Se­rá en­fer­me­dad

Es­ta nue­va cla­si­fi­ca­ción ha cau­sa­do molestias

Diario de Yucatán - Salud - - PORTADA -

De acuer­do con la OMS a par­tir del 1 de enero de 2022 el ser adic­to a los vi­deo­jue­gos ya se­rá una en­fer­me­dad, lo que ha cau­sa­do mo­les­tia.

La adic­ción a los vi­deo­jue­gos ha pa­sa­do a ser ofi­cial­men­te una en­fer­me­dad pa­ra la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), lo que com­por­ta­rá nue­vos pro­gra­mas de pre­ven­ción y de tra­ta­mien­to en el mun­do y a lo que la in­dus­tria ha res­pon­di­do po­nien­do en du­da la evi­den­cia cien­tí­fi­ca que sus­ten­ta es­tá de­ci­sión.

“Hay in­di­ca­cio­nes cla­ras de que es un pro­ble­ma de sa­lud pú­bli­ca, fren­te al cual al­gu­nos paí­ses ya es­tán to­man­do me­di­das pre­ven­ti­vas y de tra­ta­mien­to”, res­pon­de en una entrevista con Efe el doc­tor Ro­bert Ja­kob, je­fe del equi­po de la OMS que ela­bo­ró la lis­ta.

La en­tra­da de la adic­ción a los vi­deo­jue­gos en es­ta ca­te­go­ría ocu­rrió en la pri­me­ra re­vi­sión que hi­zo la or­ga­ni­za­ción de su Cla­si­fi­ca­ción In­ter­na­cio­nal de En­fer­me­da­des (ICD-11) en trein­ta años y que fue apro­ba­da re­cien­te­men­te en su asam­blea mun­dial.

Pa­ra dar ese pa­so se re­vi­sa­ron es­tu­dios de 60 so­cie­da­des cien­tí­fi­cas de di­ver­sos paí­ses que con­cluían que es­ta adic­ción se ha con­ver­ti­do en una en­fer­me­dad pa­ra mu­chos usua­rios de In­ter­net, a tra­vés de sus va­ria­dos so­por­tes, y de con­so­las.

“Si ju­gar es una prio­ri­dad, si no se pue­de pa­rar, si eso ge­ne­ra pro­ble­mas en el en­torno so­cial, si por ello se pier­den ami­gos o se des­atien­de el tra­ba­jo, y si es­to se pro­lon­ga du­ran­te un año, en­ton­ces hay adic­ción a los ví­deo­jue­gos”, ex­pli­có.

El he­cho de que es­ta adic­ción no es­tu­vie­se in­clui­da antes en la cla­si­fi­ca­ción de en­fer­me­da­des de la OMS ha im­pe­di­do que se ela­bo­ren es­ta­dís­ti­cas glo­ba­les so­bre la pre­va­len­cia de es­ta en­fer­me­dad, que po­drán re­co­ger­se y ser ana­li­za­das a par­tir de aho­ra.

Sin em­bar­go, los es­tu­dios que sir­vie­ron de ba­se pa­ra con­si­de­rar es­ta pa­to­lo­gía ofre­cen ci­fras preo­cu­pan­tes de adic­ción, que su­pe­ran en al­gu­nas in­ves­ti­ga­cio­nes par­cia­les una pre­va­len­cia del 30 por cien­to en la po­bla­ción de Eu­ro­pa y Nor­tea­mé­ri­ca y del 50 por cien­to en Asia.

Ja­kob pi­dió to­mar es­tos da­tos con cau­te­la, ya que los es­tán­da­res que con­si­de­ran a una per­so­na adic­ta va­rían se­gún el au­tor del es­tu­dio.

De to­dos mo­dos, in­clu­so los es­tu­dios más pru­den­tes -que re­du­cen la pre­va­len­cia al 1 por cien­to en Nor­tea­mé­ri­ca y Asia pa­re­cen in­di­car la ne­ce­si­dad de cam­pa­ñas pre­ven­ti­vas o tra­ta­mien­tos pa­ra los afec­ta­dos.

Con­tra lo que mu­chos creen, el pro­ble­ma ya no es ex­clu­si­vo de ni­ños y ado­les­cen­tes. Va­rios es­tu­dios aler­tan que la adic­ción es más fre­cuen­te aho­ra en­tre adul­tos (el ran­go es­ta­dís­ti­co es de 0.21-55.7 por cien­to de la po­bla­ción) que en­tre me­no­res (0.26-38 por cien­to).

La nue­va cla­si­fi­ca­ción de es­te pro­ble­ma no ha gus­ta­do a la in­dus­tria de los vi­deo­jue­gos, que en un co­mu­ni­ca­do sus­cri­to por fir­mas del sec­tor de Es­ta­dos Uni­dos, de Eu­ro­pa, Ca­na­dá, Aus­tra­lia, Nue­va Ze­lan­da, Co­rea del Sur, Su­dá­fri­ca y Bra­sil ha pe­di­do a la OMS que re­con­si­de­re su de­ci­sión. Ja­kob ex­pli­có que la in­clu­sión de es­ta adic­ción en la ICD-11 no tie­ne por que cau­sar un au­men­to en los diag­nós­ti­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.