La Pu­ber­tad en ni­ños Y ni­ñas

Correo - Ocio Dominical - - SICOLOGIA -

La eta­pa de la pu­ber­tad se ma­ni­fies­ta a tra­vés de cam­bios de ca­rác­ter psi­co­ló­gi­co que se es­ta­ble­cen co­mo la tran­si­ción en­tre la ni­ñez y la edad adul­ta y que pue­den ser tan­to in­te­lec­tua­les, co­mo emo­cio­na­les o so­cia­les.

se pro­du­cen, por tan­to, mo­di­fi­ca­cio­nes en con­duc­tas, ac­ti­tu­des, pre­fe­ren­cias, ex­pre­sio­nes emo­cio­na­les, etc. que pue­den re­sul­tar di­fí­ci­les de ges­tio­nar, tan­to pa­ra las per­so­nas que se en­cuen­tran en es­ta eta­pa, co­mo pa­ra las que es­tán a su al­re­de­dor.

es­tas mo­di­fi­ca­cio­nes psi­co­ló­gi­cas se con­cre­tan en los si­guien­tes pun­tos, se­gún la re­vis­ta de Psi­co­lo­gía de la sa­lud, de la Uni­ver­si­dad de el­che:

• es pro­ba­ble que se pro­duz­ca una adap­ta­ción len­ta a las nue­vas di­men­sio­nes cor­po­ra­les. tan­to ni­ños co­mo ni­ñas co­mien­zan a ex­pe­ri­men­tar cam­bios en su cuer­po que les pue­den ha­cer sen­tir in­có­mo­dos e in­se­gu­ros.

• es­ta fal­ta de se­gu­ri­dad e in­co­mo­di­dad oca­sio­na que, a ve­ces, se sue­lan in­ten­tar ta­par aque­llas par­tes del cuer­po que les cau­san esos sen­ti­mien­tos. Por ejem­plo, en el ca­so de las ni­ñas pue­de ser su nue­va cons­ti­tu­ción y, en el ca­so de los ni­ños, el ve­llo fa­cial.

• se pro­du­cen cam­bios cog­ni­ti­vos en los que la for­ma de pen­sar y ra­zo­nar es más abs­trac­ta y en los que exis­te una cla­ra di­fe­ren­cia en­tre lo real y lo po­si­ble.

• en es­ta eta­pa y por nor­ma ge­ne­ral, se sue­le bus­car la apro­ba­ción so­cial, el apo­yo emo­cio­nal o el con­tac­to con otras per­so­nas, ade­más de la bús­que­da de una iden­ti­dad, una fir­ma o una ca­rac­te­rís­ti­ca que les de­fi­na y di­fe­ren­cie del res­to pe­ro, al mis­mo tiem­po, bus­can sen­tir­se in­te­gra­dos en un co­lec­ti­vo que les con­vier­ta en par­te de al­go.

• Co­mien­za a cre­cer el in­te­rés por el te­ma de la se­xua­li­dad pe­ro, al mis­mo tiem­po, tam­bién au­men­ta la preo­cu­pa­ción por los cam­bios fí­si­cos y por có­mo son per­ci­bi­dos por el en­torno so­cial que les ro­dea. ade­más, se pro­du­cen cam­bios cons­tan­tes a ni­vel emo­cio­nal que au­men­tan la ten­den­cia a la im­pul­si­vi­dad y a los cam­bios de hu­mor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.