Correo - Ocio Dominical - - POR­TA­DA -

Po­co se tie­ne en cuen­ta, en el es­ta­do, la si­tua­ción del agua que des­de tiem­pos atrás és­ta ha com­ba­ti­do y que en la ac­tua­li­dad se en­fren­ta al su­mar­se te­mas de con­ta­mi­na­ción, pro­pie­dad pri­va­da y has­ta cultura.

Des­de la épo­ca pre-co­lo­nial se ha con­si­de­ra­do al agua co­mo un bien de uso co­mún, del cual po­drían dis­fru­tar to­dos los hom­bres, tal co­mo el ai­re o el mar. Pe­ro nor­mal­men­te es­tas dis­po­si­cio­nes se re­fie­ren a las aguas su­per­fi­cia­les ya que no te­nían en men­te las aguas sub­te­rrá­neas y se les con­si­de­ra­ba ac­ce­so­rias a los sue­los.

Ca­be re­cor­dar tam­bién que los tiem­pos eran di­fe­ren­tes y és­ta ge­ne­ral­men­te se uti­li­za­ba só­lo pa­ra uso do­més­ti­co; ade­más de que no exis­tía el po­der

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.