¿CUÁ­LES SON LAS CA­RRE­RAS ME­JOR PA­GA­DAS EN MÉ­XI­CO?

El IMCO se­ña­la que los pro­fe­sio­nis­tas de ni­vel su­pe­rior ob­tie­nen me­jor re­mu­ne­ra­ción en el país

El Debate de Los Mochis - - TERCER PISO - ≋Lo­re­na Ca­ro @de­ba­te.com.mx

De ca­da cien es­tu­dian­tes que en­tran a pri­ma­ria, so­lo 53 se gra­dúan de la pre­pa­ra­to­ria y pue­den as­pi­rar a in­gre­sar a edu­ca­ción su­pe­rior. Es­to en un país en el que los egre­sa­dos de una li­cen­cia­tu­ra o pos­gra­do son los pro­fe­sio­nis­tas me­jor pa­ga­dos. Lo an­te­rior de acuer­do con el Ins­ti­tu­to Me­xi­cano pa­ra la Com­pe­ti­ti­vi­dad (IMCO) y su re­cién pre­sen­ta­da he­rra­mien­ta Com­pa­ra­Ca­rre­ras.org, pla­ta­for­ma que ofre­ce da­tos de la ren­ta­bi­li­dad de las ca­rre­ras uni­ver­si­ta­rias y téc­ni­cas, cu­yo ob­je­ti­vo es que los jó­ve­nes pue­dan to­mar de­ci­sio­nes me­jor in­for­ma­dos so­bre su edu­ca­ción. La ins­ti­tu­ción afir­ma que aun­que es ren­ta­ble pa­ra un jo­ven me­xi­cano es­tu­diar la uni­ver­si­dad, en­tre las dis­tin­tas ca­rre­ras exis­ten gran­des di­fe­ren­cias que de­ben to­mar­se en cuen­ta.

El sa­la­rio men­sual pro­me­dio por ni­vel edu­ca­ti­vo que com­pren­de nin­guno, pri­ma­ria, se­cun­da­ria, ba­chi­ller, li­cen­cia­tu­ra y pos­gra­do es de 6 mil 687 pe­sos al mes. Con ello, más edu­ca­ción la aso­cia a ma­yo­res in­gre­sos, al des­ta­car que un egre­sa­do de pos­gra­do pue­de al­can­zar 18 mil 909 pe­sos en su in­gre­so men­sual pro­me­dio; mien­tras que un li­cen­cia­do lo­gra 11 mil 467; y las ca­rre­ras téc­ni­cas 7 mil 371 pe­sos men­sua­les. Quie­nes no pue­den ac­ce­der a nin­gún ni­vel de edu­ca­ción, el mer­ca­do la­bo­rar los re­mu­ne­ra con 4 mil 480 pe­sos men­sua­les; mien­tras que pa­ra pri­ma­ria y ba­chi­lle­ra­to el re­cur­so se es­ti­ma en cin­co mil pe­sos en pro­me­dio.

In­for­mal

Te­ra­pia y Reha­bi­li­ta­ci

ón, Téc­ni­cas Au­dio­vi­sual

es y Pro­duc­ción

de Me­dios, Mú­si­ca y

Ar­tes Es­cé­ni­cas, His­to­ria y Ar­queo­lo­gía , así co­mo Len­guas Ex­tran­je­ras, son cin­co de las ca­rre­ras con ma­yor in­for­ma­li­dad en el

país. For­mal

For­ma­ción Do­cen­te

pa­ra Edu­ca­ción Bá­si­ca, Ni­vel Se­cun­da­ria; For­ma­ción Do­cen­te

pa­ra Edu­ca­ción Bá­si­ca, Ni­vel Pri­ma­ria; Cien­cias de la Edu­ca­ción, Pro­gra­mas Mul­ti­dis­ci­plin

arios o Ge­ne­ra­les, Fi­nan­zas, Ban­ca y Se­gu­ros, For­ma­ción Do­cen­te pa­ra Otros Ser­vi­cios Edu­ca­ti­vos, son cin­co de las ca­rre­ras más for­ma­les en el país.

