El Jar­dín Botánico ex­po­ne el úl­ti­mo cua­dro ter­mi­na­do de Eduar­do Arro­yo

La viu­da del pin­tor, Isa­bel Az­cá­ra­te, ha re­cor­da­do que el ar­tis­ta “ter­mi­nó co­mo él que­ría, tra­ba­jan­do”

Diario de Queretaro - - Círculos -

El bu­que fan­tas­ma, nom­bre del úl­ti­mo cua­dro ter­mi­na­do por el pin­tor Eduar­do Arro­yo an­tes de mo­rir, es la pie­za es­tre­lla de la exposición del mis­mo nom­bre co­mi­sa­ria­da por Fa­bienne Di Roc­co y que es­ta­rá has­ta el pró­xi­mo 17 de mar­zo en el Pa­be­llón Villanueva del Real Jar­dín Botánico. La viu­da del pin­tor, Isa­bel Az­cá­ra­te, ha re­cor­da­do que el ar­tis­ta “ter­mi­nó co­mo él que­ría, tra­ba­jan­do”.

Es­te cua­dro --ins­pi­ra­do en la música de Ri­chard Wag­ner-- no fue el úni­co en el que es­tu­vo tra­ba­jan­do Arro­yo durante sus úl­ti­mos me­ses de vi­da. Tal y co­mo ha ex­pli­ca­do Di Roc­co, hay otros dos cua­dros in­con­clu­sos, uno que em­pe­zó en su es­tu­dio de Ma­drid co­mo suer­te de ho­me­na­je a los Diez ne­gri­tos de Agat­ha Ch­ris­tie y otro en el que so­lo apa­re­ce un re­tra­to de Le­nin.

El pri­me­ro iba a lle­var de tí­tu­lo ‘Tres vi­si­ta­do­ras en la co­ci­na de Agat­ha Ch­ris­tie’ e in­clu­ye un be­llí­si­mo re­tra­to de la es­cri­to­ra bri­tá­ni­ca en la par­te iz­quier­da del lien­zo. Por su par­te, el re­tra­to de Le­nin era par­te de una obra más gran­de que iba a in­cluir re­tra­tos de Mao Tse Tung, Marx y Sta­lin, ade­más de un león en el cen­tro, ba­jo el tí­tu­lo de La bella y la bes­tia.

Pa­ra Az­cá­ra­te, el fu­tu­ro de es­tas obras es in­cier­to, aun­que re­co­no­ce que en el ca­so de La bella y la bes­tia, pe­se a con­tar con el bus­to de Le­nin ya pin­ta­do, “no tie­ne sen­ti­do com­ple­to”. “¿Qué va­mos a ha­cer con eso? En el ca­so de Agat­ha sí, yo creo que igual ahí se pue­de ha­cer al­go, pe­ro es al­go que se ten­drá que hablar”, ha se­ña­la­do.

LA BIBLIOTECA Y EL RES­TO DE LA OBRA

Es­tos cua­dros no son las úni­cas de­ci­sio­nes que la fa­mi­lia ten­drá que to­mar res­pec­to al le­ga­do de Arro­yo. Por el mo­men­to, Az­cá­ra­te ha ade­lan­ta­do que el pri­mer ob­je­ti­vo se­rá el de ter­mi­nar la li­te­ra­rios co­mo Do­rian Gray, Don Juan Te­no­rio, Ma­da­me But­terfly o Moby Dick apa­re­cen en pie­zas don­de tam­bién sur­gen al­gu­nas de sus ob­se­sio­nes, co­mo las más­ca­ras. biblioteca que ya em­pe­zó el pa­sa­do mes de ju­lio y se va a ha­cer to­do lo po­si­ble por man­te­ner los dos es­tu­dios del pin­tor, tan­to el de Ma­drid co­mo el de Ro­bles de La­cia­na en León.

So­bre el res­to de la obra, la viu­da del ar­tis­ta ha re­cor­da­do que tam­bién ha­brá que hablar con el hi­jo de Arro­yo --”lo úni­co que pi­dió es que se guar­da­ran sus cua­dros y que nun­ca le fa­lle­mos”--, mien­tras que Di Roc­co --”no que­re­mos que se pier­da na­da de su obra”-- ha aña­di­do que ca­si to­do está a la ven­ta. “Eduar­do vi­vía de su tra­ba­jo y su­pon­go que si los he­re­de­ros quie­ren, se se­gui­rá por esa lí­nea”, ha in­di­ca­do.

Tam­bién ha so­bre­vo­la­do en las pre­gun­tas la po­si­bi­li­dad de crear una fun­da­ción pa­ra sal­va­guar­dar su obra, al­go que los pre­sen­tes han des­car­ta­do por­que no con­cuer­da con la idea del pro­pio ar­tis­ta. “Si una co­mu­ni­dad au­tó­no­ma hi­cie­ra un museo de Arro­yo, creo que se le­van­ta­ría de su tum­ba”, ha co­men­ta­do con hu­mor el di­rec­tor de La Fá­bri­ca, Al­ber­to Ar­naut.

“YA NO TE­NÍA FUER­ZAS”

Arro­yo em­pe­zó a pin­tar El bu­que fan­tas­ma en el mes de ju­lio. “Ya se sen­tía mal y so­lo cuan­do se re­cu­pe­ra­ba un po­co ba­ja­ba y con­ti­nua­ba pin­tan­do. Pe­ro yo me da­ba cuen­ta de que no te­nía fuer­zas”, ha aña­di­do Az­cá­ra­te, quien ha reite­ra­do que el pin­tor siem­pre qui­so se­guir vi­vien­do.

“Es tan di­fí­cil aco­mo­dar­se a que no es­té...Pe­ro él siem­pre tu­vo la sa­tis­fac­ción de ha­cer lo que qui­so, de he­cho de­cía que no de­bía na­da a na­die y por eso de­cía lo que que­ría”, ha re­mar­ca­do su viu­da, quien tam­bién ha in­sis­ti­do en que su ilu­sión pa­ra es­ta exposición era la de es­tar en el Jar­dín Botánico. “De he­cho, has­ta de­cía que si se la pe­dían pa­ra el Rei­na So­fía, no iría: te­nía que ser aquí”, ha aña­di­do.

El bu­que fan­tas­ma --una com­po­si­ción en la que apa­re­ce un sub­ma­rino con rue­das en el cen­tro, ro­dea­do de ca­ba­lli­tos de mar ro­jos y tam­bién por más­ca­ras de Fan­to­mas y co­lo­res vi­vos-- no es­ta­rá so­lo en una mues­tra co­pro­du­ci­da jun­to a la Fun­da­ción Enai­re que reúne 38 obras en­tre es­cul­tu­ra y pin­tu­ra.

fan­tas­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.