Lo que pue­de ayu­dar

Correo - Ocio Dominical - - CURIOSIDADES -

Fi­nal­men­te, los in­ves­ti­ga­do­res ana­li­za­ron si só­lo una no­che de sue­ño bue­na o ma­la po­dría in­fluir en la sen­sa­ción de so­le­dad al día si­guien­te.

Se si­guió el es­ta­do de so­le­dad de ca­da per­so­na del es­tu­dio a tra­vés de una en­cues­ta es­tan­da­ri­za­da que for­mu­ló pre­gun­tas co­mo “¿Con qué fre­cuen­cia te sien­tes ais­la­do de los de­más?”, y “¿Sien­tes que no tie­nes a na­die con quien ha­blar?”. Los in­ves­ti­ga­do­res en­con­tra­ron que la can­ti­dad de sue­ño que una per­so­na pa­só de una no­che a otra pre­di­jo con exac­ti­tud qué tan so­li­ta­rios e in­so­cia­bles se sen­ti­rían de un día pa­ra otro.

“To­do es­to es un buen pre­sa­gio si duer­mes las 7 a 9 ho­ras ne­ce­sa­rias por no­che, pe­ro no tan bien si con­ti­núas cam­bian­do tu sue­ño. En una no­ta po­si­ti­va, só­lo una no­che de buen sue­ño te ha­ce sen­tir más so­cia­ble y so­cial­men­te se­gu­ro y, ade­más, atrae­rá a otros ha­cia ti”, con­clu­ye Wal­ker.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.