Ver me­jor

Al pa­re­cer se­ría po­si­ble desa­rro­llar fár­ma­cos pa­ra re­ver­tir efec­tos de la mio­pía.

Diario de Yucatán - Salud - - PORTADA -

La mio­pía es una con­di­ción en la que el ojo en­fo­ca imá­ge­nes fren­te a la re­ti­na, en lu­gar de exac­ta­men­te so­bre ella. Aho­ra, un nue­vo es­tu­dio pu­bli­ca­do en la re­vis­ta “PLOS Bio­logy” y re­se­ña­do por “Muy In­tere­san­te” apun­ta a una in­tere­san­te so­lu­ción: la po­si­bi­li­dad de re­ver­tir o de­te­ner el desa­rro­llo de la mio­pía con me­di­ca­men­tos

El es­tu­dio, di­ri­gi­do por el in­ves­ti­ga­dor An­drei Tkat­chen­ko, de la Uni­ver­si­dad de Co­lum­bia en Nue­va York, Es­ta­dos Uni­dos, des­cu­brió que, en su ma­yor par­te, el desa­rro­llo de la mio­pía y la hi­per­me­tro­pía, in­vo­lu­cran di­fe­ren­tes ge­nes y vías de se­ña­li­za­ción ce­lu­lar.

An­tes de es­to, los es­pe­cia­lis­tas ge­ne­ral­men­te asu­mían que los “cam­bios opues­tos en los mis­mos ge­nes y vías” de­ter mi­na­ban có­mo se desa­rro­lla­ban es­tas dos afec­cio­nes ocu­la­res des­pués del na­ci­mien­to, apun­tan los ex­per­tos. Sus ha­llaz­gos ofre­cen una com­pren­sión al­ter­na­ti­va y un mar­co pa­ra el desa­rro­llo de me- di­ca­men­tos an­ti­mió­pi­cos.

La mio­pía per­ju­di­ca la vi­sión a dis­tan­cia pe­ro no la vi­sión de cer­ca; sue­le desa­rro­llar­se por­que el ojo cre­ce de­ma­sia­do. Aque­llos con hi­per­me­tro­pía ex­pe­ri­men­tan to­do lo con­tra­rio: los ob­je­tos dis­tan­tes son más ní- ti­dos que los cer­ca­nos.

Una for­ma de ob­ser­var el desa­rro­llo bio­ló­gi­co de la mio­pía o la hi­per­me­tro­pía es al­te­ran­do la lon­gi­tud fo­cal del ojo. Los es­pe­cia­lis­tas pue­den ha­cer es­to co­lo­can­do una len­te de­lan­te del ojo du­ran­te va­rias se­ma­nas.

Los cien­tí­fi­cos uti­li­za­ron es­te mé­to­do en mo­nos ti­tíes pa­ra es­tu­diar el desa­rro­llo de la mio­pía y la hi­per­me­tro­pía. Co­lo­ca­ron una len­te fren­te a un so­lo ojo en un pe­rio­do de has­ta cin­co se­ma­nas y de­ja­ron que el otro ojo se desa­rro­lla­ra nor­mal­men­te.

Al exa­mi­nar las dos re­ti­nas de ca­da ani­mal des­pués del tiem­po de ex­po­si­ción, el equi­po re­ve­ló di­fe­ren­cias en la ex­pre­sión gé­ni­ca en­tre am­bos ojos.

Sin em­bar­go, una com­pa­ra­ción en­tre aque­llos que te­nían un ojo que desa­rro­lló mio­pía y aque­llos que desa­rro­lla­ron hi­per­me­tro­pía, mos­tró que es­tas con­di­cio­nes eran el re­sul­ta­do de la “ac­ti­va­ción o su­pre­sión de vías gé­ni­cas dis­tin­tas en gran me­di­da”.

Los in­ves­ti­ga­do­res tam­bién en­con­tra­ron que 29 de los ge­nes que cam­bia­ron la ex­pre­sión es­ta­ban en las mis­mas re­gio­nes cro­mo­só­mi­cas que los gran­des es­tu­dios genéticos han re­la­cio­na­do con la mio­pía.

“La iden­ti­fi­ca­ción de es­tas vías pro­por­cio­na un mar­co pa­ra la iden­ti­fi­ca­ción de nue­vos ob­je­ti­vos far­ma­co­ló­gi­cos y pa­ra el desa­rro­llo de op­cio­nes de tra­ta­mien­to más efec­ti­vas pa­ra la mio­pía”, ex­pli­ca Tkat­chen­ko.

La mio­pía per­ju­di­ca la vi­sión a dis­tan­cia, pe­ro no la vi­sión de cer­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.