Fies­ta Pa­tro­nal de Aca­je­te

Diario de Xalapa - - General - Por No­ra Gue­rre­ro xa­la­pa­flor-da@hot­mail.com

En mu­chos de los pue­blos del mun­do cris­tiano se rea­li­zan ca­da año Fies­tas Pa­tro­na­les pa­ra ren­dir cul­to al san­to pa­trono –o pa­tro­na– de lo­ca­li­da­des, ba­rrios, mu­ni­ci­pios y has­ta paí­ses; más aún en los que pro­fe­san la fe ca­tó­li­ca.

En es­te se­ma­nal es­pa­cio ya le he­mos da­do cuen­ta a us­ted de al­gu­nas de ellas, prin­ci­pal­men­te por la re­la­ción que es­tas ce­le­bra­cio­nes tie­nen con las flo­res.

En es­tas fies­tas, las ac­ti­vi­da­des prin­ci­pa­les son en torno al San­to ce­le­bra­do al que se le de­di­can re­zos, pro­ce­sio­nes, cán­ti­cos, ac­tos li­túr­gi­cos y ofren­das flo­ra­les. En Mé­xi­co, el cul­to a la Vir­gen de Gua­da­lu­pe mue­ve a co­mu­ni­da­des de fie­les no só­lo de los es­ta­dos de la Re­pú­bli­ca, sino de otros paí­ses ame­ri­ca­nos que rea­li­zan lar­gos via­jes pa­ra hon­rar a la Em­pe­ra­triz de Amé­ri­ca, en torno a su fe­cha de ce­le­bra­ción: el 12 de di­ciem­bre. Pe­ro a es­tos mo­ti­vos re­li­gio­sos se su­man los mun­da­nos, co­mo son ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les y ar­tís­ti­cas, lo­ca­les y de la re­gión. Por ello es ne­ce­sa­ria la coor­di­na­ción de la igle­sia con las au­to­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les quie­nes fa­ci­li­tan lo ne­ce­sa­rio pa­ra po­der lle­var la lo­gís­ti­ca, tam­bién in­vi­tan a la po­bla­ción y ve­ci­nos a par­ti­ci­par en la fies­ta y por­que son los ga­ran­tes de la mo­vi­li­dad y se­gu­ri­dad de la po­bla­ción y vi­si­tan­tes.

En es­ta se­ma­na que re­cién ter­mi­nó, cul­mi­nó la Fe­ria Pa­tro­nal de San Sal­va­dor del mu­ni­ci­pio cir­cun­ve­cino de Aca­je­te, Ve­ra­cruz. Co­men­zó el día 28 de ju­lio y cul­mi­nó el 6 de Agos­to, nue­ve días en que se re­za to­das las no­ches fren­te a la fi­gu­ra –en un do­sel– de San Sal­va­dor que re­co­rre las co­lo­nias del mu­ni­ci­pio y du­ran­te el año las con­gre­ga­cio­nes. El día 5 de agos­to por la no­che, re­po­sa en el al­tar de la igle­sia del pue­blo.

En los días pre­vios, el Ayun­ta­mien­to or­ga­ni­zó even­tos cul­tu­ra­les y ar­tís­ti­cos: re­ci­bie­ron a tres ba­llets fol­kló­ri­cos en el tea­tro del pue­blo, al ai­re li­bre en la ca­be­ce­ra mu­ni­ci­pal. Tu­vie­ron tam­bién bai­les po­pu­la­res du­ran­te tres días y, en un sim­bó­li­co ges­to, se co­ro­nó a tres rei­nas de las fies­tas, a una ni­ña, a una jo­ven y a una mu­jer de la ter­ce­ra edad.

Por ter­ce­ra vez, fui in­vi­ta­da por el es­ti­ma­do ma­tri­mo­nio de don Carlos Are­nas, su es­po­sa do­ña Glo­ria Ho­yos y fa­mi­lia, a dis­fru­tar de es­tas ce­le­bra­cio­nes el día 5. Ya de no­che, vi­si­ta­mos la igle­sia pro­fu­sa­men­te cua­ja­da de flo­res, des­de la fa­cha­da in­clu­yen­do al fri­so, has­ta la úl­ti­ma pa­red, abun­dan los al­ca­tra­ces, an­tu­rios, ro­sas, aves de pa­raí­so, has­ta las ní­veas ca­sa­blan­cas.

Jun­to con la fa­mi­lia asis­ti­mos a la le­gen­da­ria que­ma del cas­ti­llo, el to­ri­to y una llu­via de lu­ces y jue­gos pi­ro­téc­ni­cos. Los cohe­tes y jue­gos ar­ti­fi­cia­les son ofren­das a Dios, nos di­ce la se­ño­ra Ju­dith, te­so­re­ra del Con­se­jo Pa­rro­quial, en­car­ga­do de la or­ga­ni­za­ción y lo­gís­ti­ca de coor­di­nar las mi­sas, la No­ve­na de San Sal­va­dor y otras ta­reas.

El día 6 de agos­to es el prin­ci­pal por­que se des­ti­na a la ce­le­bra­ción de la trans­fi­gu­ra­ción de Je­sús y, a las 6 de la ma­ña­na, le lle­van al al­tar de la igle­sia en su do­sel (ni­cho) des­pués del re­co­rri­do de co­lo­nias.

Una vez cum­pli­das las ta­reas evan­gé­li­cas, co­mien­za el re­co­rri­do de los vi­si­tan­tes por las ca­sas de pue­blo, don­de a us­ted le in­vi­tan a co­mer, aun­que no le co­noz­can. Es­to me en­can­ta. La gen­te de Aca­je­te es amis­to­sa, ge­ne­ro­sa y de muy buen sa­zón…

En la fe­ria, no fal­tan las ven­tas ar­te­sa­nal y gas­tro­nó­mi­ca, co­mo no pue­den fal­tar los jue­gos me­cá­ni­cos pa­ra chi­cos y gran­des; los ca­rri­tos cho­co­nes, la rue­da de la for­tu­na, los jue­gos de ti­ro al blan­co don­de los ga­na­do­res se lle­van pre­mios. Tam­po­co fal­ta la ven­di­mia de los chu­rros, an­to­ji­tos y be­bi­das “es­pi­ri­tuo­sas”. To­do su­ma a la al­ga­ra­bía de las fa­mi­lias lo­ca­les y vi­si­tan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.