Ha­llan a hom­bre sin vi­da, tor­tu­ra­do y encintado

El des­cu­bri­mien­to fue en un ca­mino de te­rra­ce­ría que co­nec­ta al ce­rro de La Vir­gen con la co­mu­ni­dad La Guásima, al nor­te de la ca­pi­tal si­na­loen­se

El Debate de Los Mochis - - POLICIACA - ≋Án­gel Za­mu­dio @de­ba­te.com.mx

Cu­lia­cán. Ayer en la ma­ña­na, muy cer­ca del co­no­ci­do ce­rro de La Vir­gen, en el frac­cio­na­mien­to San­ta Fe, fue lo­ca­li­za­do el ca­dá­ver de un hom­bre des­co­no­ci­do, quien pre­sun­ta­men­te fue tor­tu­ra­do y es­tran­gu­la­do. El oc­ci­so te­nía una ca­mi­sa ne­gra en­re­da­da en la ca­be­za, que a su vez es­ta­ba en­vuel­ta en su to­ta­li­dad con cin­ta gris.

A fal­ta de cre­den­cia­les que ava­la­ran la iden­ti­dad de la víc­ti­ma, que­dó sin iden­ti­fi­car y tan so­lo se in­for­mó que ves­tía un pan­ta­lón de mez­cli­lla de co­lor azul. De los pre­sun­tos res­pon­sa­bles no se tu­vie­ron pis­tas, ya que al aban­do­nar el

cuer­po na­die pu­do ob­ser­var sus ca­rac­te­rís­ti­cas.

→ Des­cu­bri­mien­to

Las au­to­ri­da­des re­ci­bie­ron la lla­ma­da que avi­sa­ba so­bre el ha­llaz­go apro­xi­ma­da­men­te a las 7:40 ho­ras, cuan­do al­gu­nas per­so­nas so­li­ci­ta­ban la pre­sen­cia de agen­tes po­li­cia­les en el ca­mino que co­nec­ta el frac­cio­na­mien­to San­ta Fe con el po­bla­do La Guásima, al nor­te de la ciu­dad.

Una vez que se re­ci­bió el re­por­te anó­ni­mo, los uni­for­ma­dos que es­ta­ban más pró­xi­mos a la ubi­ca­ción se dis­pu­sie­ron a acu­dir a la zo­na, adon­de mi­nu­tos más tar­de lle­ga­rían a con­fir­mar la de­nun­cia al avis­tar que el cuer­po de la víc­ti­ma es­ta­ba ti­ra­do en me­dio de la bre­cha an­tes men­cio­na­da.

Los ele­men­tos de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca de in­me­dia­to pro­ce­die­ron al acor­do­na­mien­to de la zo­na del ha­llaz­go pa­ra ha­cer pre­va­le­cer to­dos los in­di­cios que los peritos se en­car­ga­rían de re­co­ger y ase­gu­rar.

→ Pe­ri­ta­je

El per­so­nal fo­ren­se y agen­tes de in­ves­ti­ga­ción del área de ho­mi­ci­dios lle­ga­ron y fue­ron no­ti­fi­ca­dos de los de­ta­lles del des­cu­bri­mien­to, pa­ra pos­te­rior­men­te dar ini­cio a las di­li­gen­cias.

Los especialistas de la Fis­ca­lía es­ta­tal ras­trea­ron to­do el pe­rí­me­tro pa­ra dar con cual­quier evi­den­cia que hu­bie­ran de­ja­do los res­pon­sa­bles; pe­ro por más que bus­ca­ron, no se lo­ca­li­za­ron ras­tros de nin­gún ti­po que in­di­ca­ran que el cri­men ha­ya si­do co­me­ti­do en ese si­tio, y se es­pe­cu­ló que fue ase­si­na­do en otra par­te y su cuer­po fue aban­do­na­do en el de­sola­do sec­tor.

→ Re­vi­sión del cuer­po Cuan­do se re­vi­só el ca­dá­ver, se dio la in­for­ma­ción de que la cau­sa de muer­te pu­do ha­ber si­do por es­tran­gu­la­mien­to; asi­mis­mo, se cons­ta­tó que tam­bién pre­sen­ta­ba hue­llas de tortura en su hu­ma­ni­dad. Cul­mi­na­do el pe­ri­ta­je, el per­so­nal de la in­ves­ti­ga­ción del gru­po Águi­la dio fe del de­ce­so y, de igual for­ma, or­de­na­ron el tras­la­do del fa­lle­ci­do al Ser­vi­cio Mé­di­co Fo­ren­se pa­ra su pos­te­rior re­co­no­ci­mien­to y pa­ra la au­top­sia re­gla­men­ta­ria que da­ría a co­no­cer la cau­sa exac­ta del fa­lle­ci­mien­to.

Ca­be des­ta­car que el lu­gar pa­ra aban­do­nar el cuer­po del in­for­tu­na­do pu­do ha­ber si­do es­co­gi­do por los ase­si­nos de­bi­do a que es po­co tran­si­ta­do, y así de­jar los res­tos sin la preo­cu­pa­ción de ser sor­pren­di­dos por las au­to­ri­da­des.

7:40

HO­RAS fue cuan­do se re­ci­bió la lla­ma­da anó­ni­ma que aler­ta­ba a las au­to­ri­da­des so­bre el ha­llaz­go.

FO­TO: EL DE­BA­TE

> In­ves­ti­ga­do­res re­vi­san el ca­dá­ver.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.