Cui­da­do al pe­lear

No pe­lear de­lan­te de los ni­ños, pi­de el pa­pa Fran­cis­co

Diario de Yucatán - - PORTADA -

El pa­pa Fran­cis­co su­gi­rió nunca pe­leear de­lan­te de los ni­ños. “No sa­ben la an­gus­tia que re­ci­be un ni­ño cuan­do ve re­ñir a sus pa­dres”, di­jo ayer du­ran­te una ce­re­mo­nia de bau­ti­zos.

CIU­DAD DEL VATICANO (EFE).— El pa­pa Fran­cis­co bau­ti­zó ayer a 26 ni­ños du­ran­te una ce­re­mo­nia en la que ani­mó a los pa­dres a in­cul­car­les la fe cris­tia­na en el ho­gar y les re­co­men­dó no pe­lear de­lan­te de ellos pa­ra no ge­ne­rar­les an­gus­tia.

El Pon­tí­fi­ce de­rra­mó per­so­nal­men­te el agua so­bre la ca­be­za de 12 ni­ños y 15 ni­ñas, ge­ne­ral­men­te hi­jos de em­plea­dos del Vaticano y al­gu­nos de los cua­les hi­cie­ron re­so­nar al­gún que otro gri­to y llan­to en­tre los ex­tra­or­di­na­rios mu­ros de la Six­ti­na, lu­gar de cón­cla­ves.

Por esa ra­zón el pa­pa Fran­cis­co, an­tes de pro­ce­der con es­te ri­to, pidió a los pa­dres que pro­cu­ra­ran que sus hi­jos es­tu­vie­ran a gus­to e in­vi­tó a las ma­dres a ama­man­tar­les en el ca­so de que es­tos tu­vie­ran ham­bre.

To­do pa­ra evi­tar lo que de­no­mi­nó co­mo “llan­to pre­ven­ti­vo” de los be­bés, una reac­ción más que com­pren­si­ble, sos­tu­vo, si se pien­sa que se sien­ten en un lu­gar des­co­no­ci­do, con­cu­rri­do y en el que se res­pi­ra­ba ca­lor, por lo que pidió no arro­par­les de­ma­sia­do.

“Que es­tén có­mo­dos, es­tén aten­tos a no ta­par­les mu­cho. Si tie­nen ham­bre ama­mán­te­los, se lo di­go a las ma­dres. El pe­li­gro es que los ni­ños tie­nen una vo­ca­ción po­li­fó­ni­ca. Uno em­pie­za a llo­rar y otros le siguen, y se con­vier­te en un co­ro de llan­tos”, iro­ni­zó el Santo Padre.

Du­ran­te su ho­mi­lía, im­pro­vi­sa­da, el pa­pa Fran­cis­co ani­mó a los pa­dres a que es­ti­mu­len y ha­gan cre­cer la fe de los pe­que­ños, pues es­to no pue­de de­pen­der úni­ca­men­te de lo que apren­dan en la Ca­te­que­sis.

“Es­ta fe de­be cre­cer. Hay quien di­ce que de­ben es­tu­diar­la. Si, cuan­do va­yan a ca­te­que­sis es­tu­dia­rán bien la fe, la Ca­te­que­sis, pe­ro an­tes de es­tu­diar, la fe va transmitida. Y es­te es un tra­ba­jo que les to­ca a us­te­des, y un deber que hoy re­ci­ben”, apun­tó.

Fran­cis­co se­ña­ló que la fe siem­pre de­be ser transmitida en lo que de­no­mino “el dia­lec­to de la fa­mi­lia, el cli­ma de la ca­sa”.

“Trans­mi­tir la fe con el ejem­plo, las pa­la­bras, en­se­ñán­do­les a ha­cer la Se­ñal de la Cruz. Hay ni­ños que no sa­ben ha­cer la Se­ñal de la Cruz. Ha­cen una co­sa que ni se com­pren­de lo que es”, la­men­tó el Pon­tí­fi­ce.

Cli­ma de paz

In­di­có a los pa­dres de los pe­que­ños la im­por­tan­cia de que ge­ne­ren un cli­ma de paz en sus ho­ga­res, aun­que re­ñir de vez en cuan­do sea al­go del to­do nor­mal.

“Les acon­se­jo que nunca pe­leen de­lan­te de los ni­ños. Es nor­mal que los es­po­sos ri­ñan, se­ría ra­ro si no lo hi­cie­ran, pe­ro há­gan­lo sin que ellos lo es­cu­chen o vean. No sa­ben la an­gus­tia que re­ci­be un ni­ño cuan­do ve re­ñir a sus pa­dres”, di­jo.

Tras su bre­ve ho­mi­lía, Fran­cis­co pro­ce­dió a bau­ti­zar a los ni­ños en una pi­la bau­tis­mal de­co­ra­da con ra­mas de oli­vo si­tua­da fren­te al al­tar, an­te el Jui­cio Uni­ver­sal de Mi­guel Án­gel.

Pos­te­rior­men­te, los pa­dres re­ci­bie­ron un pe­que­ño pa­ño blan­co que co­lo­ca­ron so­bre sus hi­jos, ya un­gi­dos con acei­te, y mo­men­tos des­pués ca­da padre se acer­có al Ci­rio Pas­cual si­tua­do cer­ca del Pa­pa pa­ra en­cen­der una ve­la por ca­da ni­ño bau­ti­za­do.

El pa­pa Fran­cis­co bau­ti­za un bebé en la Ca­pi­lla Six­ti­na, en Ciu­dad del Vaticano. A la iz­quier­da, el Su­mo Pon­tí­fi­ce lle­ga a la ca­pi­lla an­tes de ce­le­brar su ho­mi­lía do­mi­ni­cal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.