Ayu­dar pue­de in­fluir en la ac­ti­vi­dad ce­re­bral

Co­no­cer a quién se apo­ya pa­re­cie­ra cau­sar im­pac­to

Diario de Yucatán - Salud - - SALUD -

Ac­tual­men­te se ne­ce­si­ta que la gen­te se ayu­de la una a la otra y, aho­ra, un nue­vo es­tu­dio re­ve­la que es­te ti­po de com­por­ta­mien­tos pue­den ser be­ne­fi­cio­sos pa­ra el ce­re­bro y la sa­lud.

La in­ves­ti­ga­ción fue rea­li­za­da por un equi­po de la Uni­ver­si­dad de Pit­ts­burgh, en EE. UU.; fue pu­bli­ca­da en el ‘Psy­cho­so­ma­tic Me­di­ci­ne: Jour­nal of Bio­beha­vio­ral Me­di­ci­ne’ y re­se­ña­da por “Muy In­tere­san­te”.

El tra­ba­jo afir­ma que la ayu­da so­cial “di­ri­gi­da” a per­so­nas en ne­ce­si­dad ac­ti­va las zo­nas del ce­re­bro que sue­len es­tar in­vo­lu­cra­das en el cui­da­do pa­ren­tal, lo que ayu­da a com­pren­der los efec­tos po­si­ti­vos de los víncu­los so- cia­les y a co­no­cer los ca­mi­nos neu­ro­na­les de es­tas ac­cio­nes por los que ayu­dar a otros me­jo­ra la sa­lud.

El es­tu­dio apun­ta que, en com­pa­ra­ción, la ayu­da que no va di­ri­gi­da a una persona o gru­po de per­so­nas con­cre­tas (“no di­ri­gi­da”) co­mo dar di­ne­ro a la be­ne­fi­cen­cia, no pro­du­ce los mis­mos efec­tos neu­ro­bio­ló­gi­cos.

Pa­ra es­to se rea­li­za­ron dos ex­pe­ri­men­tos. En el pri­me­ro, 45 vo­lun­ta­rios se so­me­tie­ron a unas ta­reas de va­lo­ra­ción que in­cluían imá­ge­nes de re­so­nan­cia mag­né­ti­ca fun­cio­nal (fMRI) pa­ra sa­ber qué áreas es­pe­cí­fi­cas del ce­re­bro se ac­ti­va­ban cuan­do pro­por­cio­na­ban ayu­da so­cial.

Sin im­por­tar quién re­ci­bía la ayu­da, se ob­ser­vó una ac­ti­va­ción del es­tria­do ven­tral y del área sep­tal, dos re­gio­nes vin­cu­la­das con los cui­da­dos pa­ren­ta­les en ani­ma­les. Sin em­bar­go, so­lo cuan­do se ayu­da­ba de for­ma di­ri­gi­da se pro­du­cía una ma­yor ac­ti­va­ción del es­tria­do ven­tral, la cual se aso­ció con una me­nor ac­ti­va­ción de la amíg­da­la, re­gión vin­cu­la­da a las res­pues­tas de mie­do o es­trés.

En el se­gun­do ex­pe­ri­men­to, 382 su­je­tos pro­por­cio­na­ron in­for­ma­ción so­bre su com­por­ta­mien­to pa­ra brin­dar ayu­da y rea­li­za­ron un ejer­ci­cio de ca­li­fi­ca­ción emo­cio­nal mien­tras se les ha­cía un fMRI.

De nue­vo, aque­llos que se­ña­la­ron rea­li­zar más ac­ti­vi­da­des de com­por­ta­mien­to pro­so­cial con ayu­da “di­ri­gi­da” pre­sen­ta­ban me­nor ac­ti­vi­dad en la amíg­da­la.

Ha­cer al­go pa­ra ayu­dar a los de­más pue­de me­jo­rar nues­tra sa­lud

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.