Prue­ba su­pe­ra­da y la Uni de Hi­dal­go

El Debate de Los Mochis - - OPINIÓN - Car­los Ma­rín cma­[email protected]­le­nio.com

La Di­rec­ción Ju­rí­di­ca de Bio Pap­pel reac­cio­nó a la “pe­ti­ción per­so­nal y amis­to­sa que ha­ce el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca a Mi­guel Rin­cón” (en­ca­be­za el Con­se­jo de Ad­mi­nis­tra­ción), re­cor­dan­do que es la ma­yor del ra­mo en Amé­ri­ca

La­ti­na e in­for­man­do que sus ope­ra­cio­nes con el go­bierno fe­de­ral “so­lo re­pre­sen­tan el dos por cien­to de sus ven­tas to­ta­les”; que par­ti­ci­pó “le­gí­ti­ma y com­pe­ti­ti­va­men­te” en la li­ci­ta­ción de la Co­na­li­teg y que, “pa­ra apo­yar la vi­sión de trans­pa­ren­cia a prue­ba de sus­pi­ca­cias”, apo­ya lo de ol­vi­dar­se del con­cur­so que ga­nó y se re­ti­ra sin pa­ta­lear, o sea “sin exi­gir in­dem­ni­za­ción al­gu­na, co­mo co­rres­pon­de por ley a una can­ce­la­ción in­jus­ti­fi­ca­da”. Y par­ti­ci­pa a los in­ver­sio­nis­tas de la Bol­sa Me­xi­ca­na de Va­lo­res que no hay im­pe­di­men­to al­guno “ni con­flic­to de in­tere­ses” pa­ra “vol­ver a par­ti­ci­par en el fu­tu­ro en cual­quier li­ci­ta­ción pú­bli­ca” de la Fe­de­ra­ción, “de acuer­do al Es­ta­do de De­re­cho…”.

Ca­da quién, pues, con su gol­pe. Oja­lá que la me­di­da no re­per­cu­ta en un gas­to ma­yor pa­ra el go­bierno de la aus­te­ri­dad fran­cis­ca­na y la Co­mi­sión Na­cio­nal de Li­bros de Tex­to Gra­tui­tos ter­mi­ne pa­gan­do más de lo que ofer­tó la pa­pe­le­ra del com­pa­dre que ha re­sul­ta­do más bien có­mo­do al pa­drino

de la ni­ña Mer­ce­des.

La des­pen­sa del sos­pe­cho­sis­mo re­di­vi­vo, sin em­bar­go, re­bo­sa de in­gre­dien­tes pa­ra los ape­ten­tes de po­ta­jes nau­sea­bun­dos:

En los se­ña­la­mien­tos de la­va­do de di­ne­ro en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Hi­dal­go, a la que se le con­ge­la­ron to­das sus cuen­tas ban­ca­rias por de­tec­tar­le más de 150 mi­llo­nes de dó­la­res “de pro­ce­den­cia ilí­ci­ta”, la Uni­dad de In­te­li­gen­cia

Fi­nan­cie­ra de la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da tie­ne an­te sí el re­to de in­cluir en sus in­ves­ti­ga­cio­nes a los res­pon­sa­bles de ins­ti­tu­cio­nes que du­ran­te 11 años y en 31 oca­sio­nes en­cu­brie­ron los pro­ba­bles crí­me­nes fi­nan­cie­ros, en­tre otras: la Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción, su equi­va­len­te en el es­ta­do, el Sis­te­ma de Ad­mi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria y la Se­cre­ta­ría fe­de­ral de la Fun­ción Pú­bli­ca, que atri­bu­ye­ron a la ges­tión de esa ca­sa de es­tu­dios 100 por cien­to de trans­pa­ren­cia.

Re­ve­la­do por el ti­tu­lar de la Uni­dad, el ca­so es de gran tras­cen­den­cia, no úni­ca­men­te por­que se tra­ta de la quin­ta uni­ver­si­dad me­jor ca­li­fi­ca­da de Mé­xi­co y una de las mil 240 re­co­no­ci­das en­tre 25 mil del mun­do, sino por­que ni a las que han si­do evi­den­cia­das por la Au­di­to­ría Su­pe­rior de ex­pe­dir fac­tu­ras apó­cri­fas y es­ta­far con em­pre­sas fan­tas­ma les han con­ge­la­do sus cuen­tas.

Y es que, co­mo qui­zá no su­ce­dió en nin­gu­na otra del país, el pa­tro­na­to de la UAH re­sol­vió ha­ce más de 20 años in­ver­tir el di­ne­ro “ilí­ci­to” de sus ne­go­cios (in­clui­das una pro­duc­to­ra de lác­teos y una ga­so­li­ne­ra), las apor­ta­cio­nes fe­de­ra­les y es­ta­ta­les y el fon­do de ju­bi­la­ción en el (sui­zo, cla­ro) Cre­dit Suiss, pe­ro HSBS le ofre­ció me­jo­res di­vi­den­dos, se hi­zo la trans­fe­ren­cia y ¡Eu­re­ka!, la pers­pi­caz UIF de San­tia­go Nie­to des­cu­brió… el ai­re.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.