UN RE­FU­GIO PA­RA TO­DAS

Vanguardia - Domingo360 - - SU­PER­HE­ROÍ­NAS EN SAL­TI­LLO - POR NI­DIA MAR­TÍ­NEZ FOTO LUIS CASTREJÓN Y OMAR SAUCEDO

To­car la puerta co­rrec­ta en el mo­men­to pre­ci­so pue­de sal­var vi­das. Por ello, la aso­cia­ción ci­vil Nue­vas Op­cio­nes de Vida se en­car­ga, des­de ha­ce 20 años, de ofre­cer aten­ción psi­co­ló­gi­ca, le­gal y so­cial a mu­je­res víc­ti­mas de vio­len­cia.

Su di­rec­to­ra ge­ne­ral, Lau­ra Ivon­ne Val­dés Mar­tí­nez, con­tó que cuan­do las mu­je­res no tie­nen a dón­de ir, se les apo­ya con tras­la­do a un re­fu­gio, que son ca­sas tran­si­to­rias don­de es­tán has­ta por tres me­ses jun­to a sus hi­jos.

“To­da es­ta ayu­da, tan­to del cen­tro de aten­ción ex­ter­na co­mo del re­fu­gio, es to­tal­men­te gra­tis y es­ta­mos los 365 días del año, las 24 ho­ras del día, jus­ta­men­te pa­ra ofre­cer al­ter­na­ti­vas de so­lu­ción a to­das aque­llas mu­je­res que rom­pen el si­len­cio y de­ci­den de­cir bas­ta, pe­ro no en­cuen­tran a don­de ir por cues­tio­nes eco­nó­mi­cas, su fa­mi­lia es­tá en ries­go o los fa­mi­lia­res no les creen”.

La aso­cia­ción, ubi­ca­da en la ciu­dad, es­tá con­for­ma­da por un equipo de 23 per­so­nas al­ta­men­te ca­pa­ci­ta­das. Lau­ra Ivon­ne di­jo que mu­chas ve­ces hay ca­ren­cia de de­nun­cia por­que las mu­je­res te­men a las ame­na­zas o por­que des­co­no­cen sus de­re­chos.

“Es ahí don­de la aten­ción psi­co­ló­gi­ca es bien im­por­tan­te, por­que a ve­ces re­la­cio­na­mos psi­có­lo­go o psi­quia­tra con lo­cu­ra, y eso no es así, en al­gún mo­men­to de nues­tra vida to­dos te­ne­mos una si­tua­ción que nos im­pi­de re­co­no­cer y abor­dar una so­lu­ción, lo más la­men­ta­ble es la vio­len­cia ha­cia los ni­ños, ca­da vez es más cruel, se es­tá en­du­re­cien­do, y ellos lo re­pro­du­cen en la es­cue­la y en sus co­mu­ni­da­des”.

Lau­ra en­fa­ti­zó que to­do vie­ne de ca­sa, y pre­ci­sa­men­te ese es uno de los re­tos a los que se en­fren­ta la aso­cia­ción, el en­trar a ca­da uno de los ho­ga­res, al sec­tor em­pre­sa­rial y de go­bierno pa­ra crear con­cien­cia so­bre la vio­len­cia contra la mu­jer.

AYU­DA PA­RA TO­DAS

Cuan­do una mu­jer lle­ga por pri­me­ra vez la en­tre­vis­tan pa­ra co­no­cer a de­ta­lle las cir­cuns­tan­cias y evi­tar la re vic­ti­mi­za­ción. Se­gún la di­rec­to­ra, la or­ga­ni­za­ción tra­ba­ja con la red na­cio­nal de re­fu­gios y cum­ple con un pro­to­co­lo.

Así, la mu­jer pa­sa al área de psi­co­lo­gía y se uti­li­zan me­di­do­res de vio­len­cia pa­ra de­ri­var al re­fu­gio se­gún sea el ca­so. To­da la in­for­ma­ción es con­fi­den­cial. Una vez en el re­fu­gio, la mu­jer y sus hi­jos re­ci­bi­rán aten­ción psi­co­ló­gi­ca, edu­ca­ción y ta­lle­res co­mo bi­su­te­ría, cor­te y con­fec­ción, me­cá­ni­ca au­to­mo­triz, plo­me­ría o re­pos­te­ría.

“Sin du­da, la vio­len­cia pe­ga y pe­ga en to­das las es­fe­ras. Du­ran­te el 2019 se aten­die­ron 300 casos de mu­je­res que vi­nie­ron por pri­me­ra vez, así co­mo sus sub­se­cuen­tes”.

MU­JE­RES PA­RA MU­JE­RES

Nue­vas Op­cio­nes de Vida es par­te de un pro­gra­ma fe­de­ral. Año con año la Se­cre­ta­ría de Sa­lud lan­za una con­vo­ca­to­ria pa­ra otor­gar un sub­si­dio que abar­ca de ma­yo a di­ciem­bre.

De enero a abril la aso­cia­ción se tie­ne que va­ler por sí so­la.

Se pi­de el apo­yo, ade­más, de em­pre­sas res­pon­sa­bles a tra­vés de plá­ti­cas y re­don­deos.

Lau­ra Ivon­ne Val­dés ayu­da dia­ria­men­te a mu­je­res que hu­yen del abu­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.