Ori­gen de la Aler­ta Ám­ber

Diario de Xalapa - - General - Por Mar­ga­ri­ta Are­llano Her­nán­dez lex­fem­[email protected]­mail.com

Es un ac­to es­pan­to­so que in­dig­nó a la so­cie­dad, pe­ro tam­bién pro­vo­có que se rea­li­za­ra y se lle­ve a ca­bo es­te pro­gra­ma lla­ma­do Aler­ta Ám­ber. Se inmortaliza el nom­bre de la víc­ti­ma con el fin de que na­die vuel­va a vi­vir una si­tua­ción si­mi­lar.

El 12 de enero de 1996 en Ar­ling­ton Te­xas, una ni­ña lla­ma­da Am­ber Ha­ger­man, de 9 años de edad, y su her­mano, de nom­bre Ricky, de 5 años de edad, sa­lie­ron a los jue­gos elec­tró­ni­cos a una cua­dras de su ca­sa. Al po­co ra­to el ni­ño re­gre­só, de pron­to lle­gó un su­je­to a bor­do de una pick up ne­gra, no era del ve­cin­da­rio. Ha­bía es­ta­do mi­ran­do a la ni­ña Am­ber unos mi­nu­tos, se acer­có y la subió a em­pu­jo­nes a la ca­mio­ne­ta. Es­ta in­for­ma­ción la otor­gó el ve­cino de en­fren­te que es­ta­ba des­can­san­do en su pa­tio, de nom­bre Jim Ke­vil; fue tes­ti­go. De in­me­dia­to lla­mó a la policía. Al lu­gar de los he­chos lle­ga­ron el her­mano y el abue­lo de Am­ber, em­pe­za­ron a bus­car­la en el ve­cin­da­rio. La co­mu­ni­dad y el pue­blo se em­pie­zan a unir a la bús­que­da, la policía se in­ten­si­fi­ca, en unas ho­ras lle­gan a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, ra­dio­di­fu­so­ras, lla­ma­das, car­te­les con la fo­to­gra­fía de la ni­ña, en los co­mer­cios, pa­ra­das de au­to­bús, y lle­ga a ni­vel nacional. To­ma el ca­so el FBI. A los cua­tro días en­cuen­tran el cuer­po sin vi­da de la ni­ña Am­ber Ha­ger­man en un arro­yo. La in­for­ma­ción que dio la policía: que la víc­ti­ma ha­bía si­do vio­la­da se­xual­men­te, gol­pea­da y que la ha­bían ma­ta­do dos días an­tes de en­con­trar­la. El pue­blo Ar­ling­ton es­ta­ba in­dig­na­do, sen­ti­do, lleno de do­lor, un ra­dio­es­cu­cha pro­pu­so que to­das las ra­dio­di­fu­so­ras se coor­di­na­ran y die­ran a co­no­cer si ha­bía un ni­ño o ni­ña des­apa­re­ci­da, de tal ma­ne­ra que to­dos par­ti­ci­pa­ran en la bús­que­da del me­nor y po­der lo­ca­li­zar lo más pron­to po­si­ble. A fi­na­les de 1996 se echa an­dar ese pro­yec­to, al cual lo lla­man “Aler­ta Ám­ber”, 1999 se une la te­le­vi­sión, en 2003, el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se Geor­ge Bush lo con­vier­te en pro­gra­ma nacional en “Amé­ri­ca’s Mis­sing Broad­cas­ting Emer­gency Am­ber”. En Mé­xi­co el pro­gra­ma nacional Aler­ta Ám­ber se pu­so en mar­cha el 2 de ma­yo de 2012 con el fin de es­ta­ble­cer me­ca­nis­mos para la bús­que­da y pron­ta re­cu­pe­ra­ción de ni­ñas, ni­ños y ado­les­cen­tes que se en­cuen­tran en ries­go in­mi­nen­te de su­frir daño gra­ve a su in­te­gri­dad per­so­nal, por mo­ti­vo de au­sen­cia, des­apa­ri­ción, ex­tra­vío, don­de se pre­su­ma la co­mi­sión de al­gún ilí­ci­to. Es­te pro­gra­ma es nacional e in­ter­na­cio­nal, es­tá en Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá, In­gla­te­rra, Ir­lan­da, Fran­cia, Ale­ma­nia, Ho­lan­da, Ma­la­sia, Gre­cia y Mé­xi­co. Los cri­te­rios de “la ac­ti­va­ción”, de acuer­do con la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do de Ve­ra­cruz, son los si­guien­tes: uno, que la víc­ti­ma de­be ser me­nor de 18 años de edad; dos, que es­té en in­mi­nen­te pe­li­gro de su­frir un daño gra­ve; tres, que exis­ta in­for­ma­ción su­fi­cien­te del me­nor y las cir­cuns­tan­cias de los he­chos. Los cri­te­rios para “la des­ac­ti­va­ción”, de acuer­do con la Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do de Ve­ra­cruz: uno, la lo­ca­li­za­ción de la ni­ña, ni­ño o ado­les­cen­te; dos, cuan­do con la aler­ta co­lo­que a la víc­ti­ma en si­tua­ción de ries­go; tres, cuan­do ex­pi­re la vi­gen­cia de la ac­ti­va­ción, de acuer­do con el pro­gra­ma nacional y es­ta­tal es de 72 ho­ras. La des­ac­ti­va­ción siem­pre pro­ce­de­rá en aten­ción al in­te­rés su­pe­rior del ni­ño. Lec­tor, es­pe­ro sus co­men­ta­rios. ¡Gracias!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.