La­men­ta que ga­ne lo “vi­ral”

Se ol­vi­dan que un de­lin­cuen­te ro­bó, di­ce un abo­ga­do

Diario de Yucatán - - YUCATÁN - G.T.V.

PRO­GRE­SO.— Un vi­deo pue­de ser ma­ni­pu­la­do y edi­ta­do pa­ra in­cri­mi­nar a al­guien, opi­na Ma­nuel Mu­ñoz Sil­va, abo­ga­do de pro­fe­sión y ex juez de paz del mu­ni­ci­pio, res­pec­to a la gra­ba­ción que se hi­zo vi­ral don­de se acu­sa a po­li­cías de ro­bar­se una mo­to y de­ri­vó en la sus­pen­sión del je­fe de la po­li­cía Emi­lio Raúl Caamal Gu­té­rrez.

“Los ciu­da­da­nos y au­to­ri­da­des se ol­vi­dan del de­lin­cuen­te que co­me­tió un ro­bo y to­dos se vuel­can con­tra el di­rec­tor de la cor­po­ra­ción po­li­cía­ca”, la­men­tó.

Por ello, el ex fun­cio­na­rio con­si­de­ró que las au­to­ri­da­des de­ben ana­li­zar bien el ca­so y ha­cer una in­ves­ti­ga­ción se­ria.

“Es ahí es don­de pue­de in­ter­ve­nir la po­li­cía ci­ber­né­ti­ca pa­ra apo­yar en las in­ves­ti­ga­cio­nes”, apun­tó.

El pro­fe­sio­nal ad­mi­tió que “por la po­li­cía na­die me­te las ma­nos al fue­go, por­que hay una fa­ma de có­mo ac­túan, pe­ro así co­mo hay agen­tes ma­los, tam­bién los hay bue­nos”.—

PRO­GRE­SO.— Ma­nuel Mu­ñoz Sil­va, ex­juez de Paz, con­si­de­ra que en el ca­so del ví­deo con el que se acu­sa a po­li­cías de ro­bar una mo­to y que de­ri­vó en que el al­cal­de sus­pen­da des­de el lu­nes a Emi­lio Raúl Caamal Gu­tié­rrez co­mo di­rec­tor de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal, los ciu­da­da­nos y au­to­ri­da­des se ol­vi­dan del de­lin­cuen­te que co­me­tió un ro­bo en una far­ma­cia y to­dos se vuel­can con­tra el di­rec­tor.

Opi­na que al de­lin­cuen­te lo ha­cen már­tir y juz­gan a los uni­for­ma­dos que ac­tua­ron en res­pues­ta al lla­ma­do de una ciu­da­da­na, em­plea­da de una far­ma­cia don­de ro­ba­ron, quien su­pues­ta­men­te fue quien in­di­có dón­de vi­ve el su­je­to que co­me­tió el ro­bo, has­ta don­de se tras­la­da­ron los po­li­cías.

Es cier­to, agre­ga, que por la Po­li­cía na­die me­te las ma­nos al fue­go, por­que hay una fa­ma de có­mo ac­túan, pe­ro así co­mo hay agen­tes ma­los, tam­bién los hay bue­nos que cum­plen con sus fun­cio­nes y ayu­dan a los ciu­da­da­nos.

El tam­bién abo­ga­do se­ña­la que es cier­to que las re­des so­cia­les cuan­do di­fun­den una no­ti­cia o un ví­deo, co­mo el que in­vo­lu­cra a la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal, aca­ban con uno.

“Pe­ro las au­to­ri­da­des, en es­te ca­so el al­cal­de Ju­lián Za­ca­rías Cu­ri, co­mo je­fe in­me­dia­to del di­rec­tor de la Po­li­cía de­be ana­li­zar bien, ha­cer una in­ves­ti­ga­ción se­ria, to­mar en cuen­ta que un ví­deo pue­de ser ma­ni­pu­la­do y edi­ta­do pa­ra in­cri­mi­nar a al­guien, ahí es don­de pue­de in­ter­ve­nir la Po­li­cía Ci­ber­né­ti­ca pa­ra apo­yar en las in­ves­ti­ga­cio­nes”, di­ce.

In­sis­te en que tan­to au­to­ri­da­des co­mo ciu­da­da­nos se ol­vi­dan del que ro­bó en la far­ma­cia, de él na­die ha­bla, así que las in­ves­ti­ga­cio­nes de­ben ser ex­haus­ti­vas pa­ra es­cla­re­cer to­do el ca­so y en­tre­vis­tar a la em­plea­da de la far­ma­cia.

Ma­nuel Mu­ñoz Sil­va, abo­ga­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.