ES HO­RA DE HA­CER EQUI­PO CON­TRA LA DE­LIN­CUEN­CIA: CJ

El go­ber­na­dor ates­ti­gua la gra­dua­ción de 127 nue­vos po­li­cías que acre­di­ta­ron cur­so.

Diario La Verdad (Quintana Roo) - - PORTADA - _REBECA GON­ZÁ­LEZ

El pro­ce­so de fe­de­ra­li­za­ción de los ser­vi­cios de sa­lud, con­tem­pla­dos en los pri­me­ros seis me­ses de es­te 2019, pa­ra un gru­po de ocho en­ti­da­des (Quin­ta­na Roo, Yu­ca­tán, Cam­pe­che, Chia­pas, Ta­bas­co, Ve­ra­cruz, Oa­xa­ca y Gue­rre­ro), ha en­con­tra­do va­rios obs­tácu­los, lo que ha oca­sio­na­do un len­to avan­ce en la apli­ca­ción del nue­vo plan.

De acuer­do con el pro­pio Se­cre­ta­rio de Sa­lud Jor­ge Al­co­cer Va­re­la, se han en­con­tra­do di­ver­sos pro­ble­mas co­mo las deu­das que tie­nen los go­bier­nos de los es­ta­dos con di­fe­ren­tes ins­tan­cias, las cua­les no pue­den ser ab­sor­bi­das por la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da.

Aun­que ya las ocho en­ti­da­des del su­r­es­te que for­man par­te de la pri­me­ra eta­pa del plan, ya fir­ma­ron los acuer­dos pa­ra que la Se­cre­ta­ría de Sa­lud fe­de­ral asu­ma el con­trol y uso de los re­cur­sos eco­nó­mi­cos, hu­ma­nos y de in­fra­es­truc­tu­ra, aun se de­ben re­vi­sar ade­más de las deu­das men­cio­na­das, las con­tra­ta­cio­nes por ho­no­ra­rios o even­tua­les de per­so­nal mé­di­co y ad­mi­nis­tra­ti­vo.

Has­ta aho­ra se han iden­ti­fi­ca­do 87 mil pla­zas even­tua­les, en las que se con­tra­tó per

so­nal ad­mi­nis­tra­ti­vo con pla­zas mé­di­cas o em­plea­dos que apa­re­cen en la nó­mi­na de al­gún hos­pi­tal pe­ro real­men­te la­bo­ran en otro lu­gar.

Son al­re­de­dor de 200 cen­tros de sa­lud y hos­pi­ta­les in­con­clu­sos; hay ca­sos de in­mue­bles que se cons­tru­ye­ron en al­gu­na aso­cia­ción ci­vil, lue­go se aban­do­na­ron y no es po­si­ble de­ter­mi­nar res­pon­sa­bi­li­da­des. En al­gu­nas en­ti­da­des ocu­rre que tie­nen el equi­pa­mien­to ne­ce­sa­rio, pe­ro ca­re­cen del per­so­nal mé­di­co pa­ra ope­rar­lo. Ca­da es­ta­do tie­ne di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes que se de­ben ana­li­zar y re­sol­ver por se­pa­ra­do, di­jo el fun­cio­na­rio.

Igual de bien o igual de mal

A pe­sar que los pro­ce­sos de fe­de­ra­li­za­ción de los ser­vi­cios de sa­lud van len­tos, es­tos no han de­ja­do de ofre­cer­se y an­te ello, la po­bla­ción en su ma­yo­ría, ca­li­fi­ca los ser­vi­cios “co­mo igual de bien” que los ofre­ci­dos el año pa­sa­do en el sec­tor pú­bli­co.

De acuer­do con es­tu­dio de “Mé­xi­co Eli­ge” un 41.3 por cien­to de la po­bla­ción a la que se le apli­có una en­cues­ta res­pon­dió que los ser­vi­cios de sa­lud en el sec­tor pú­bli­co si­guen “igual de bien” con res­pec­to al año pa­sa­do (2018), en tan­to que un 29 por cien­to res­pon­dió en el sen­ti­do con­tra­rio, es de­cir “igual de mal que el año pa­sa­do”. En es­te mis­mo son­deo, un 18.5 por cien­to de la po­bla­ción con­sul­ta­da, di­jo per­ci­bir co­mo “Me­jor” los ser­vi­cios de sa­lud pú­bli­ca, mien­tras que un 11.2

Las afec­ta­cio­nes van más allá con cau­sas fin­ca­das en el re­cor­te de pre­su­pues­tos, fal­ta de mé­di­cos y en­fer­me­ras, es­ca­sez de me­di­ca­men­tos, fal­ta de apo­yo a pa­san­tes que se re­sien­ten por igual en clí­ni­cas, hos­pi­ta­les y uni­da­des de Ta­bas­co, Ve­ra­cruz y Ta­mau­li­pas que en Cam­pe­che, Yu­ca­tán y Quin­ta­na Roo.

