lo to­do por UNA per­so­na; la emo­ción de la pri­me­ra ci­ta, la an­ti­ci­pa­ción del pri­mer be­so, el con­flic­to de “¿me quie­re o no me quie­re?” Es co­mo re­gre­sar a ser un ni­ño.

Pe­ro a me­di­da que la re­la­ción evo­lu­cio­na, los sen­ti­mien­tos cam­bian. La co­ne­xión se vuel­ve más pro­fun­da y cuan­do te das cuen­ta que amar a al­guien re­quie­re MU­CHA co­mu­ni­ca­ción, com­pro­mi­so y tra­ba­jo du­ro… las co­sas no re­gre­san a ser co­mo an­tes.

Y te pre­gun­ta­rás có­mo es que al­go TAN per­fec­to pue­de ter­mi­nar con tan­to su­fri­mien­to.

Y es­tar en un ma­tri­mo­nio sin amor usual­men­te no es al­go que su­ce­de de la no­che a la ma­ña­na; es po­si­ble lle­gar a ese pun­to sin dar­se cuen­ta com­ple­ta­men­te, pe­ro el amor sim­ple­men­te no des­apa­re­ce de la na­da.

La co­mu­ni­ca­ción es ma­la

¿Pe­lean mu­cho? ¿O sim­ple­men­te ya no se ha­blan? La gen­te pue­de dis­tan­ciar­se por es­trés, se­gún Psych­cen­tral. De he­cho es mu­cho más preo­cu­pan­te que no pe­leen en lo ab­so­lu­to, pues de­no­ta un de­sin­te­rés tre­men­do en la re­la­ción.

Tu pa­re­ja no se es­fuer­za (¿y tú sí?)

Es ob­vio que es­tás en una re­la­ción sin amor si tú te es­fuer­zas por re­vi­vir la re­la­ción… y tu pa­re­ja no ha­ce na­da.

¿Hay so­lu­ción?

To­do tie­ne so­lu­ción en es­ta vi­da. Pri­me­ro tie­nen que ver qué ha cam­bia­do en su re­la­ción o en us­te­des mis­mos y en­con­trar la for­ma de so­lu­cio­nar­lo. Ten­drán que tra­ba­jar en equi­po y, de ser po­si­ble, de la mano de un pro­fe­sio­nal pa­ra que am­bos ha­gan el es­fuer­zo de re­cu­pe­rar el amor o, de lo con­tra­rio, ti­rar la toa­lla de ma­ne­ra ar­mo­nio­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.