Che­ques sin fon­do. In­dem­ni­za­ción por da­ños y per­jui­cios

El Debate de Los Mochis - - SINALOA - Juan Bau­tis­ta Li­zá­rra­ga Mot­ta [email protected]­te­gra­do­ra­le­gal.com

Prác­ti­ca­men­te pa­ra to­dos es co­no­ci­do que cuan­do se ex­pi­de un che­que sin fon­dos y se pre­sen­ta al ban­co pa­ra su co­bro, ge­ne­ra a car­go de la per­so­na que lo li­bró (o fir­mó) la obli­ga­ción de pa­gar el mon­to eco­nó­mi­co equi­va­len­te al 20 por cien­to de la can­ti­dad por la que se hi­zo di­cho tí­tu­lo de cré­di­to. Sin em­bar­go, no pa­ra to­dos que­da cla­ro el por­qué se pa­ga esa su­ma de di­ne­ro ni por qué ese mon­to en es­pe­cí­fi­co. Pues bien, la res­pues­ta de es­tas in­te­rro­gan­tes las en­con­tra­mos, en prin­ci­pio, en el ar­tícu­lo 193 de la Ley Ge­ne­ral de Tí­tu­los y Ope­ra­cio­nes de Cré­di­to, la cual es­ta­ble­ce que: “El li­bra­dor de un che­que pre­sen­ta­do en tiem­po y no pa­ga­do, por cau­sa impu­table al pro­pio li­bra­dor, re­sar­ci­rá al te­ne­dor los da­ños y per­jui­cios que con ello le oca­sio­ne. En nin­gún ca­so, la in­dem­ni­za­ción se­rá me­nor del 20 por cien­to del va­lor del che­que”. El ar­tícu­lo men­cio­na­do ins­ti­tu­ye co­mo re­gla ge­ne­ral la obli­ga­ción del li­bra­dor (la per­so­na que fir­mó el che­que) de re­sar­cir los da­ños y per­jui­cios que en su ca­so se hu­bie­ren cau­sa­do por el men­cio­na­do tí­tu­lo de cré­di­to sin fon­dos.

Aho­ra bien, la par­te del ar­tícu­lo 193 que pre­vé que “en nin­gún ca­so la in­dem­ni­za­ción se­rá me­nor del 20 por cien­to del va­lor del che­que” nos lle­va a que el li­bra­dor de­be pa­gar, en to­dos los ca­sos sin ex­cep­ción, un mí­ni­mo equi­va­len­te a di­cho por­cen­ta­je, de­bi­do ello a la exis­ten­cia de una pre­sun­ción le­gal de que la fal­ta de pago cau­sa al te­ne­dor de di­cho tí­tu­lo de cré­di­to, da­ños y per­jui­cios por un va­lor equi­va­len­te a di­cha pro­por­ción. Lo que lla­ma la aten­ción en es­te ca­so es que no se le exi­ge al te­ne­dor del che­que que de­mues­tre la exis­ten­cia de los da­ños y per­jui­cios que le oca­sio­nó la fal­ta de pago de di­cho do­cu­men­to, y me­nos el mon­to de es­tos. La obli­ga­ción de pago del 20 por cien­to del va­lor del che­que se da sin que el te­ne­dor ten­ga que acre­di­tar la exis­ten­cia de ha­ber

su­fri­do da­ños reales.

El ar­tícu­lo le­gal men­cio­na­do im­po­ne un re­sar­ci­mien­to for­zo­so, lo que de ini­cio po­dría con­si­de­rar­se co­mo ries­go de pro­du­cir un en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to, ya que la fal­ta de pago del che­que pu­do no cau­sar me­nos­ca­bos o de­tri­men­tos al pa­tri­mo­nio del te­ne­dor, o in­clu­so, de ha­ber­los pro­vo­ca­do, que es­tos ha­yan si­do por un mon­to me­nor al 20 por cien­to.

Sin em­bar­go, di­cho ries­go se neu­tra­li­za al dar­le la po­si­bi­li­dad al li­bra­dor de acre­di­tar me­dian­te prue­bas la inexis­ten­cia de los da­ños y per­jui­cios o, en el even­to de ha­ber­se oca­sio­na­do, que su mon­to es in­fe­rior a di­cho por­cen­ta­je.

Por lo que, si bien, por un la­do es­tá la pre­sun­ción le­gal de que la fal­ta de pago del che­que cau­sa da­ños y per­jui­cios por un va­lor del 20 por cien­to de su im­por­te, tam­bién de­ja abier­ta la po­si­bi­li­dad de que el li­bra­dor apor­te me­dios de prue­ba per­ti­nen­tes pa­ra jus­ti­fi­car, en el ca­so con­cre­to, la inexis­ten­cia de di­cha afec­ta­ción pa­tri­mo­nial, o que, en el even­to de que sí se hu­bie­ran cau­sa­do, de­mues­tre que fue­ron por un va­lor in­fe­rior a di­cho por­cen­ta­je. De­bi­do a lo an­te­rior, te­ne­mos que el sig­ni­fi­ca­do que se le de­be dar al ar­tícu­lo 193 ci­ta­do es el de que: con­tie­ne una pre­sun­ción le­gal re­la­ti­va (no ab­so­lu­ta), en tan­to que la re­gla ge­ne­ral de que: al pre­sen­tar­se a co­bro un che­que sin fon­do, la in­dem­ni­za­ción por da­ños y per­jui­cios siem­pre se su­pon­drá cau­sa­da por el mí­ni­mo del 20 por cien­to del va­lor de di­cho tí­tu­lo de cré­di­to, la cual ad­mi­te prue­ba en con­tra­rio, que per­mi­te a la per­so­na que lo li­bró des­vir­tuar­la, acre­di­tan­do que no hu­bo me­nos­ca­bo en el pa­tri­mo­nio del te­ne­dor o que de ha­ber­se ge­ne­ra­do es­te fue por una su­ma in­fe­rior a di­cho por­cen­ta­je.

Co­mo siem­pre, un pla­cer sa­lu­dar­lo, es­pe­ran­do que es­tas po­cas le­tras ha­yan si­do de su agra­do y, so­bre to­do, de uti­li­dad. ¡Has­ta la pró­xi­ma!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.