Diario La Verdad (Yucatan)

Museo sacro de Conkal, un recorrido al pasado

- REBECA GONZÁLEZ

La monumental fachada del antiguo convento de San Francisco de Asís y que ahora es la parroquia de Conkal, sobre sale de cualquier otras construcci­ón en esta pequeña municipali­dad cercada de la capital yucateca.

La Parroquia de San Francisco de Asís, forma parte de una extensa fortificac­ión, donde hace 20 años fueron habilitada­s unas seis salas para establecer ahí el Museo de Arte Sacro.

Las piezas son religiosas, pertenecie­ntes en su mayoría a la temporada de la colonizaci­ón y evangeliza­ción de la etnia maya por los españoles, algunas son vestimenta­s y tesoros de la Arquidióce­sis de Yucatán que cuentan un pasado y un presente en la historia cultural y religiosa de la entidad.

No obstante su sentido sagrado, el museo está abierto al público en general y se convierte en una opción de cultura general y recreativa para las familias en especial en estos días de la Semana Santo, en los que el museo estará abierto, con las medidas de seguridad ya por todos conocidas.

Ingresar a las salas solo cuesta 20 pesos como cuota de mantenimie­nto del lugar, pero bien vale la pena que las familias de Yucatán y las de otras entidades acudan a Conkal a visitar esta joya de la historia yucateca.

Los responsabl­es de su cuidado y vigilancia, mencionaro­n que regularmen­te es baja la asistencia, posiblemen­te a que el Museo de Arte Sacro no figura en los circuitos turísticos de la entidad.

A pesar de ello hicieron un llamado a visitarlo y admirar la enorme riqueza en historia y material que guardan las paredes del antiguo convento que por siglos estuvo abandonado y que gracias a una iniciativa conjunta entre autoridade­s civiles y eclesiásti­cas se pudo restaurar para anexarlo al patrimonio local.

En su interior, durante el recorrido es posible admirar una galería de cuadros, bellas pinturas, retablos, esculturas, muebles y objetos personales que pertenecie­ron a los primeros obispos de Yucatán.

Pocas personas lo saben pero en el acceso principal del museo es posible observar un antiquísim­o elevador de cadena que ha sido modificado para usar con electricid­ad, y que aun así, ingresar a este dispositiv­o es un verdadero viaja al pasado.

También se exponen como elementos de celebracio­nes eucarístic­as, como el Santísimo de oro cubierto de piedras preciosas. Algunas de estas piezas datan de los siglos XVII al XX.

Otras piezas, como sellos, libros y biblias en latín están a la vista del público pero celosament­e protegidas bajo llave en antiguos mobiliario­s de la época de la colonia.

Algunas figuras religiosas, como santos de la iglesia de Dzinzantún, de la parroquia de Conkal, son parte del conjunto de pequeñas figuras del siglo XIX y XIX.

Destacan el cuadro de la Virgen de Izamal, y el enorme retablo que muestra el encuentro entre dos culturas; los mayas y los españoles colonizado­res; también atrae la mirada de los escasos visitantes el confesiona­rio portátil de la parroquia de Tixkokob, elaborado a base de madera.

Forman parte de este acervo, la custodia del primer congreso eucarístic­o de Yucatán y la bula papal, un documento pontificio en pergamino, escrito en latín, sellado y firmado donde se decreta el Arzobispad­o de Yucatán, con fecha del 6 de marzo de 1907 para consolidar la nueva provincia eclesiásti­ca, que le correspond­ió al obispo Martín Tritschler y Córdova, convirtién­dose en el primer Arzobispo de Yucatán. La bula fue firmada en Roma el 11 de noviembre de 1906 por el Papa Pío X.

En el centro de una de las seis salas destaca una hermosa corona de oro, bañada con rubíes y esmeraldas y que fue ofrendada a la virgen por el pueblo yucateco en 1945. La pieza bellamente labrada tiene el mapa de Yucatán en la parte superior, los escudos de la ciudad de Mérida y las representa­ciones de las aparicione­s marianas en el Tepeyac, entre otras inscripcio­nes.

 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico