la Trá­gi­ca vi­da de un re­bel­de sin Cau­sa

Si Mar­lon Bran­do cam­bió la for­ma en que la gen­te ac­tua­ba, Dean cam­bió la for­ma en que la gen­te vi­vía

Correo - Ocio Dominical - - PERSONAJES -

Ja­mes Dean es el ac­tor que re­pre­sen­ta la fi­gu­ra del ado­les­cen­te nor­te­ame­ri­cano de los años 50, cuer­po, ros­tro, ac­ti­tud, la ver­da­de­ra leyenda viva del Re­bel­de sin cau­sa (1955).

Ja­mes Dean By­ron na­ció en In­dia­na, Es­ta­dos Uni­dos, el 8 de fe­bre­ro de 1931 y mu­rió ba­jo trá­gi­cas cir­cuns­tan­cias en un ac­ci­den­te de au­to el 30 de sep­tiem­bre de 1955 con só­lo 24 años de edad. Y es­ta es par­te de su his­to­ria... LOS INI­CIOS

Su ca­rre­ra ini­ció tras cur­sar ar­te dra­má­ti­co en Nueva York, co­men­zó a tra­ba­jar en pe­que­ños tea­tros de Broad­way y fue su in­ter­pre­ta­ción en ‘El In­mo­ra­lis­ta’ de 1954 la pie­za tea­tral que le va­lió la opor­tu­ni­dad de fir­mar un con­tra­to en Holly­wood, don­de al año si­guien­te ro­dó ‘Al es­te del Edén’ de Elia Ka­zan. EL ÉXI­TO

Pa­ra 1955, el ac­tor ya es­ta­ba en la ple­ni­tud al pro­ta­go­ni­zar ‘Re­bel­de sin cau­sa’ de Ni­cho­las Ray en 1955 con Na­ta­lie Wood y Sal Mi­neo. En 1956 ya te­nía el es­te­lar de ‘Gi­gan­te’.

Su pró­xi­ma cin­ta iba a ser la his­to­ria bio­grá­fi­ca del bo­xea­dor Rocky Gra­ziano y la War­ner Brot­hers es­ta­ba a pun­to de fir­mar un con­tra­to en el que re­ci­bi­ría 900 mil dó­la­res por 9 películas en 6 años, in­clu­yen­do 12 me­ses sa­bá­ti­cos que co­men­za­rían en 1965, un di­ne­ral pa­ra lo que en ese en­ton­ces se es­ti­la­ba. SU PA­SIÓN

Du­ran­te ese año, Dean, ver­da­de­ro aman­te de las mo­to­ci­cle­tas y los au­tos, ha­bía anun­cia­do a sus ami­gos que se de­di­ca­ría a las ca­rre­ras de au­tos, por lo cual en­car­gó que le tra­je­ran un de­por­ti­vo Lo­tus IX des­de In­gla­te­rra. Se ha­bía man­te­ni­do le­jos de su hob­bie de­bi­do a que los pro­duc­to­res de Gi­gan­te se lo ha­bían exi­gi­do, así que a na­die la ex­tra­ñó que qui­sie­ra de­di­car­se de lleno a ello. En sep­tiem­bre de 1955, Dean se re­gis­tró en una ca­rre­ra en Sa­li­nas. Su Lo­tus lle­ga­ría has­ta fi­na­les del año por lo cual no pu­do es­pe­rar y com­pró un Pors­che Spy­der 550 que vio en la sa­la de mues­tras de Com­pe­ti­ti­tons Mo­tors en Holly­wood.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.