µ Re­mu­ne­ra­ción vs. po­pu­la­ri­dad

Las ca­rre­ras de Me­di­ci­na, Elec­tró­ni­ca y Au­to­ma­ti­za­ción, Cien­cias Am­bien­ta­les, Mer­ca­do­tec­nia y Pu­bli­ci­dad, así co­mo Ne­go­cios y Co­mer­cio, tie­nen el me­jor sa­la­rio men­sual pro­me­dio en Mé­xi­co, que va des­de los 17 mil 449 a los 13 mil 750 pe­sos; mien­tras que ca­rre­ras co­mo Mú­si­ca y Ar­tes Es­cé­ni­cas, For­ma­ción Do­cen­te pa­ra Otros Ser­vi­cios Edu­ca­ti­vos, Tra­ba­jo y Aten­ción So­cial, Te­ra­pia y Reha­bi­li­ta­ción, For­ma­ción Do­cen­te pa­ra Edu­ca­ción Bá­si­ca, Ni­vel Prees­co­lar son las peor pa­ga­das, con un in­gre­so men­sual que va de los 8 mil 385 a los nue­ve mil pe­sos, apro­xi­ma­da­men­te. Es­tas ca­rre­ras de­ben com­pe­tir con Ad­mi­nis­tra­ción y Ges­tión de Em­pre­sas, Con­ta­bi­li­dad y Fis­ca­li­za­ción, De­re­cho, For­ma­ción Do­cen­te pa­ra Edu­ca­ción Bá­si­ca, Ni­vel Pri­ma­rio y Psi­co­lo­gía, que son las más po­pu­la­res, pe­ro no ne­ce­sa­ria­men­te bien re­mu­ne­ra­das. Por su par­te, las ca­rre­ras de Cien­cias

Am­bien­ta­les, Di­se­ño, His­to­ria y Ar­queo­lo­gía, Orien­ta­ción y Ase­so­ría Edu­ca­ti­va y Ma­te­má­ti­cas son las me­nos po­pu­la­res.

Pa­blo Clark, in­ves­ti­ga­dor del IMCO y so­ció­lo­go por la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co, in­di­có en en­tre­vis­ta pa­ra EL DE­BA­TE que en el país la ma­yo­ría de los jó­ve­nes to­man de­ci­sio­nes so­bre qué es­tu­diar a par­tir de la per­cep­ción, la tra­di­ción o lo que van a es­tu­diar sus ami­gos, muy po­cas ve­ces —di­jo— es una elec­ción que to­me en cuen­ta lo que el mer­ca­do la­bo­ral es­té pi­dien­do o es­té re­com­pen­san­do. El coor­di­na­dor del pro­yec­to Com­pa­ra Ca­rre­ras men­cio­nó que, aun­que la uni­ver­si­dad si­gue sien­do ren­ta­ble pa­ra los es­tu­dian­tes, los be­ne­fi­cios eco­nó­mi­cos de ser egre­sa­do de li­cen­cia­tu­ra han ido de­cre­cien­do, y hoy en día esa ga­ran­tía no es tan gran­de.

µ Ma­yo­res re­cur­sos que un ba­chi­ller De acuer­do con los da­tos pro­por­cio­na­dos por Com­pa­ra Ca­rre­ras, uno de ca­da cin­co me­xi­ca­nos en el mer­ca­do la­bo­ral con­clu­yó la edu­ca­ción su­pe­rior, y el 57 por cien­to de los universitarios tra­ba­ja co­mo pro­fe­sio­nis­ta o téc­ni­co con­tra el 13 por cien­to de los ba­chi­lle­res. Ade­más, se­ña­la que es­tu­diar una li­cen­cia­tu­ra re­du­ce en 50 por cien­to el ries­go de es­tar em­plea­do en el sec­tor in­for­mal res­pec­to al ba­chi­lle­ra­to.

So­bre los re­cur­sos pú­bli­cos des­ti­na­dos a la edu­ca­ción de los me­xi­ca­nos, el IMCO se­ña­la que el gas­to pú­bli­co por alumno en edu­ca­ción su­pe­rior es 4.3 ve­ces más ele­va­do que en el prees­co­lar, y 2.2 ve­ces más que en el ba­chi­lle­ra­to.

Se­gún los da­tos ob­te­ni­dos por la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción Pú­bli­ca, por alumno de ni­vel su­pe­rior se es­ti­man 82 mil 700 pe­sos; mien­tras que por alumno en ba­chi­lle­ra­to se es­ti­man 36 mil 900 pe­sos; y 19 mil 300 por alumno de prees­co­lar.

