Di­fi­cul­ta­des

Ge­né­ti­ca pue­de in­fluir en pro­ce­so de reha­bi­li­ta­ción

Diario de Yucatán - Salud - - PORTADA -

De acuer­do con el in­ves­ti­ga­dor Ro­dri­go Ra­mos Zú­ñi­ga, quie­nes con­su­men dro­gas sin­té­ti­cas tie­nen me­no­res po­si­bi­li­da­des de reha­bi­li­tar­se.

MÉ­XI­CO (NOTIMEX).— Los con­su­mi­do­res de dro­gas sin­té­ti­cas o de di­se­ño co­mo el éx­ta­sis, tie­nen 80 por cien­to más de pro­ba­bi­li­da­des de su­frir una re­caí­da sin lo­grar reha­bi­li­tar­se, de­bi­do al ti­po de sus­tan­cias que lle­gan a es­ti­mu­lar el ce­re­bro.

Lo an­te­rior lo afir­mó Ro­dri­go Ra­mos Zú­ñi­ga, in­ves­ti­ga­dor del De­par­ta­men­to de Neu­ro­cien­cias, del Cen­tro Uni­ver­si­ta­rio de Cien­cias de la Sa­lud (CUCS) de la Uni­ver­si­dad de Gua­da­la­ja­ra (UdeG), y au­tor del li­bro “El ce­re­bro efí­me­ro”.

El neu­ró­lo­go afir­mó que hay ele­men­tos quí­mi­co­ce­re­bra­les, ge­né­ti­co y am­bien­ta­les que in­ci­den para que una per­so­na pue­da reha­bi- li­tar­se por com­ple­to de una adic­ción a sus­tan­cias co­mo dro­gas, al­cohol y ci­ga­rro.

“Es mul­ti­fac­to­rial, pe­ro el es­que­ma te­ra­péu­ti­co de­be de en­fo­car­se en el ce­re­bro, por­que aun­que el en­torno so­cial sea el idó­neo, si las es­tra­te­gias te­ra­péu­ti­cas de reha­bi­li­ta­ción no van di­ri­gi­das a la con­duc­ta del ce­re­bro, a la emo­ción, a todo lo que pro­pi­cia ese com­por­ta­mien­to com­pul­si­vo, en­ton­ces es al­go que di­fí­cil­men­te va a fun­cio­nar”, ex­pli­có.

Des­ta­có que la ma­yo­ría de las per­so­nas tie­nen 80 por cien­to de po­si­bi­li­da­des de re­cu­pe­ra­ción, pe­ro hay 20 por cien­to que pue­den te­ner re­caí­das, y de ellos, en 10 por cien­to, de­sa­for­tu­na­da­men­te, pue­de per­sis­tir.

Ra­mos Zú­ñi­ga co­men­tó que a lo lar­go de la vi­da el ce­re­bro atra­vie­sa por eta­pas de ma­yor sus­cep­ti­bi­li­dad a las adic­cio­nes co­mo la vi­da en el úte­ro y la ado­les­cen­cia, de­bi­do a la plas­ti­ci­dad y cre­ci­mien­to que ex­pe­ri­men­ta el prin­ci­pal ór­gano del sis­te­ma ner­vio­so cen­tral.

Agre­gó que cuan­do es­tá en el vien­tre ma­terno, exis­te un cre­ci­mien­to ex­tra­or­di­na­rio de to­da la es­truc­tu­ra y la in­te­gra­ción fun­cio­nal; des­pués, en­tra en un pro­ce­so de cre­ci­mien­to so­má­ti­co-fí­si­co­na­tu­ral, pe­ro vuelve a te­ner una eta­pa de des­pe­gue en la ado­les­cen­cia.

La in­fluen­cia hor­mo­nal es un se­gun­do pe­rio­do crí­ti­co, de­bi­do a que los cir­cui­tos ce­re­bra­les que re­gu­lan en gran par­te la con­duc­ta no han ter­mi­na­do de ma­du­rar, ex­pre­só el uni­ver­si­ta­rio.

En la ado­les­cen­cia, di­jo, el com­por­ta­mien­to es una ex­pre­sión, “co­mo un equi­li­brio en­tre un ace­le­ra­dor y un freno, en­tre in­hi­bi­ción y ex­ci­ta­ción”, en la que no hay un cálcu­lo de los ries­gos.

Los con­su­mi­do­res de dro­gas sin­té­ti­cas co­mo el éx­ta­sis, tie­nen 80 por cien­to de pro­ba­bi­li­da­des de re­caer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.