EVI­TA CONDUCTAS IN­CÓ­MO­DAS EN LA SE­DUC­CIÓN VIR­TUAL

Correo - Ocio Dominical - - ELLAS -

Ya pa­só a la his­to­ria el que sea una ra­re­za co­no­cer a al­guien por In­ter­net. Lo que no ha cam­bia­do ni un po­co son los des­en­cuen­tros que se dan en­tre 2 – o más – a la ho­ra del amor. es que las re­la­cio­nes no son ma­te­má­ti­cas y to­do pue­de ocu­rrir cuan­do las per­so­nas se abren a una re­la­ción.

Ca­da vez son más los que en­cuen­tran un amor en lí­nea y, con­ven­ga­mos, la vir­tua­li­dad pue­de fun­cio­nar co­mo pa­ra­guas pa­ra conductas érra­ti­cas y mu­chas ve­ces tó­xi­cas. mu­chas de es­tas ac­ti­tu­des des­con­cer­tan­tes y por lo ge­ne­ral do­lo­ro­sas pa­ra sus re­cep­to­res lle­van nom­bre en in­glés. aquí te con­ta­mos al­gu­nas de ellas:

STALKING:

es un tér­mino de­ri­va­do del in­glés “ace­cho”, “aco­so”. abar­ca conductas co­mo mi­rar de ma­ne­ra in­sis­ten­te per­fi­les vir­tua­les aje­nos has­ta lle­gar a la po­si­bi­li­dad de ame­na­zar o in­va­dir a quien es­tá del otro la­do de la pan­ta­lla.

GHOSTING:

De­ri­va del in­glés ‘ghost’, fan­tas­ma, y es al­go así co­mo “ha­cer­se hu­mo”, des­apa­re­cer de un víncu­lo de ma­ne­ra re­pen­ti­na y sin me­diar ex­pli­ca­ción. el ‘slow fa­de’ es la va­ria­ble su­til y me­nos agre­si­va del ‘ghosting’ y con­sis­te en de­jar que la re­la­ción se va­ya apa­gan­do de a po­co.

ZOMBING:

es el re­vi­val del pa­sa­do en las re­des so­cia­les. Pue­de tra­tar­se de un ex que co­men­ta nues­tros posteos o se ha­ce vi­si­ble vir­tual­men­te pa­ra ha­cer­nos sa­ber que es­tá vi­vo y pue­de re­apa­re­cer en cual­quier mo­men­to.

BREADCRUMBING:

Des­cri­be a la ac­ción de ir de­jan­do mi­gui­tas de pan, se­ña­les de que uno exis­te a un otro que se con­for­ma con esas mi­ga­jas de aten­ción o es­pe­ra que las mis­mas – al­gún día im­pro­ba­ble – se trans­for­men en otra co­sa.

ORBITING:

Co­mo su nom­bre lo in­di­ca, sig­ni­fi­ca ‘or­bi­tar’, dar vuel­tas al­re­de­dor de otro: se­guir­lo por re­des, ‘li­kear’ sus pu­bli­ca­cio­nes, in­clu­si­ve com­par­tir­las, pe­ro evi­tar el con­tac­to di­rec­to. al­go así co­mo el fa­mo­so “ni en­tras, ni sa­les, ni de­jas pa­sar”.

BENCHING:

De­ri­va de la pa­la­bra “ban­co” e im­pli­ca po­ner a otra per­so­na en el ban­co de su­plen­tes, en es­pe­ra de te­ner un lu­gar en el jue­go. Quien prac­ti­ca es­ta con­duc­ta sen­ti­men­tal sue­le te­ner va­rias ve­las pren­di­das y nun­ca con­cre­tar con quien es­tá en el ban­co.

MOSTING:

su­po­ne una con­duc­ta ex­tre­ma e in­ten­sa de de­mos­tra­ción amo­ro­sa pre­via a la des­apa­ri­ción fan­tas­ma­gó­ri­ca. Pue­de com­pren­der pro­me­sas de amor eterno, de­cir­le al otro que es el ele­gi­do, el amor de la vi­da, etc. Del to­do a la na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.