Elec­ción

Diario de Querétaro - - Local - con­tac­to@ada­nol­ve­ra.com @ada­nol­ve­rar Adán Ol­ve­ra

No ca­be du­da que den­tro de las 55 fa­mi­lias que en pro­me­dio eli­gen Que­ré­ta­ro pa­ra vi­vir y desa­rro­llar ac­ti­vi­da­des la­bo­ra­les, de­be exis­tir un por­cen­ta­je de ma­lan­dros y gen­te de mal que vie­ne a de­lin­quir y ha­cer por­que­rías a nues­tra en­ti­dad.

Se­gún da­tos de au­to­ri­da­des o al me­nos eso di­cen, es el nú­me­ro de fa­mi­lias que lle­gan dia­ria­men­te en pro­me­dio a Que­ré­ta­ro, pa­ra vi­vir y

tra­ba­jar pa­ra sa­lir ade­lan­te.

Lo que es cier­to es que no to­das las per­so­nas que lle­gan a Que­ré­ta­ro, vie­nen con bue­nas in­ten­cio­nes, mu­chos lle­gan sú­per ma­lea­dos y so­bre to­do con ex­pe­rien­cia en ac­ti­vi­da­des ilí­ci­tas.

Al­gu­nos mi­croem­pre­sa­rios del ra­mo ali­men­ti­cio, ven­den elo­tes y es­qui­tes en las es­qui­nas, otros em­pren­den ne­go­cios co­mo la­var au­tos o ven­der ta­ma­les en la es­qui­na; mu­chos otros in­cur­sio­nan en los ta­cos su­da­dos y otra mi­no­ría vie­ne contratados co­mo em­plea­dos de em­pre­sas tras­na­cio­na­les. Ca­si to­dos tie­nen en co­mún la di­fi­cul­tad del in­gre­so jus­to de acuer­do a su ac­ti­vi­dad.

Es el ca­so de un he­cho di­fun­di­do en ví­deo de unos agre­so­res que ata­can a los ocu­pan­tes de una ca­mio­ne­ta ne­gra en Juriquilla, don­de se ob­ser­va co­mo un par de su­je­tos des­cien­den de un au­to­mó­vil com­pac­to y pre­ten­den eje­cu­tar a ba­la­zos a los ocu­pan­tes de una ca­mio­ne­ta.

Se­gún la Fis­ca­lía, 4 per­so­nas ya fue­ron vin­cu­la­das a pro­ce­so por el de­li­to de ho­mi­ci­dio en gra­do de ten­ta­ti­va.

La ra­zón por la que ex­pre­sa­ron que rea­li­za­ron los dis­pa­ros de ar­ma de fue­go en agra­vio de es­tas per­so­nas fue por un in­ci­den­te de trán­si­to que cul­mi­nó con es­ta agre­sión fí­si­ca; sin em­bar­go, da­do a la opor­tu­na in­ter­ven­ción de los di­fe­ren­tes cuer­pos de se­gu­ri­dad y de la in­for­ma­ción que re­ci­bi­mos de los pro­pios ofen­di­dos de las ca­rac­te­rís­ti­cas del vehícu­lo, fue po­si­ble lo­ca­li­zar­lo en una co­lo­nia de El Mar­qués , pa­la­bras del Fis­cal Ale­jan­dro Echeverría Cor­ne­jo.

Cui­da­do con los in­ci­den­tes de trán­si­to en Que­ré­ta­ro, por­que mu­cha gen­te lle­ga a la en­ti­dad con otras in­ten­cio­nes, co­mo ven­der dro­ga o ba­lear au­to­mo­vi­lis­tas, que no se ajus­tan a la edu­ca­ción y mo­dus vi­ven­di de los sal­va­jes.

DE RE­BO­TE

To­dos di­cen ser los pri­me­ros en pre­sen­tar y ser los úni­cos en atre­ver­se a ha­cer­lo, la fa­mo­sa de­cla­ra­ción “3 de 3” no per­mea en­tre los con­ten­dien­tes en Que­ré­ta­ro y es que tal vez to­dos ten­gan o mu­cho o de plano na­da que de­cla­rar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.