Tras­torno

Pla­gui­ci­da po­dría re­la­cio­nar­se con es­te tras­torno

Diario de Yucatán - Salud - - PORTADA -

Cien­tí­fi­cos des­cu­brie­ron la pri­me­ra prue­ba de que la ex­po­si­ción ma­ter­na a los in­sec­ti­ci­das es­tá aso­cia­da con el au­tis­mo en la des­cen­den­cia.

El au­tis­mo es un tras­torno del desa­rro­llo que afec­ta apro­xi­ma­da­men­te a 1 de ca­da 160 ni­ños, se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud, y sus sín­to­mas sue­len co­men­zar en la in­fan­cia y con­ti­nuar has­ta la ado­les­cen­cia y la edad adul­ta.

Has­ta el mo­men­to la cau­sa del au­tis­mo y có­mo se desa­rro­lla si­gue en de­ba­te, pe­ro es am­plia­men­te re­co­no­ci­do que es pro­ba­ble que ha­ya in­ter­ac­ción en­tre los fac­to­res am­bien­ta­les y ge­né­ti­cos.

“Muy In­tere­san­te” in­for­ma que re­cien­te­men­te cien­tí­fi­cos de la Es­cue­la de Sa­lud Pú­bli­ca Mail­man de la Uni­ver­si­dad de Co­lum­bia en la ciu­dad de Nue­va York, Es- ta­dos Uni­dos, unie­ron fuer­zas con in­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad de Tur­ku y del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Sa­lud y Bie­nes­tar, am­bos en Fin­lan­dia, pa­ra in­ves­ti­gar si po­dría ha­ber víncu­los en­tre la ex­po­si­ción a los pes­ti­ci­das y el ries­go de au­tis­mo. En par­ti­cu­lar, es­ta­ban in­tere­sa­dos en el di­clo­ro di­fe­nil tri­clo­roe­tano (DDT).

Pe­li­gro­so quí­mi­co

El DDT es un pla­gui­ci­da muy efi­caz prohi­bi­do en mu­chos paí­ses, pe­ro to­da­vía se usa pa­ra con­tro­lar los mos­qui­tos y otras pla­gas en áreas con ta­sas al­tas de ma­la­ria, co­mo cier­tas par­tes del Áfri­ca sub­saha­ria­na.

Es un con­ta­mi­nan­te or­gá­ni­co per­sis­ten­te que se pue­de acu­mu­lar en el or­ga­nis­mo y pue­de atra­ve­sar la pla­cen­ta. Pa­ra sa­ber si el DDT es­tá re­la­cio­na­do de al­gu­na ma­ne­ra con el de­sa- rro­llo del au­tis­mo en al­gu­nas per­so­nas, uti­li­za­ron datos del Es­tu­dio Pre­na­tal Fi­nés del Au­tis­mo. Los cien­tí­fi­cos ana­li­za­ron mues­tras de sue­ro de más de 750 ni­ños con au­tis­mo y una gran can­ti­dad de su­je­tos de con­trol sa­nos.

El re­sul­ta­do

El equi­po mi­dió los ni­ve­les de di­clo­ro di­fe­nil di­clo­roe­ti­leno (DDE), un pro­duc­to de de­gra­da­ción del DDT. Des­cu­brie­ron que el ries­go de que un ni­ño desa­rro­lla­ra au­tis­mo era un ter­cio más al­to si su ma­dre te­nía ni­ve­les ele­va­dos de DDE en san­gre.

De ma­ne­ra si­mi­lar, el ries­go de que un ni­ño ten­ga au­tis­mo con dis­ca­pa­ci­dad in­te­lec­tual se du­pli­có con cre­ces cuan­do los ni­ve­les de DDE de la ma­dre se en­con­tra­ban en el per­cen­til 75 o su­pe­rior.

Los au­to­res es­cri­ben que sus ha­llaz­gos “pro­por­cio­nan la pri­me­ra evi­den­cia ba­sa­da en bio­mar­ca­do­res de que la ex­po­si­ción ma­ter­na a los in­sec­ti­ci­das es­tá aso­cia­da con el au­tis­mo en la des­cen­den­cia. Es­tos pro­duc­tos quí­mi­cos to­da­vía es­tán pre­sen­tes en el me­dio am­bien­te y es­tán en nues­tra san­gre y te­ji­dos”, ex­pli­ca Alan S. Brown, lí­der del tra­ba­jo.

Las per­so­nas con au­tis­mo tie­nen una gran con­cen­tra­ción en su pro­pio mun­do in­te­rior y, pro­gre­si­va­men­te, pier­den con­tac­to con el ex­te­rior

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.