Al igual que las cau­sas, los efec­tos pro­vo­can es­tra­gos en el in­gre­so del ho­gar; de acuer­do con un aná­li­sis del Ins­ti­tu­to Me­xi­cano pa­ra la Com­pe­ti­ti­vi­dad (IMCO) de­no­mi­na­do “Pe­que­ños pa­sos pa­ra trans­for­mar el Sis­te­ma de Sa­lud” ejem­pli­fi­ca en cua­tro ca­sos los cos­tos que de­be su­fra­gar una fa­mi­lia al pre­sen­tar­se una en­fer­me­dad ca­tas­tró­fi­ca en al­guno de sus miem­bros y sin se­gu­ri­dad so­cial. Así por ejem­plo el tra­ta­mien­to de cán­cer es prác­ti­ca­men­te im­pa­ga­ble pa­ra cual­quier fa­mi­lia me­xi­ca­na. El gas­to pro­me­dio pa­ra tra­tar cán­cer de ma­ma es de 245 mil pe­sos. Es­te gas­to po­dría ser sol­ven­ta­do so­lo por los ho­ga­res con ma­yo­res ingresos que el pro­me­dio.

El tra­ta­mien­to de he­pa­ti­tis vi­ral es prác­ti­ca­men­te im­pa­ga­ble pa­ra cual­quier fa­mi­lia me­xi­ca­na. Se es­ti­ma que so­lo las fa­mi­lias de más al­to in­gre­so po­drían sol­ven­tar la en­fer­me­dad con un cos­to pro­me­dio de al me­nos 470 mil pe­sos anua­les.

La es­ti­ma­ción del gas­to pa­ra tra­tar una en­fer­me­dad del co­ra­zón os­ci­la en pro­me­dio en­tre 194 mil y 347 mil pe­sos anua­les. En tan­to que el tra­ta­mien­to de en­fer­me­da­des cró­ni­cas co­mo la dia­be­tes y la hi­per­ten­sión os­ci­la en­tre 76 mil y 131 mil pe­sos anua­les.

El sis­te­ma de sa­lud pú­bli­co me­xi­cano –por más que exis­tan bue­nas in­ten­cio­nes o pro­me­sas- es in­ca­paz de dar­le cer­te­za a los usua­rios de que se­rán aten­di­dos y ten­drán me­di­ci­nas cuan­do lo ne­ce­si­ten, o de mi­ti­gar el ries­go fi­nan­cie­ro de to­das las fa­mi­lias que su­fren al­gu­na en­fer­me­dad cos­to­sa o de lar­go pla­zo. por cien­to afir­mó que es­ta­ban “peor” que los re­ci­bi­dos el año pa­sa­do.

Ba­jo un so­lo man­do

De acuer­do con el Plan de fe­de­ra­li­za­ción del sis­te­ma de sa­lud que ini­cia­ría en las ocho en­ti­da­des ya men­cio­na­das, la ac­ción con­jun­ta de las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas de sa­lud, fe­de­ra­les y es­ta­ta­les, es­ta­rá ba­jo el man­do cen­tral de la Se­cre­ta­ría de Sa­lud.

En for­ma pa­ra­le­la se­ría eli­mi­nan­do pau­la­ti­na­men­te el Se­gu­ro Po­pu­lar, pa­ra ser sus­ti­tui­do por un sis­te­ma de sa­lud pú­bli­ca que ga­ran­ti­ce la aten­ción mé­di­ca de ca­li­dad y la en­tre­ga de me­di­ca­men­tos gra­tui­tos.

