UN FE­LIZ RE­GRE­SO

El re­gre­so a cla­se es vol­ver a una ru­ti­na des­pués de ha­ber dis­fru­ta­do de un me­re­ci­do des­can­so, tan­to pa­ra alum­nos co­mo pa­dres. Te da­mos los si­guien­tes con­se­jos pa­ra que no te to­me por sor­pre­sa.

La Crónica - Donde y Que Estudiar? - - PLANEA CON TIEMPO -

Aun­que el pre­su­pues­to es uno de los te­mas más im­por­tan­tes, no es el úni­co, pues tan­to ni­ños co­mo adul­tos de­ben readap­tar­se a los ho­ra­rios que im­pli­ca el vol­ver a la es­cue­la. Aquí al­gu­nos con­se­jos pa­ra ha­cer una tran­si­ción más ami­ga­ble pa­ra to­dos.

EN CUES­TIÓN DE PRE­SU­PUES­TO

Pla­nea –in­clu­so des­de an­tes de que tus hi­jos sal­gan de va­ca­cio­nes– el pre­su­pues­to pa­ra los úti­les es­co­la­res, uni­for­mes, o co­le­gia­tu­ras; y si es po­si­ble, con­si­de­ra tam­bién los gas­tos pa­ra unas pe­que­ñas va­ca­cio­nes bien me­re­ci­das pa­ra to­da la fa­mi­lia o cur­sos de ve­rano, si es que tie­nes esa po­si­bi­li­dad.

En el te­ma de los úti­les y uni­for­me re­vi­sa qué to­da­vía sir­ve y qué de­bes sus­ti­tuir. Pa­ra ha­cer es­to úl­ti­mo com­pa­ra pre­cios en di­fe­ren­tes es­ta­ble­ci­mien­tos.

En­se­ña a tus hi­jos a cui­dar sus úti­les es­co­la­res y re­com­pén­sa­los con una par­te del di­ne­ro que gas­ta­rías si tu­vie­ras que re­em­pla­zar­los. Así tam­bién los en­se­ñas a aho­rrar.

PA­RA RE­CU­PE­RAR LA RU­TI­NA

Si de fo­rrar li­bros y cua­der­nos se tra­ta, des­ti­na ca­da día un ho­ra­rio pa­ra es­ta ac­ti­vi­dad y evi­ta des­gas­tar­te ha­cién­do­lo de un día pa­ra otro. Lo mis­mo con el eti­que­ta­do de la ro­pa y de­más ar­tícu­los.

Días an­tes del re­gre­so a cla­ses tra­ten de dor­mir más tem­prano pa­ra ha­cer más fá­cil la tran­si­ción.

Pon­te crea­ti­vo al alis­tar el lunch de tus hi­jos con re­ce­tas sa­nas, que ade­más ás re­pre­sen­ta­rán un ali­vio pa­ra tu car­te­ra y ayu­da­rá a organizar me­jor tus tiem­pos.

Si tie­nes ve­ci­nos que lle­van a sus hi­jos a la mis­ma es­cue­la, com­par­tan la ru­ti­na de trans­por­te: un día ellos y un día tú.

Es­te es tu mo­men­to de re­plan­tear la con­vi­ven­cia con tus hi­jos, y es­to in­clu­ye ha­cer la ta­rea jun­tos. Em­pie­za a re­pa­sar con jue­gos las úl­ti­mas lecciones an­tes de sa­lir de va­ca­cio­nes, así el re­gre­so a cla­ses se­rá más na­tu­ral y sen­ci­llo pa­ra tus hi­jos.

Or­ga­ní­za­te con tu pa­re­ja pa­ra asu­mir de me­jor for­ma es­ta res­pon­sa­bi­li­dad.

Un con­se­jo más: no los sa­tu­res. Aun­que las ac­ti­vi­da­des ex­tra­cu­rri­cu­la­res tam­bién sir­ven pa­ra man­te­ner ocu­pa­dos a los hi­jos mien­tras los pa­dres tra­ba­jan o por­que te­men que se va­yan a abu­rrir, es im­por­tan­te te­ner tiem­po li­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.