Ope­ra­ción: sin arre­pen­ti­mien­tos

Có­mo ase­gu­rar que ama­rás tu nue­vo look.

Cosmopolitan (México) - - BEAUTY -

HAZ TU TA­REA

El pa­so más im­por­tan­te al re­lle­nar tus la­bios es ha­llar al in­yec­ta­dor co­rrec­to. Se­gu­ro quie­res en­con­trar a un der­ma­tó­lo­go o ci­ru­jano plás­ti­co cer­ti­fi­ca­do que se cen­tre en es­té­ti­ca fa­cial y ten­ga mu­cha ex­pe­rien­cia. Con eso di­cho, “es­ta­ría me­jor que fue­ras con una en­fer­me­ra prac­ti­can­te que rea­li­za in­yec­cio­nes to­do el día que con un der­ma­tó­lo­go que se es­pe­cia­li­ce en ac­né con po­ca prác­ti­ca tra­tan­do la­bios”, re­co­mien­da el Dr. Frank.

AGEN­DA

Du­ran­te la ci­ta ini­cial, re­vi­sa­rás tu his­to­rial mé­di­co, dis­cu­ti­rás tus me­tas (li­ge­ra de­fi­ni­ción vs mu­cho vo­lu­men) y apren­de­rás có­mo pre­pa­rar­te para el día. Tam­bién de­bes pe­dir que te mues­tren fo­tos del an­tes y des­pués de pa­cien­tes an­te­rio­res, y pre­gun­tar qué tan fre­cuen­te el doc­tor lo lle­va a ca­bo. No hay nú­me­ro má­gi­co, pe­ro si el staff pue­de res­pon­der es­ta pre­gun­ta es un signo de que es­tán fa­mi­lia­ri­za­dos con el pro­ce­di­mien­to (para te­ner una re­fe­ren­cia, el Dr. Frank in­yec­ta a 30 pa­cien­tes por día, en promedio). La Dra. Bo­we agre­ga que si el pro se en­cuen­tra dis­po­ni­ble para ci­tas el mis­mo día, es una ma­la se­ñal.

PRE­PÁ­RA­TE PARA GAS­TAR

Un re­lleno pue­de cos­tar­te de 6,000 a 38,000 pe­sos, y ob­tie­nes por lo que des­em­bol­sas. Un pre­cio más ele­va­do sue­le sig­ni­fi­car que estás pa­gan­do por un mé­di­co con ex­pe­rien­cia. ¿Los si­tios de cu­po­nes? No te veas ten­ta­da. Si una un spa mé­di­co te ofre­ce ser­vi­cios por un im­por­te muy bueno para ser ver­dad, ten en cuen­ta que tu re­lleno qui­zá fue di­lui­do en agua sa­li­na para cubrir el cos­to (lo que sig­ni­fi­ca que tu nue­vo look no du­ra­rá o re­sul­ta­rá di­fe­ren­te a lo que es­pe­ra­bas).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.