En el nue­vo es­que­ma se ha­bía anun­cia­do la am­plia­ción y cam­bio de nom­bre del Pro­gra­ma IMSS-Pros­pe­ra, aho­ra de­no­mi­na­do IMSS-Bie­nes­tar (IMSS-B), en to­dos los es­ta­dos del país ha­cien­do uso, en par­te, de los re­cur­sos del Se­gu­ro Po­pu­lar; sin em­bar­go, en la pá­gi­na ofi­cial del IMSS y en los cen­tros hos­pi­ta­la­rios, aún se si­gue lla­man­do “IMSSP­ros­pe­ra”.

Ne­gli­gen­cia y co­rrup­ción

La ne­gli­gen­cia y la co­rrup­ción, aso­cia­das al inade­cua­do ma­ne­jo es­ta­tal de los ser­vi­cios de sa­lud, fue­ron las cau­sas prin­ci­pa­les pa­ra que el go­bierno fe­de­ral en­tre­ga­ra el con­trol a la Se­cre­ta­ría de Sa­lud fe­de­ral.

Y es­ta vi­sión es com­par­ti­da por mi­les de usua­rios del sis­te­ma de sa­lud pú­bli­co, ya que en la en­cues­ta de Mé­xi­co Eli­ge un 48 por cien­to de la po­bla­ción en­cues­ta­da di­jo que “la co­rrup­ción de go­bier­nos pa­sa­dos era la cau­sa del des­abas­to de me­di­ci­nas en hos­pi­ta­les”.

En tan­to que un 46.4 por cien­to de la po­bla­ción con­sul­ta­da ex­pu­so que los “re­cor­tes de pre­su­pues­to en la fe­de­ra­ción eran la cau­sa del des­abas­to de me­di­ci­nas”.

En es­ta mis­ma en­cues­ta, so­lo un 3.7 por cien­to de la po­bla­ción res­pon­sa­bi­li­zó a la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca de la ca­ren­cia de me­di­ca­men­tos y un 1.9 por cien­to men­cio­nó otra ra­zón dis­tin­ta a las tres an­te­rio­res.

In­cre­men­tos

En­tre 2000 y 2018 el pre­su­pues­to de la Se­cre­ta­ría de Sa­lud au­men­tó 210 por cien­to en tér­mi­nos reales, de acuer­do con ci­fras de la pro­pia de­pen­den­cia. Muy po­cas áreas de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca tu­vie­ron un cre­ci­mien­to si­mi­lar. Su mo­tor prin­ci­pal fue la crea­ción en 2003 del Sis­te­ma de Pro­tec­ción So­cial en Sa­lud, cu­yo bra­zo ope­ra­ti­vo fue pre­ci­sa­men­te el Se­gu­ro Po­pu­lar.

Es un he­cho in­ne­ga­ble que en va­rios es­ta­dos co­mo por ejem­plo Ve­ra­cruz y Ta­bas­co, ha ha­bi­do ma­los ma­ne­jos de los re­cur­sos de­di­ca­dos a aten­der las ne­ce­si­da­des de sa­lud de la po­bla­ción sin se­gu­ri­dad so­cial.

Por eso pa­ra la po­bla­ción y en es­pe­cial pa­ra la que no cuen­ta nin­gún ser­vi­cio de se­gu­ri­dad so­cial, la pro­me­sa de do­tar de és­tos y con­tar con per­so­nal mé­di­co y me­di­ci­nas su­fi­cien­tes es una es­pe­ran­za que se nie­gan a per­der, es­pe­ran­do que los 100 mil mi­llo­nes de pe­sos adi­cio­na­les pa­ra el sec­tor sa­lud en los pró­xi­mos dos años: 25 mil mi­llo­nes de pe­sos pa­ra ca­da uno de los cua­tro gru­pos de ocho en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas que se in­cor­po­ra­rán pau­la­ti­na­men­te a di­cho pro­ce­so en 2019 y 2020, sean bien apli­ca­dos y por lo tan­to me­jor apro­ve­cha­dos a fa­vor de la con­ser­va­ción de la sa­lud.

De acuer­do al Se­cre­ta­rio de Sa­lud Jor­ge Al­co­cer Va­re­la, se han en­con­tra­do pro­ble­mas co­mo las deu­das que tie­nen los go­bier­nos de los es­ta­dos con di­fe­ren­tes ins­tan­cias, lo que im­pi­de avan­zar en el nue­vo plan de sa­lud

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.