Ter­cer pi­so

El Debate de Guasave - - TERCER PISO -

Ci­fras es­tre­me­ce­do­ras. Co­mo al­go iné­di­to y que se es­pe­ra­ba des­de ha­ce mu­cho tiem­po, el fis­cal ge­ne­ral Juan Jo­sé Ríos Es­ta­vi­llo dio a co­no­cer el número de des­apa­re­ci­dos en Si­na­loa, y las ci­fras son alar­man­tes. De for­ma ofi­cial, el número de des­apa­re­ci­dos fue de más de mil 100, de los cua­les en­con­tra­ron ase­si­na­das a 94 víc­ti­mas, y lo­ca­li­za­ron vi­vas a 259, pe­ro de la ma­yo­ría si­gue sin ha­ber un ras­tro pa­ra dar con ellas. Oja­lá que con es­tos número cru­dos y con los lla­ma­dos que ha­cen los co­lec­ti­vos de bús­que­da las au­to­ri­da­des tra­ba­jen más en la pre­ven­ción de es­te de­li­to, que, de acuer­do con las fa­mi­lias de las víc­ti­mas, los ma­ta en vi­da.

‘Re­lax’. Co­rre un vi­deo por las re­des so­cia­les en el que apa­re­ce el sub­se­cre­ta­rio de Go­bierno, Mar­co An­to­nio Osu­na Mo­reno, en una fa­ce­ta en la que no se le co­no­cía: en un con­vi­vio en un do­mi­ci­lio le hi­zo a la «ar­tis­tea­da». Mi­cró­fono en mano, en­to­nó una can­ción, cu­ya le­tra veía en una pan­ta­lla, y ni se ape­nó por si al­guien lo pu­die­ra cri­ti­car por­que le pi­dió al que gra­ba­ba el vi­deo que «co­rrie­ra play». Has­ta eso que en la can­ta­da no se le fue la voz. Di­cen que con tan­tos pro­ble­mas en el es­ta­do, a Osu­na Mo­reno no le caen na­da mal mo­men­tos de re­lax con su círcu­lo cer­cano, aun­que al­gu­nos ase­gu­ran que por esas con­duc­tas las co­sas es­tán co­mo es­tán en Si­na­loa.

Ri­va­li­dad. En otro te­ma, es­pe­cí­fi­ca­men­te en el de los dipu­tados lo­ca­les gua­sa­ven­ses, pa­re­cie­ra que se ha desata­do una gue­rra en­tre Flo­ra Mi­ran­da Leal y Eleno Flo­res Gá­mez al di­fe­rir en sus de­cla­ra­cio­nes so­bre los re­cur­sos asig­na­dos pa­ra el cen­tro de jus­ti­cia pe­nal pa­ra Guasave. Mien­tras Flo­ra ase­gu­ró que di­cho re­cur­so ges­tio­na­do de las po­lé­mi­cas reasig­na­cio­nes pa­ra el mu­ni­ci­pio es lo que a Guasave le co­rres­pon­de, el dipu­tado con­si­de­ra que es ex­ce­si­vo y que con me­nos pre­su­pues­to se pue­de ha­cer mu­cho. El pro­ble­ma es que mien­tras una se man­tie­ne en una pos­tu­ra de opo­si­ción en el Congreso lo­cal, el otro se ha de­di­ca­do a de­fen­der al go­ber­na­dor del es­ta­do, y hay quie­nes se han atre­vi­do a au­gu­rar la se­pa­ra­ción de es­te de las fi­las del Par­ti­do del Tra­ba­jo, des­de don­de lo pos­tu­la­ron pa­ra dipu­tado a tra­vés de la coa­li­ción Jun­tos Ha­re­mos His­to­ria.

Que­da bien. En Con­cor­dia se rea­li­zan las fies­tas cul­tu­ra­les y de­por­ti­vas con mo­ti­vo del aniver­sa­rio de la fun­da­ción de ese mu­ni­ci­pio, y en es­ta oca­sión la ce­le­bra­ción se ha ro­dea­do de po­lé­mi­ca. Es­to por­que el ca­bil­do, que pre­si­de el priis­ta Fe­li­pe Gar­zón, de­ci­dió que la Se­ma­na Cul­tu­ral lle­va­ra el nom­bre del go­ber­na­dor de Si­na­loa, Qui­rino Or­daz Cop­pel. La de­ci­sión no ha gus­ta­do a to­dos, y a tra­vés de las re­des so­cia­les se han ver­ti­do al­gu­nas crí­ti­cas ha­cia Gar­zón, a quien cues­tio­nan si Con­cor­dia no cuen­ta con hé­roes y ar­tis­tas con mé­ri­tos su­fi­cien­tes pa­ra que se le hon­re du­ran­te la fies­ta cul­tu­ral.

La reunión pri­va­da. Pa­ra na­die es des­co­no­ci­do que al in­te­rior de Mo­re­na se jue­gan in­tere­ses po­lí­ti­cos muy fuer­tes, y que es­to los ha lle­va­do a ti­rar ma­no­ta­zos, pro­vo­can­do que se ge­ne­ren dis­cor­dias y des­pren­di­mien­tos que so­lo da­ñan al par­ti­do en el go­bierno. Sin em­bar­go, el pa­sa­do sá­ba­do tu­vie­ron el pri­mer en­cuen­tro en la co­mu­ni­dad de la Melchor Ocampo, de Mo­co­ri­to, en­cuen­tro al que acu­dió la se­na­do­ra Imel­da Cas­tro, don­de se di­jo que tam­bién ha­bía si­do invitado al tam­bién se­na­dor Ru­bén Ro­cha Mo­ya. En el en­cuen­tro, que se lle­vó a ca­bo en la ca­sa de Sa­muel Ba­ra­jas Or­tiz, es­tu­vie­ron dia­lo­gan­do Clau­dio Ló­pez, re­gi­dor por Mo­co­ri­to, y Je­sús Ma­nuel Ji­mé­nez Gil, lí­der de Mo­re­na, quie­nes ha­ce unos me­ses se en­con­tra­ban en una rís­pi­da di­fe­ren­cia, la cual fue di­suel­ta, co­mo se pre­ten­de con to­dos los con­flic­tos al in­te­rior de Mo­re­na, em­pe­zan­do a ser sua­vi­za­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.