Sor­pren­de a en­fer­mos

El Pa­pa re­to­ma la vi­si­ta “Viernes de la mi­se­ri­cor­dia”

Diario de Yucatán - - INTERNACIONAL -

CIUDAD DEL VA­TI­CANO (EFE).— El pa­pa Fran­cis­co acu­dió ayer por sor­pre­sa a dos cen­tros en la pe­ri­fe­ria de Ro­ma que se ocu­pan de ayu­dar a en­fer­mos sin re­cur­sos, re­to­man­do las vi­si­tas co­no­ci­das co­mo los “viernes de la mi­se­ri­cor­dia”.

Mien­tras en la pla­za de San Pe­dro se pre­pa­ra­ba la ce­re­mo­nia para la inau­gu­ra­ción del Be­lén y el en­cen­di­do del ár­bol, Fran­cis­co sa­lió del Va­ti­cano en co­che ha­cia el ba­rrio de Tri­go­ria, en la pe­ri­fe­ria de la ca­pi­tal, para una vi­si­ta al cen­tro Ca­sA­mi­ca On­lus, don­de pue­den re­si­dir per­so­nas en­fer­mas que ne­ce­si­tan cui­da­dos mé­di­cos con­ti­nuos y sus fa­mi­lias y que se en­cuen­tran en di­fi­cul­ta­des eco­nó­mi­cas muy gra­ves, in­for­mó en una no­ta el Va­ti­cano.

La vi­si­ta no ha­bía si­do anun­cia­da y el Pa­pa lla­mó a la puer­ta nor­mal­men­te an­te la sor­pre­sa del per­so­nal y de los en­fer­mos.

Se­gún el co­mu­ni­ca­do del Va­ti­cano, el Pon­tí­fi­ce ju­gó con al­gu­nos de los ni­ños que se alo­jan en es­ta re­si­den­cia e in­ter­cam­bió al­gu­nas pa­la­bras con los en­fer­mos.

Co­no­ció la his­to­ria al­gu­nos ni­ños que su­fren en­fer­me­da­des on­co­ló­gi­cas y que se alo­jan en es­te cen­tro con sus pa­dres para po­der acu­dir a los hos­pi­ta­les ro­ma­nos.

El Pa­pa re­ga­ló al­gu­nos do­nes na­ta­li­cios a las fa­mi­lias de es­te cen­tro y des­pués vi­si­tó el cen­tro de la co­mu­ni­dad te­ra­péu­ti­ca de reha­bi­li­ta­ción “Il Pon­te e l'Al­be­ro” en el ba­rrio Lau­ren­tino, don­de se asis­te a do­ce jó­ve­nes con pro­ble­mas men­ta­les cu­yas con­di­cio­nes fa­mi­lia­res no han he­cho po­si­ble los cui­da­dos mé­di­cos ne­ce­sa­rios.

Fran­cis­co lle­gó ca­mi­nan­do al cen­tro, su­bien­do a pie los dos em­pi­na­dos tra­mos de es­ca­le­ras para lle­gar a los fa­mo­sos “puen­tes” de es­te ba­rrio de­gra­da­do de la pe­ri­fe­ria de Ro­ma y sor­pren­dió a los jó­ve­nes en una de sus ac­ti­vi­da­des.

Es­tos jó­ve­nes ha­bían es­cri­to una car­ta al Su­mo Pon­tí­fi­ce en la que con­ta­ban su di­fí­cil si­tua­ción y le pe­dían una vi­si­ta.

Fran­cis­co res­pon­dió a las pre­gun­tas de al­gu­nos de es­tos chi­cos y les re­ga­ló un “pa­net­to­ne”, un dul­ce tí­pi­co ita­liano de Na­vi­dad, de 10 ki­los para es­tas fies­tas.

Con es­tas vi­si­tas, el Pa­pa ar­gen­tino re­to­mó los lla­ma­dos “viernes de la mi­se­ri­cor­dia”, en los que el rea­li­za una vi­si­ta pri­va­da sin pre­vio avi­so una vez al mes y que co­men­zó du­ran­te el Ju­bi­leo de la Mi­se­ri­cor­dia que se ce­le­bró en 2016.

Na­vi­dad

Por otra par­te, el pa­pa Fran­cis­co ani­mó a co­lo­car el ár­bol y el na­ci­mien­to, a los cua­les ca­li­fi­có de “sím­bo­los que nun­ca ter­mi­nan de fas­ci­nar” por­que ha­blan de la Na­vi­dad y ayu­dan a con­tem­plar el mis­te­rio de Dios he­cho hom­bre

para es­tar cer­ca a ca­da uno de los se­res hu­ma­nos.

El Pon­tí­fi­ce hi­zo es­tas re­fle­xio­nes al re­ci­bir en el Au­la Pa­blo VI del Va­ti­cano, a una de­le­ga­ción de las nor­te­ñas lo­ca­li­da­des ita­lia­nas de Por­de­no­ne y Ve­ne­cia, que do­na­ron los ador­nos na­vi­de­ños que es­tas fies­tas de­cem­bri­nas se­rán la atrac­ción de la Pla­za de San Pe­dro.

“El ár­bol de Na­vi­dad, con sus raí­ces, nos re­cuer­da que Je­sús es la luz del mundo, y la luz del al­ma que sa­ca las ti­nie­blas de la ene­mis­tad y ha­ce es­pa­cio al per­dón”, se­ña­ló, ha­blan­do en ita­liano.

El pa­pa Fran­cis­co ben­di­ce a un me­nor du­ran­te su vi­si­ta al cen­tro para en­fer­mos Ca­sA­mi­ca On­lus

El pa­pa Fran­cis­co con­ver­sa con un gru­po de per­so­nas en el cen­tro Ca­sA­mi­ca On­lus, una ins­ta­la­ción para per­so­nas en­fer­mas en Ro­ma

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.