Di­fí­cil si­tua­ción y na­da de ayu­da

Fa­mi­lia vi­ve una pesadilla por la fal­ta de ali­men­tos

Diario de Yucatán - - CIUDADANOS -

VA­LLA­DO­LID.— “Pa­ra no ma­tar­las y lue­go ma­tar­me, me­jor les de­jo”, di­jo Ol­fa San­tos Lo­zano a sus cua­tro hi­jas y las aban­do­nó en oc­tu­bre pasado, pues no tenía di­ne­ro pa­ra co­mer y vi­vían en la po­bre­za ex­tre­ma lue­go de que su es­po­so y pa­pá de las ni­ñas, Pe­dro Ce­les­tino Co­bá Ca­mal, de 40 años, murió.

El ma­tri­mo­nio tu­vo cin­co ni­ñas y a to­das le pu­sie­ron co­mo pri­mer nom­bre “María”: María Her­mi­nia, de nue­ve años; María del Car­men, de ocho; María Lu­cia­na, de sie­te; María Inés, de cua­tro, y María Va­len­ti­na Co­bá San­tos, de dos.

Vi­vían en un pre­dio de la calle 45 en­tre 16 y 18 de la co­lo­nia Oa­xa­que­ña. Aun­que po­bres, te­nían pa­ra co­mer cuan­do vi­vía el pa­pá, quien tra­ba­ja­ba en un ran­cho en el es­ta­do de Quin­ta­na Roo y man­te­nía a su fa­mi­lia.

Pe­ro to­do cam­bió cuan­do Co­bá Ca­mal murió de un in­far­to; ha­bía días que no te­nían ni pa­ra co­mer, lo cual co­men­zó a de­ses­pe­rar a Ol­fa San­tos, quien ob­ser­va­ba que sus pe­que­ñas pe­dían los ali­men­tos y no ha­bía na­da.

El mis­mo mes de oc­tu­bre, tras dos días de no co­mer, la ma­má se le­van­tó, re­co­gió al­gu­nas per­te­nen­cias y les di­jo a sus ni­ñas que me­jor se iba y las de­ja­ba al cui­da­do de sus tíos María de Je­sús Co­bá Caamal y Ve­nan­cio Tec Can­ché, quie­nes no po­dían per­mi­tir que sus so­bri­nas es­tu­vie­ran so­las a mer­ced de al­guien que las da­ña­ra.

La ma­dre se lle­vó a María Lu­cia­na, de sie­te años; a la fe­cha se des­co­no­ce su pa­ra­de­ro, no se ha te­ni­do co­mu­ni­ca­ción con ellas.

So­lo María Her­mi­nia y María del Car­men es­tu­dian la pri­ma­ria, pe­ro fal­tan con fre­cuen­cia. No desa­yu­nan ni lle­van ali­men­tos a la es­cue­la, tie­nen des­nu­tri­ción.

Re­cien­te­men­te le hi­cie­ron un cuar­to a la fa­mi­lia don­de vi­ven con sus tíos, pe­ro no tie­nen ba­ño, co­rren cons­tan­te ries­go de que al­guien abu­se de ellas.

El DIF Mu­ni­ci­pal las vi­si­tó y les ofre­ció una des­pen­sa, al me­nos men­sual­men­te, pe­ro has­ta aho­ra no re­ci­ben na­da. Al­gu­nas per­so­nas se han com­pa­de­ci­do y les lle­van co­mi­da, in­clu­so des­pen­sas, pe­ro no es su­fi­cien­te.

Mi­guel Pat Xu­luc, lí­der de Des­per­tar Ciu­da­dano, acu­dió a vi­si­tar­los an­te­ayer sá­ba­do y di­jo que es la­men­ta­ble que nin­gún re­pre­sen­tan­te de los tres ni­ve­les de go­bierno hu­bie­ra he­cho al­go por la fa­mi­lia.

“Han pasado a en­cues­tar, a co­no­cer los problemas de la fa­mi­lia, pe­ro na­die ha he­cho na­da por ellos; mien­tras, su si­tua­ción de po­bre­za es ca­da vez ma­yor, los tíos tam­po­co tie­nen lo su­fi­cien­te pa­ra sa­car ade­lan­te a las ni­ñas”, di­jo.—

Zo­na de la co­lo­nia Oa­xa­que­ña de Va­lla­do­lid, don­de una mujer aban­do­nó a sus cua­tro hi­jas

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.