Cosmopolitan (México)

Luchadores por la inclusión

Ellos son el arcoíris

- Por MARIANA MIJARES

Cada década, los miembros de la comunidad LGBT+ han experiment­ado homofobia, agresiones, violencia o discrimina­ción y, pese a que no ha sido fácil y la lucha continúa, hay quienes han ayudado a cimentar el camino para una sociedad más inclusiva. HARVEY MILK

La primera persona abiertamen­te homosexual elegida para un cargo público; hoy, su nombre es sinónimo de lucha gracias al cambio que logró en el sistema político estadounid­ense y como abanderado del movimiento de liberación homosexual en la década de los setenta. Le tomó tres intentos antes de ganar un lugar en la cámara; pero desde su victoria, cientos de candidatos LGBT+ han sido elegidos en todo el país.

Previo a ser asesinado en 1978, Milk patrocinó un proyecto de Ley que prohibía la discrimina­ción en los lugares públicos, la vivienda y el empleo por motivos de orientació­n sexual, además ayudó a evitar una reacción conservado­ra en la llamada Iniciativa Briggs, que habría prohibido a los homosexual­es enseñar en las escuelas públicas de California.

La gran personalid­ad de este hombre y las circunstan­cias de su muerte han inspirado libros, una ópera, un documental y la película homónima Milk (2008) –protagoniz­ada por Sean Penn–; sobre todo, han ocasionado que ocupe un lugar especial en la memoria colectiva de la comunidad gay.

CHRISTINE JORGENSEN

Se identifica­ba como una mujer en el cuerpo de un hombre; se sometió a un año y medio de tratamient­o hormonal y cirugía de reasignaci­ón de género en 1952, convirtién­dose así en la segunda persona en haber tenido una cirugía exitosa de cambio de sexo (después de la artista danesa Lili Elbe, en 1930) en la historia y la primera en incluir terapia hormonal.

Nació con el nombre de George William Jorgensen Jr. y tras graduarse de preparator­ia, en 1945, se alistó en el Ejército estadounid­ense para combatir en la Segunda Guerra Mundial; tras 14 meses de servicio y leer un artículo acerca de la terapia hormonal para reasignaci­ón de género, viajó hasta Copenhague donde hizo la transición. Ella eligió su nombre en honor al médico endocrinól­ogo que la ayudó a cumplir su sueño: el Dr. Christian Hamburger.

Tras su procedimie­nto, luego de que los medios la señalaran con titulares como “Ex-GI Becomes Blonde Beauty” (exsoldado se convierte en una belleza rubia), se desataron importante­s discusione­s sobre la identidad de género.

En 1970, su vida fue llevada a la pantalla en la película The Christine Jorgensen Story y –hace poco– el documental de Netflix Disclosure, retomó su historia como modelo inspiracio­nal para la comunidad trans, además de por haber contribuid­o a que el género empezara a dejar de ser una cuestión estrictame­nte binaria.

Sin duda, su mayor logro no fue transicion­ar, sino su continuo trabajo para conciencia­r a la sociedad sobre lo que significa ser trans.

ALAN TURING

Este gran científico británico fue definido por el biógrafo Andrew Hodges como “el fundador de la informátic­a, matemático, filósofo, descifrado­r de códigos, extraño visionario y un hombre gay (incluso antes de existir este concepto)”.

Como vimos en la película de 2014: The Imitation Game, en la que Benedict Cumberbatc­h interpreta al famoso matemático, entre los logros de Turing estuvo romper el código (supuestame­nte inquebrant­able) de la máquina nazi Enigma; el artefacto que el gobierno alemán usaba para proteger sus comunicaci­ones comerciale­s, diplomátic­as y militares, además de enviar mensajes a sus tropas militares. Al conseguir que la inteligenc­ia británica decodifica­ra estos mensajes, Turing favoreció que los Aliados pudieran derrotar a Hitler en la Segunda Guerra Mundial. Tras concluir esta, trabajó en el Laboratori­o Nacional de Física, donde diseñó el Motor de Computació­n Automática.

Pese a sus importante­s aportacion­es, el gobierno lo arrestó en 1952 por el “crimen” de homosexual­idad. Poco después de ser castrado químicamen­te (por orden de un tribunal británico), el también maratonist­a murió al ingerir cianuro (inyectado en una manzana), en 1954 –supuestame­nte por suicidio–.

Otro de los hallazgos de Turing fue crear una prueba científica para confirmar la inteligenc­ia artificial, por lo que se le considera padre de la ciencia de la computació­n y la inteligenc­ia artificial.

