Có­mo afron­tar La Pu­ber­tad si eres Pa­dre O ma­dre

Correo - Ocio Dominical - - SICOLOGIA -

Por nor­ma ge­ne­ral, las preo­cu­pa­cio­nes que em­bar­gan a los pa­dres con hi­jos en la pre pu­ber­tad, van más allá de los cam­bios en la ta­lla de ro­pa o de que ten­gan las ha­bi­ta­cio­nes des­or­de­na­das. Di­chas du­das abar­can otros as­pec­tos co­mo los cam­bios de hu­mor, las in­fluen­cias ex­ter­nas, el ries­go de fra­ca­so es­co­lar o el con­su­mo de dro­gas.

el ayun­ta­mien­to de Vi­to­ria-gas­teiz, a tra­vés del ser­vi­cio de in­fan­cia y fa­mi­lia del De­par­ta­men­to de in­ter­ven­ción so­cial, ha es­ta­ble­ci­do una guía pa­ra pa­dres y ma­dres, coor­di­na­da por las psi­có­lo­gas Be­go­ña Vi­ci­nay gil-garcia y sa­ra Bue­sa ro­drí­guez, don­de se es­ta­ble­cen pau­tas pa­ra pa­dres y ma­dres so­bre có­mo afron­tar es­ta eta­pa:

• • • •

es fun­da­men­tal que el pa­dre y la ma­dre se en­cuen­tren de acuer­do en la for­ma de edu­car, ya que las con­tra­dic­cio­nes pue­den ha­cer que el ni­ño o la ni­ña ha­ga ca­so omi­so de uno y de otro y dis­mi­nu­ya su au­to­ri­dad.

La edu­ca­ción de­be em­pe­zar en la in­fan­cia.

Lo que fun­cio­na se man­tie­ne y lo que no fun­cio­na se de­be mo­di­fi­car, de ma­ne­ra que se man­ten­drá una si­tua­ción equi­li­bra­da en los mo­men­tos en los que la re­la­ción es sa­tis­fac­to­ria, o “más o me­nos” sa­tis­fac­to­ria, y se co­rre­gi­rán los com­por­ta­mien­tos que no sean ade­cua­dos. es im­por­tan­te elo­giar al ni­ño o la • •

ni­ña cuan­do ha­ce al­go bien, así au­men­ta­rá la con­fian­za y se­gu­ri­dad en sí mis­mo y le mo­ti­va­rá a la ho­ra de lle­var a ca­bo de­ter­mi­na­das ac­ti­vi­da­des. es fun­da­men­tal no abu­sar de la “psi­co­lo­gía in­ver­sa”, es de­cir, em­plear fra­ses con­tra­rias a lo que real­men­te se quie­re de­cir pa­ra que el ni­ño/a ha­ga lo opues­to. La re­co­men­da­ción más im­por­tan­te a pa­dres y ma­dres es au­men­tar la co­mu­ni­ca­ción, tan­to con los hi­jos que se en­cuen­tran en la pu­ber­tad, co­mo con los ya ado­les­cen­tes, de ma­ne­ra que pue­dan dis­po­ner de un apo­yo cuan­do la in­se­gu­ri­dad o la des­con­fian­za con ellos mis­mos les em­bar­gue.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.