Pa­blo Clark, co­la­bo­ra­dor de pro­yec­tos en el área de edu­ca­ción en­fo­ca­dos en la ren­di­ción de cuen­tas, la trans­pa­ren­cia y las po­lí­ti­cas de edu­ca­ción su­pe­rior, agre­gó que el es­tu­dio po­ne so­bre la me­sa la ne­ce­si­dad de me­jo­rar en la in­ver­sión en los ni­ve­les de edu­ca­ción prees­co­lar y ba­chi­lle­ra­to de­bi­do a que la Ad­mi­nis­tra­ción de Ló­pez Obra­dor ha pues­to mu­cho én­fa­sis en los pro­gra­mas y en el pre­su­pues­to de la edu­ca­ción su­pe­rior, co­mo las uni­ver­si­da­des Be­ni­to Juá­rez: «El te­ma es que al en­fo­car­nos en la edu­ca­ción su­pe­rior te­ne­mos que in­ver­tir mu­cho di­ne­ro ahí, y es mu­cho di­ne­ro que al in­ver­tir­lo en la edu­ca­ción su­pe­rior es­ta­mos to­man­do una prio­ri­dad y de­jan­do de la­do el prees­co­lar y el ba­chi­lle­ra­to», ex­pu­so.

Asi­mis­mo, Pa­blo Clark abun­dó que en

Mé­xi­co son po­cos los alum­nos que se gra­dúan del ba­chi­lle­ra­to, pues so­lo la mi­tad lo­gra con­cluir, y es so­lo esa mi­tad la que pue­de be­ne­fi­ciar­se de los re­cur­sos. En prees­co­lar y ba­chi­lle­ra­to —co­men­tó— to­da­vía se tie­ne el pro­ble­ma de que la edu­ca­ción no lle­gan pa­ra to­dos: «Si in­vir­tié­ra­mos pri­me­ro en prees­co­lar y ba­chi­lle­ra­to, eso se­ría un po­co más jus­to, más equi­ta­ti­vo, por­que hay más per­so­nas que se es­tán que­dan­do fue­ra de esas eta­pas, y ya una vez que ten­ga­mos só­li­do el ba­chi­lle­ra­to en­ton­ces sí ya tie­ne sen­ti­do pen­sar en la uni­ver­si­dad por­que va a ser la gran ma­yo­ría de los me­xi­ca­nos los que se pue­dan be­ne­fi­ciar», afir­mó.

El es­tu­dio pre­ci­sa que pa­ra que to­dos los me­xi­ca­nos ten­gan ac­ce­so a edu­ca­ción es ur­gen­te abrir nue­vos es­pa­cios en prees­co­lar y ba­chi­lle­ra­to, ade­más sos­tu­vo que si se va a in­ver­tir en uni­ver­si­da­des se de­be con­si­de­rar pu­bli­car es­ta­dís­ti­cas de se­gui­mien­to de egre­sa­dos de edu­ca­ción su­pe­rior de ma­ne­ra pe­rió­di­ca por me­dio de un sis­te­ma ho­mo­lo­ga­do y trans­pa­ren­te; ade­más, for­ta­le­cer los me­ca­nis­mos de vin­cu­la­ción con el sec­tor pro­duc­ti­vo pa­ra pro­mo­ver una ma­yor per­ti­nen­cia de la ofer­ta uni­ver­si­ta­ria con las ne­ce­si­da­des es­pe­cí­fi­cas de ca­da re­gión e in­cen­ti­var el desa­rro­llo de pla­nes de es­tu­dio y la am­plia­ción de la ma­trí­cu­la de edu­ca­ción su­pe­rior, ba­sán­do­se en evi­den­cias so­bre las ha­bi­li­da­des so­cia­les y la­bo­ra­les más de­man­da­das por el mer­ca­do la­bo­ral.

Con la re­for­ma edu­ca­ti­va tam­bién se ha plan­tea­do que sea obli­ga­to­ria la li­cen­cia­tu­ra pa­ra los jó­ve­nes de Mé­xi­co; sin em­bar­go, el es­pe­cia­lis­ta acla­ró que lo que se es­ta­ble­ce es que el Es­ta­do ten­ga la obli­ga­ción de brin­dar edu­ca­ción su­pe­rior a to­dos los que la de­man­den, lo cual es un po­co di­fe­ren­te a que los es­tu­dian­tes y los pa­dres tie­ne ac­tual­men­te la obli­ga­ción de en­viar a sus hi­jos al ba­chi­lle­ra­to. «En la uni­ver­si­dad la obli­ga­ción no es de que los jó­ve­nes va­yan, sino que el Go­bierno tie­ne que dar­le un es­pa­cio a to­dos los jó­ve­nes que so­li­ci­ten, y eso que­da­ría ya que que­de en ge­ne­ral la ley», ex­pu­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.