EL INGENIO

El Debate de Los Mochis - - LOS MOCHIS -

Ade­lan­ta­do. Ba­jo el pre­tex­to de la reafi­lia­ción priis­ta, el sub­se­cre­ta­rio de Go­bierno, Mar­co Antonio Osu­na Mo­reno, logró ayer su co­me­ti­do en una reunión de mi­li­tan­tes y lí­de­res de ese par­ti­do: que al­gu­nos, pre­via­men­te pre­pa­ra­dos, le die­ran su res­pal­do pa­ra su pro­yec­to po­lí­ti­co del 2021. Uno de tan­tos fue el sín­di­co de Hi­gue­ra de Za­ra­go­za, Jesús Ló­pez. Así, se ha­bla que que­dó más que asen­ta­do que la reunión fue par­te del tra­ba­jo que Osu­na Mo­reno trae pa­ra lo­grar la can­di­da­tu­ra priis­ta a la al­cal­día de Aho­me. Di­cen que vi­nien­do de Osu­na Mo­reno se ve mal el ace­le­re por­que es el fun­cio­na­rio res­pon­sa­ble de que pre­va­lez­ca la es­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca de Si­na­loa y no cau­sar­le rui­do al go­ber­na­dor Qui­rino Or­daz Cop­pel. Na­die le im­pug­na que tie­ne el de­re­cho de esa as­pi­ra­ción, pe­ro al­gu­nos consideran que no son los tiem­pos ni las for­mas mu­cho más por la res­pon­sa­bi­li­dad que tie­ne. Pe­ro pa­re­ce que eso se es­tá pa­san­do por al­to.

Ven­gan­za. Más que por de­tec­tar “mu­chas irre­gu­la­ri­da­des ad­mi­nis­tra­ti­vas y fi­nan­cie­ras” y por “la ma­ni­pu­la­ción po­lí­ti­ca”, mu­chos consideran que el al­cal­de de Aho­me, Gui­ller­mo “Billy” Chap­man, rom­pió por ven­gan­za con el Pa­tro­na­to Pro Edu­ca­ción. No con­ci­ben que Chap­man, quien se au­to­nom­bra alia­do de la edu­ca­ción, ha­ya to­ma­do la de­ci­sión de ya no re­cau­dar di­ne­ro de la apor­ta­ción ciu­da­da­na pa­ra el pa­tro­na­to en el pa­go del im­pues­to pre­dial ur­bano. El arre­ba­to de Chap­man es por­que el pre­si­den­te del Pa­tro­na­to, Se­bas­tián Gil Her­nán­dez, cues­tio­nó que só­lo le ha­yan en­tre­ga­do po­co más de 7 mi­llo­nes de pe­sos por ese con­cep­to cuan­do lo re­cau­da­do por el im­pues­to, re­ve­la­do por el pro­pio al­cal­de, de­be­rían de ha­ber­le da­do po­co más del do­ble de lo que le die­ron. A fal­ta de una ex­pli­ca­ción del re­ga­teo del di­ne­ro, Chap­man les sa­le con eso, que abran su pro­pia cuen­ta ban­ca­ria y el que quie­ra de los ciu­da­da­nos apor­tar­le que lo ha­ga. La ven­det­ta con­tra el Pa­tro­na­to no la su­po ocul­tar Chap­man al re­ve­lar que al­gu­nos es­tán

“ha­blan­do re­cio y que es­ta­ban en la nó­mi­na de ad­mi­nis­tra­cio­nes pa­sa­das”. Los aho­men­ses ca­da vez se sor­pren­den más del al­cal­de.

Ba­jo el pre­tex­to de la reafi­lia­ción priis­ta, el sub­se­cre­ta­rio Mar­co Antonio Osu­na es­tu­vo en una reunión don­de le die­ron el apo­yo pa­ra el 2021

Al des­cré­di­to. El maes­tro uni­ver­si­ta­rio Jo­sé Manuel

Lu­que Rojas sa­lió en de­fen­sa de la di­rec­to­ra de Pla­nea­ción e Innovación Gu­ber­na­men­tal de Aho­me, Jua­na Mi­ner­va

Váz­quez, an­te el se­ña­la­mien­to de pla­gio en el Plan Mu­ni­ci­pal de De­sa­rro­llo. Su ar­gu­men­ta­ción se ex­tra­vió con su re­ma­te al se­ña­lar que el acu­sa­dor del pla­gio Mi­guel Án­gel Or­du­ño To­rres pi­dió que le die­ran tra­ba­jo en el área de pla­nea­ción pa­ra re­ci­bir pa­ga pa­ra tra­ba­jar en la ela­bo­ra­ción del plan. Ade­más, apun­tó que Or­du­ño es un dis­tin­gui­do mi­li­tan­te del PRI, lo cual lo ha­ce pen­sar que más que preo­cu­pa­do por com­ba­tir el pla­gio ine­xis­ten­te real­men­te (no­más re­co­no­ce unas ci­tas) es­tá enoja­do por­que no lo con­tra­ta­ron co­mo en años an­te­rio­res pa­ra el mis­mo fin. In­clu­so, Lu­que Rojas ase­gu­ra que los me­dios de co­mu­ni­ca­ción tra­di­cio­na­les se les aca­bó en la 4T sus con­tra­tos abu­si­vos de fac­tu­ras mi­llo­na­rias pa­ra ser­vir de ta­pa­de­ras. Na­die sa­be de dón­de sa­có que Or­du­ño pi­dió que le die­ran tra­ba­jo pa­ra re­ci­bir pa­ga en la ela­bo­ra­ción del plan por­que la res­pues­ta de la pro­pia di­rec­to­ra de Pla­nea­ción es dis­tin­ta a lo que Lu­que Rojas es­tá plan­tean­do. Y asi se pue­de ir des­mon­tan­do esa de­fen­sa. To­do por la que­da­de­ra de bien.

El com­pro­mi­so. En cuan­to se su­po que siem­pre le sos­tu­vie­ron el com­pro­mi­so de nom­brar­lo sub­ge­ren­te de la Ja­pa­ma en El Ca­rri­zo a cam­bio de de­cli­nar y tra­ba­jar pa­ra que ga­na­ra la sin­di­ca­tu­ra Fran­cis­co Ley­va, las crí­ti­cas no se hi­cie­ron es­pe­rar pa­ra Luis Ló­pez. Es­te de­jó la sin­di­ca­tu­ra, se re­gis­tró pa­ra re­ele­gir­se, pe­ro en una con­duc­ta que al­gu­nos la ca­li­fi­can de in­dig­na, no tra­ba­jó pa­ra él sino pa­ra “Pan­cho” Ley­va. Por eso, al­gu­nos, co­mo Raúl Iza­gui­rre, im­pug­nan el nom­bra­mien­to de Luis Ló­pez en la Ja­pa­ma. In­clu­so, con es­to se acre­di­ta que des­de Palacio Mu­ni­ci­pal se me­tió las ma­nos en el ple­bis­ci­to. ¿No qué no?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.