Atien­de Inae­ba a po­bla­ción in­dí­ge­na

Correo - - Vida Pública - RE­DAC­CIóN / ES­TA­DO

Usan mo­de­los de en­se­ñan­za que fa­ci­li­tan el apren­di­za­je a es­te gru­po po­bla­cio­nal

El Ins­ti­tu­to de Al­fa­be­ti­za­ción y Edu­ca­ción Bá­si­ca pa­ra Adul­tos (Inae­ba), man­tie­ne vi­gen­te su com­pro­mi­so de acer­car sus ser­vi­cios edu­ca­ti­vos a sec­to­res de po­bla­ción con de­man­das prio­ri­ta­rias, co­mo es el ca­so de los gru­pos in­dí­ge­nas que vi­ven en el es­ta­do.

Ac­tual­men­te, a tra­vés del Pro­yec­to Ser­vi­cios Edu­ca­ti­vos pa­ra Gru­pos Vul­ne­ra­bles del ins­ti­tu­to, se lle­va a ca­bo la al­fa­be­ti­za­ción y la im­par­ti­ción de pri­ma­ria y se­cun­da­ria en­tre in­te­gran­tes de los pue­blos Oto­mí, Pu­ré­pe­cha y Náhuatl, a tra­vés de ase­so­rías que res­pe­tan sus usos y cos­tum­bres.

PRO­YEC­TO DES­TA­CA EN TIE­RRA BLAN­CA

Un ejem­plo de es­ta aten­ción es la que se brin­da en la co­mu­ni­dad del Pi­ca­cho en el mu­ni­ci­pio de Tie­rra Blan­ca. El ase­sor, José Luis Re­sen­diz de San­tia­go, se en­car­ga de con­vo­car a sus be­ne­fi­cia­rios y da sus orien­ta­cio­nes aca­dé­mi­cas en la ex­pla­na­da de la co­mu­ni­dad.

Es de su­ma im­por­tan­cia re­sal­tar que quien es­tá al fren­te de un gru­po in­dí­ge­na, de­be ser una per­so­na re­co­no­ci­da, res­pe­ta­da y acep­ta­da por los miem­bros del círcu­lo de es­tu­dios, pues de lo con­tra­rio, no acep­ta­rían el ser­vi­cio edu­ca­ti­vo.

En Tie­rra Blan­ca, hay tres be­ne­fi­cia­rios del pue­blo Oto­mí que se es­tán al­fa­be­ti­zan­do, otros ocho es­tán es­tu­dian­do la pri­ma­ria y cin­co más la se­cun­da­ria.

Otro ejem­plo es el ca­so de León, don­de exis­te una im­por­tan­te mi­gra­ción de fa­mi­lias in­dí­ge­nas pro­ce­den­tes de Mi­choa­cán, Guerrero, Que­ré­ta­ro y Ve­ra­cruz, quie­nes lle­gan a Gua­na­jua­to bus­can­do tra­ba­jo y una me­jor ca­li­dad de vi­da.

En León, se atien­den a in­dí­ge­nas oto­míes, pu­ré­pe­chas y nahuas. Pa­ra su edu­ca­ción se uti­li­zan dos mé­to­dos, el de Co­mu­ni­da­des de Apren­di­za­je (Coa) y el Mo­de­lo Edu­ca­ción pa­ra la Vi­da y el Tra­ba­jo (MEV­yT).

El pri­me­ro fue desa­rro­lla­do por el Inae­ba y tie­ne con­te­ni­dos equi­va­len­tes a los del sis­te­ma re­gu­lar de la SEP. Las ase­so­rías en el Coa par­ten de la ex­pe­rien­cia y los co­no­ci­mien­tos que tie­nen los edu­can­dos. En el ca­so de los gru­pos in­dí­ge­nas, se les da ma­yor im­por­tan­cia a ma­te­rias co­mo cien­cias so­cia­les y na­tu­ra­les, pa­ra dar­le va­lor a sus cos­tum­bres y así mo­ti­var en ellos su sen­ti­do de per­te­nen­cia a la co­mu­ni­dad de la que son ori­gi­na­rios.

Por otra par­te, el MEV­yT, es un pro­gra­ma edu­ca­ti­vo que pri­mor­dial­men­te, res­ca­ta los sa­be­res y las ex­pe­rien­cias per­so­na­les de los edu­can­dos pa­ra que a par­tir de ahí se cons­tru­yan nue­vos apren­di­za­jes y se desa­rro­llen ha­bi­li­da­des y ac­ti­tu­des. Una de sus bon­da­des es que res­pe­ta los tiem­pos de ca­da usua­rio se ba­sa en mó­du­los con con­te­ni­dos per­ti­nen­tes pa­ra ca­da gru­po po­bla­cio­nal.

ESPECIAL

Des­ta­can que quien es­té al fren­te del gru­po de ser co­no­ci­do y res­pe­ta­do por la co­mu­ni­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.