Char­li­ze The­ron con as­pi­ra­cio­nes a la Ca­sa Blan­ca

El Debate de Los Mochis - - ESPECTÁCULOS - @el­de­ba­te

La ca­rre­ra de la ac­triz se ha ca­rac­te­ri­za­do ca­si siem­pre por sus pa­pe­les dra­má­ti­cos o de ac­ción, se lan­za a la co­me­dia pu­ra y du­ra en ‘Long shot’, de es­treno el 3 de ma­yo, acom­pa­ña­da por un es­pe­cia­lis­ta co­mo Seth Ro­gen, que fue el principal mo­ti­vo por el que la ar­tis­ta qui­so par­ti­ci­par en el pro­yec­to

Char­li­ze The­ron ríe. Ese po­dría ser el es­lo­gan de Long shot, una co­me­dia ro­mán­ti­ca don­de la ac­triz da rien­da suel­ta a sus do­tes pa­ra el gé­ne­ro y en la que in­ter­pre­ta a una mu­jer con as­pi­ra­cio­nes a la Ca­sa Blan­ca, al­go que, en su opi­nión, de­be­ría ha­ber si­do una reali­dad ha­ce ya mu­cho tiem­po.

“¿Que si es­ta­mos cer­ca de ver una mu­jer pre­si­den­ta en Es­ta­dos Uni­dos? En reali­dad ya va­mos tar­de. Ya de­be­ría­mos ha­ber te­ni­do va­rias. Lle­ga­mos tar­de a la fies­ta”, di­jo la ac­triz sud­afri­ca­na en un en­cuen­tro con un gru­po re­du­ci­do de me­dios, en­tre ellos Efe.

µ Nue­va pro­duc­ción

“Soy una gran sim­pa­ti­zan­te de los bue­nos po­lí­ti­cos, de aque­llos con una gran éti­ca. Y apo­yo es­pe­cial­men­te a las mu­je­res que han de­mos­tra­do ser re­vo­lu­cio­na­rias en la po­lí­ti­ca, pe­ro yo no ten­go el de­seo o la pa­sión de in­vo­lu­crar­me en al­go así”, afir­mó la ga­na­do­ra del Ós­car por Mons­ter.

The­ron, cu­ya ca­rre­ra se ha ca­rac­te­ri­za­do ca­si siem­pre por sus pa­pe­les dra­má­ti­cos o de ac­ción, se lan­za a la co­me­dia pu­ra y du­ra en Long shot, de es­treno el 3 de ma­yo, acom­pa­ña­da por un es­pe­cia­lis­ta co­mo Seth Ro­gen, que fue el principal mo­ti­vo por el que la ar­tis­ta

qui­so par­ti­ci­par en el pro­yec­to.

“Que­ría tra­ba­jar con él, aun­que no pen­sé que fue­ra a ocu­rrir real­men­te. Ad­mi­ro ab­so­lu­ta­men­te lo que ha­ce, pe­ro nun­ca he te­ni­do ese ti­po de opor­tu­ni­da­des en mi ca­rre­ra y las que he te­ni­do no las vi ade­cua­das. Pa­ra ser com­ple­ta­men­te sin­ce­ra, nun­ca pen­sé que ha­ría una co­me­dia ro­mán­ti­ca. No es lo mío”, re­co­no­ció The­ron.

“He he­cho en el pa­sa­do otro ti­po de co­me­dias, mu­cho más os­cu­ras”, se­ña­ló la in­tér­pre­te, en alu­sión a tí­tu­los co­mo Tully o Young adult, pe­ro en es­te ca­so, co­nec­tó es­tu­pen­da­men­te con Ro­gen y tra­ba­ja­ron du­ran­te cin­co años en pu­lir el guion de­fi­ni­ti­vo de la his­to­ria.

µ Per­so­na­je

En la pe­lí­cu­la, The­ron en­car­na a Char­lot­te Field, una de las mu­je­res más in­flu­yen­tes del mun­do, que so­pe­sa la po­si­bi­li­dad de de­jar su tra­ba­jo co­mo se­cre­ta­ria de Es­ta­do pa­ra pre­sen­tar­se co­mo can­di­da­ta a la Pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos. En ese mo­men­to se re­en­cuen­tra con Fred Flarsky (Ro­gen), un pe­rio­dis­ta na­da con­for­mis­ta al que cui­dó cuan­do era ni­ño. Flarsky lo­gra con­quis­tar­la con su idea­lis­mo y hu­mor des­in­hi­bi­do, y Field de­ci­de con­tra­tar­lo pa­ra es­cri­bir sus dis­cur­sos de ca­ra al pú­bli­co, lo que su­po­ne el co­mien­zo de una re­la­ción que pa­sa­rá por to­do ti­po de anéc­do­tas y su­ce­sos.

“Le de­di­ca­mos mu­cho es­fuer­zo pa­ra que la his­to­ria fue­ra opor­tu­na y atem­po­ral. Que­ría­mos al­go que se sin­tie­ra fres­co, que se pue­da ver en 20 años y la gen­te di­ga que ha en­ve­je­ci­do bien”, co­men­tó Ro­gen. “Co­mo yo”, apun­tó en­tre ri­sas The­ron, de 43 años. “No co­mo yo. Yo era más jo­ven que ella cuan­do em­pe­za­mos a desa­rro­llar la pe­lí­cu­la. La so­bre­pa­sé du­ran­te el trans­cur­so del ro­da­je”, con­ti­nuó Ro­gen, de 36 años. Los dos ac­to­res se im­pli­ca­ron mu­cho en el pro­yec­to y ejer­cen co­mo pro­duc­to­res de la cin­ta, di­ri­gi­da por Jo­nat­han Le­vi­ne.

Pa­ra Ro­gen fue un pla­cer asu­mir un rol más se­cun­da­rio en una his­to­ria que se desa­rro­lla en la pri­me­ra lí­nea po­lí­ti­ca del país, don­de ge­ne­ral­men­te las mu­je­res han si­do re­le­ga­das a un se­gun­do plano en la fic­ción. “He­mos co­lo­ca­do a una mu­jer en una si­tua­ción de po­der y mi per­so­na­je ejer­ce co­mo apo­yo. Ayu­da a la mu­jer que ama. No es un men­sa­je que abun­de. De he­cho,

sue­le ser al re­vés, es­pe­cial­men­te en es­ta te­má­ti­ca”, sos­tu­vo Ro­gen, quien re­co­no­ció que la cin­ta se lla­ma­ba ori­gi­nal­men­te Flarsky y que de­ci­die­ron cam­biar el tí­tu­lo por­que la his­to­ria no gi­ra en torno al per­so­na­je mas­cu­lino. Pa­ra The­ron, el gan­cho fue ela­bo­rar “al­go mo­derno y con­tem­po­rá­neo, con per­so­na­jes que fue­ran cer­ca­nos a la gen­te”. “Que­ría­mos po­ner­les mu­chas com­pli­ca­cio­nes pa­ra que aca­ba­ran jun­tos”, in­di­có la pro­ta­go­nis­ta de Mad max: fury road o Ato­mic blon­de, quien se vio iden­ti­fi­ca­da con las di­fi­cul­ta­des de su per­so­na­je pa­ra con­se­guir que to­das las pie­zas en­ca­jen en su vi­da. “En la vi­da real soy co­mo cual­quier otra ma­dre”, afir­mó la ac­triz, que tie­ne dos ni­ñas afro­ame­ri­ca­nas adop­ta­das. “Tra­tas de equi­li­brar to­do. Es cier­to que via­jo mu­cho, pe­ro cuan­do ha­blo con otras ma­dres en la es­cue­la, veo que mu­chas es­tán en cir­cuns­tan­cias si­mi­la­res. Bus­cas un ba­lan­ce en­tre te­ner tu in­de­pen­den­cia, ser una bue­na ma­dre y es­tar ahí pa­ra tus hi­jos. Me ali­via sa­ber que no es­toy so­la”, de­cla­ró. Y en cuan­to a su tra­ba­jo, ase­gu­ró que to­das las elec­cio­nes que to­ma le dan mie­do. “Ca­da vez que em­pie­zo un ro­da­je ten­go la sen­sa­ción de que me van a des­pe­dir. Y creo que te­ner ese mie­do es bueno. No quie­ro ser com­pla­cien­te en mi vi­da. Quie­ro re­tos. No bus­co co­mo­di­dad. Ne­ce­si­to esa an­sie­dad y esa adre­na­li­na ca­da ma­ña­na”, fi­na­li­zó.

> The­ron en­car­na a Char­lot­te Field, una de las mu­je­res más in­flu­yen­tes del mun­do, que so­pe­sa la po­si­bi­li­dad de de­jar su tra­ba­jo co­mo se­cre­ta­ria de Es­ta­do pa­ra pre­sen­tar­se co­mo can­di­da­ta a la Pre­si­den­cia de EUA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.