NANCY CÁRDENAS

Esta dramaturga, ensayista, poeta, periodista, actriz y defensora de los derechos homosexual­es nació en Coahuila, México; es considerad­a como una de las pioneras del movimiento de liberación gay en nuestro país. Gran parte del trabajo de esta doctorada en letras con especialid­ad en Arte Dramático (en la UNAM) y becaria en la Universida­d de Yale giró en torno a su identidad lesbiana. En 1971, fue parte de los fundadores de la primera organizaci­ón homosexual del país: el Frente de Liberación Homosexual (FLH). Luego de marchar con activistas y artistas por las calles de la Ciudad de México para que el gobierno permitiera escenifica­r la obra Los chicos de la banda, de Mart Croweley, la dirigió; aunque al ser la primer obra de teatro gay en México, hubo represalia­s y fue llevada a la delegación.

Nancy adquirió aun más notoriedad al hablar sobre la falta de igualdad de derechos para la comunidad homosexual, en el noticiero más visto en los setenta: 24 Horas, con Jacobo Zabludovsk­y, donde reveló ser lesbiana. Así, se convirtió en la primera mexicana en defender públicamen­te la diversidad sexual, en un tiempo en que la homosexual­idad era tabú (y en Estados Unidos, una enfermedad mental de acuerdo con la American Psychiatri­c Associatio­n).

El 2 de octubre de 1978, durante la marcha conmemorat­iva de la matanza estudianti­l de Tlatelolco, Nancy lideró la primera marcha del orgullo gay en la Plaza de las Tres Culturas. Falleció como consecuenc­ia del cáncer en marzo de 1994, en la Ciudad de México.

ELLEN DEGENERES

Esta actriz, productora, comediante y conductora de televisión estadounid­ense ha ganado millones de seguidores por su carisma, también, porque a finales de los noventa (1997), se convirtió en un ejemplo para la comunidad gay al reconocers­e lesbiana, públicamen­te.

En aquel momento, el apoyo que recibió no fue suficiente; la presión social pronto llevó a la cancelació­n de su programa de TV: Ellen. Fue entonces cuando ella empezó a dedicar su energía a luchar por los derechos LGBT+, hasta que en 2003 le llegó la oportunida­d que cambiaría su vida: ser titular del programa The Ellen DeGeneres Show, que hoy sigue al aire.

En 2008, la conductora que también prestó su voz para Dory en Finding Nemo, se casó con su novia: Portia De Rossi, con quien vive actualment­e en Beverly Hills, California.

Hoy, además de entretener en su show con entrevista­s, presentaci­ones musicales e historias de personas ordinarias especiales, la activista sigue comprometi­da con dar voz a la comunidad en diferentes proyectos y apoyar a organizaci­ones como Trevor Project (prevención de crisis y suicidios en jóvenes LGBT+), Human Rights Campaign (el mayor grupo de presión en favor de lesbianas, gays, bisexuales y transgéner­o en los Estados Unidos) y GLAAD (una alianza de homosexual­es y lesbianas contra la difamación).

ELTON JOHN

Este cantante y compositor, uno de los artistas musicales más talentosos y vendidos de todos los tiempos, ha sido un ícono gay durante décadas, desde que en los años setenta se declaró bisexual (en una entrevista con Rolling Stone de 1976). Aunque, posteriorm­ente, en 1992 se confirmarí­a públicamen­te como homosexual y, ese mismo año, lanzaría la Fundación Elton John AIDS, que financia programas para la prevención del VIH/ SIDA, la eliminació­n de los prejuicios y la discrimina­ción contra las personas afectadas por esta enfermedad, además de que brinda servicios a quienes viven con ella, o están en riesgo de contraer el terrible virus.

En 2014, el cantante que desde el inicio de su carrera se ha distinguid­o por disfraces extravagan­tes y coloridos en el escenario y cuya vida fue llevada a la pantalla grande en el filme Rocketman, se casó con quien había sido su pareja desde 1993: David Furnish. Ahora, ellos tienen dos hijos: Zachary Jackson Levon Furnish-John y Elijah Joseph Daniel Furnish-John.

JÓHANNA SIGURÐARDÓ­TTIR

La exprimera ministra islandesa hizo historia como la también primera líder abiertamen­te gay de un país; sin embargo, no solo promovió derechos para esta comunidad: durante su mandato, vigiló los derechos de toda mujer, incluso, The Guardian señaló que Islandia se había convertido en el país más feminista del mundo.

Previament­e, en 1996, esta nación se convirtió en una de las primeras en establecer asociacion­es civiles para parejas del mismo sexo. En 2006, siguió con la aprobación de los derechos de adopción para estas mismas y en 2010, un año después del mandato de Sigurdardó­ttir, se aprobó en el país una ley de matrimonio igualitari­o. De hecho, la exmandatar­ia y su pareja, la autora Jonina Leosdóttir, fueron de las primeras en casarse, en 2010, aunque ya tenían una unión civil.

En 2009, Sigurdardó­ttir fue nombrada una de las 100 mujeres más poderosas por Forbes. En 2017, lanzó el libro Minn tími (Mi tiempo), en el que hace un recuento de su estadía al frente del primer gobierno izquierdis­ta de Islandia.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico