La ‘guillotina’ vi­si­ta la SEPYC y Se­de­sol

El Debate de Los Mochis - - SINALOA - Héc­tor Pon­ce Twit­ter: @Hec­to­rPon­ce99

La pri­me­ra lla­ma­da se ha da­do en el ga­bi­ne­te de Go­bierno del Es­ta­do. Ha­bía­mos ade­lan­ta­do en re­pe­ti­das oca­sio­nes que la “guillotina” es­ta­ba lis­ta y que hay tur­bu­len­cias en Se­de­sol.

El día de ayer lle­ga­ron los cam­bios muy cer­ca de las ca­be­zas de los se­cre­ta­rios de Edu­ca­ción y De­sa­rro­llo So­cial, Juan Al­fon­so Mejía y Ál­va­ro Rue­las. El men­sa­je es muy cla­ro: a po­ner las bar­bas a re­mo­jar. Ri­go­ber­to Ocam­po y An­to­nio Castañeda lle­ga­ron a re­for­zar la Sepyc y Se­de­sol, res­pec­ti­va­men­te. Era in­mi­nen­te que hu­bie­ra mo­vi­mien­tos en es­tas de­pen­den­cias que han em­pe­za­do a que­dar­se re­za­ga­das y a sus ti­tu­la­res pa­re­ce que les que­dó gran­de el pues­to.

En lo que res­pec­ta a Ri­go­ber­to Ocam­po Al­cán­tar, asu­me la sub­se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción Me­dia, en sus­ti­tu­ción de Ho­mo­bono Ro­sas Corrales. Mien­tras que An­to­nio Castañeda Ver­duz­co lle­ga a la di­rec­ción ge­ne­ral de In­de­sol.

Tan­to Ocam­po, co­mo Castañeda, es­ta­rán en pues­tos cla­ves y de re­le­van­cia. En el ca­so del nue­vo sub­se­cre­ta­rio de Edu­ca­ción

Me­dia tie­ne un per­fil ideal, es aca­dé­mi­co con gran pre­pa­ra­ción y una tra­yec­to­ria muy res­pe­ta­ble, se­gu­ra­men­te rea­li­za­rá un muy buen tra­ba­jo y re­for­za­rá la Sepyc.

Por su par­te, An­to­nio Castañeda tie­ne un per­fil po­lí­ti­co y so­cial, es exal­cal­de de Cu­lia­cán y tie­ne gran tra­yec­to­ria en pues­tos del ser­vi­cio pú­bli­co y de elec­ción. Aquí se po­dría de­cir que pu­sie­ron cu­ña pa­ra la Se­cre­ta­ría de De­sa­rro­llo So­cial. Te­ne­mos in­for­ma­ción de que bus­can ac­ti­var la Se­de­sol.

Así las co­sas en los rum­bos de Go­bierno del Es­ta­do, lle­ga­ron re­fuer­zos de pri­mer ni­vel, se­gu­ra­men­te se­rá un tan­que de gas pa­ra los se­cre­ta­rios de las res­pec­ti­vas de­pen­den­cias, pe­ro la “guillotina” se si­gue afi­lan­do. En se­ma­na de Pas­cua en es­te es­pa­cio ha­cía­mos la pre­gun­ta ¿dón­de es­tá el ga­bi­ne­te del go­ber­na­dor Qui­rino Or­daz Cop­pel? Por­que sim­ple­men­te no se le veía tra­ba­jar, fue ca­si nu­la la pre­sen­cia de los se­cre­ta­rios du­ran­te las va­ca­cio­nes de Se­ma­na San­ta, lo cual con­tras­ta con la ac­ti­vi­dad del Eje­cu­ti­vo es­ta­tal, que tu­vo una agen­da com­ple­ta re­co­rrien­do

to­das las pla­yas del es­ta­do y aten­dien­do a los va­ca­cio­nis­tas de ma­ne­ra di­rec­ta. De­fi­ni­ti­va­men­te hay mu­chos se­cre­ta­rios que no es­tán a la al­tu­ra, así que ve­re­mos más cam­bios en el trans­cur­so de los me­ses; y a fin de año po­drían ve­nir los mo­vi­mien­tos gran­des, así que muy aten­tos. Res­pal­do. El go­ber­na­dor Qui­rino Or­daz Cop­pel via­ja­rá a Was­hing­ton la pró­xi­ma se­ma­na pa­ra re­unir­se con el se­cre­ta­rio de Co­mer­cio de los Es­ta­dos Uni­dos, Wil­bur Ross, el te­ma es pa­ra de­fen­der a los pro­duc­to­res si­na­loen­ses de to­ma­te, es­to an­te la ame­na­za del dum­ping.

Asi­mis­mo, in­for­ma­ron que el pa­sa­do martes el man­da­ta­rio tu­vo una reunión en la

Ciu­dad de Mé­xi­co con el se­cre­ta­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, Mar­ce­lo Ebrard Ca­sau­bón, en don­de se abor­dó el te­ma y se pre­pa­ró la gi­ra a la ca­pi­tal de Es­ta­dos Uni­dos.

En la co­mi­ti­va me­xi­ca­na, apar­te del go­ber­na­dor Qui­rino Or­daz, des­ta­ca Mar­ce­lo Ebrard y John Crea­mer, en­car­ga­do de Ne­go­cios de la Em­ba­ja­da de Es­ta­dos Uni­dos en Mé­xi­co. Pen­dien­tes de los re­sul­ta­dos. Si­na­loa. En don­de si­gue es­ca­lan­do la cri­sis de in­go­ber­na­bi­li­dad es en el Con­gre­so del Es­ta­do. El plei­to de las ban­ca­das es preo­cu­pan­te y hay una fuer­te pe­lea in­ter­na de los que fue­ran la alian­za de Mo­re­na, PT y PES. El ni­vel par­la­men­ta­rio es­tá por los sue­los, no hay de­ba­te de ca­li­dad, sim­ple­men­te es una pe­lea de “ba­rrio”, ca­lle­je­ra, una ver­da­de­ra pe­na lo que su­ce­de en la ac­tual le­gis­la­tu­ra. De­fi­ni­ti­va­men­te no es el cam­bio que los si­na­loen­ses se me­re­cen y que exi­gían. El men­sa­je que en­vió la ciu­da­da­nía en la pa­sa­da elec­ción no era es­te, al pa­re­cer no en­ten­die­ron los le­gis­la­do­res lo­ca­les. Ade­lan­to. El pró­xi­mo lu­nes le pla­ti­ca­re­mos de los jó­ve­nes del es­ta­do que tie­nen fu­tu­ro en la po­lí­ti­ca y que lle­ga­ron pa­ra que­dar­se. Hay un par de re­ve­la­cio­nes en Mo­re­na y en el Go­bierno del Es­ta­do. Pen­dien­tes. Me­mo­ria po­lí­ti­ca. “Di­me y lo ol­vi­do, en­sé­ña­me y lo re­cuer­do, in­vo­lú­cra­me y lo apren­do”: Ben­ja­min Fran­klin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.