El ja­po­nés, Dave Roberts, má­na­ger y bue­na gen­te

El Debate de Los Mochis - - ACCIÓN - JUAN VENÉ jbeis­[email protected] @juan­ve­ne5

Co­ral Ga­bles, Flo­ri­da. (VIPWIRE).“Cuan­do sue­na mi te­lé­fono no oi­go riiiinng, sino ron”.. Tra­pi­chi­to.Dave

Roberts (Dod­gers) es un má­na­ger ga­na­dor… ¡Has­ta cier­to pun­to!

Pe­ro “a la ter­ce­ra va la ven­ci­da” y el pró­xi­mo oc­tu­bre po­dría ser el del ter­cer in­ten­to oto­ñal con­se­cu­ti­vo de los Dod­gers por ga­nar una Se­rie Mun­dial.

De pa­so, “a la ter­ce­ra va la ven­ci­da” era un gri­to de gue­rra de los mu­cha­chos de mi ba­rrio, El Cor­ti­jo de Sa­rría, Ca­ra­cas. Creía­mos que siem­pre la ter­ce­ra vez era de la vic­to­ria.

Dave, mi­tad ja­po­nés, mi­tad ne­gro es­ta­dou­ni­den­se, ha con­quis­ta­do a su rós­ter, sus pe­lo­te­ros lo quie­ren, lo res­pe­tan, lo con­si­de­ran ex­ce­len­te má­na­ger. Y eso es una bue­na ba­se pa­ra cons­truír un con­jun­to que lo ga­ne to­do.

“Dave nos da to­da la con­fian­za ne­ce­sa­ria, nos de­ja ju­gar” ha di­cho el pri­me­ra ba­se Cody Be­lin­ger, “pe­ro se man­tie­ne den­tro del jue­go. Lo sen­ti­mos co­mo si fue­ra un pe­lo­te­ro más”.

“Uno lle­ga muy jo­ven a Gran­des Li­gas, por lo que ne­ce­si­ta con­se­jos, guías” ex­pre­só el lan­za­dor Ju­lio Urías, “y Dave Roberts ha si­do eso pa­ra mí”.

Tam­bién ha­bló pa­ra es­ta co­lum­na, el out­fiel­der, Ale­jan­dro Ver­du­go…: “Se­gu­ra­men­te hay más de dos do­ce­nas de má­na­gers bue­nos en Gran­des Li­gas, pe­ro Dave es el me­jor de to­dos”.

Los Dod­gers han rea­li­za­do 14 jue­gos de Se­rie Mun­dia­les en los úl­ti­mos dos oc­tu­bres y han ga­na­do seis, ocho per­di­dos, con As­tros y Me­dias Ro­jas. En­ton­ces el rós­ter de Los Án­ge­les es, por lo me­nos, el me­jor equi­po de la Li­ga Na­cio­nal.

Dave Roberts ha dis­fru­ta­do muy po­cos mo­men­tos de glo­ria du­ran­te su vi­da uni­for­ma­do en los es­ta­dios de Gran­des Li­gas. Su ca­rre­ra de 10 años co­mo out­fiel­der (In­dios, Dod­gers, Pa­dres, Gi­gan­tes) fue exac­ta­men­te me­dio­cre, des­pués se hi­zo coach de los Pa­dres, an­tes de ser con­tra­ta­do pa­ra di­ri­gir a los Dod­gers.

Ha si­do el pri­mer má­na­ger con san­gre ja­po­ne­sa, en di­ri­gir en Se­ries Mun­dia­les. Su pa­dre, un ne­gro na­ti­vo de Es­ta­dos Uni­dos, lla­ma­do Way­mon, era de los ma­ri­nes y fue en­via­do a Ja­pón en mi­sión mi­li­tar. Allá co­no­ció a Ei­ko, se enamo­ra­ron, se ca­sa­ron y tra­je­ron a es­te mun­do a Ro­bert y a una ni­ña.

Y tam­bién pue­de lle­gar a ser Ro­bert, qui­zá es­te año, el pri­mer des­cen­dien­te de ja­po­ne­ses ga­na­dor co­mo má­na­ger en Se­ries Mun­dia­les. Por­que na­die tra­ga que los Dod­gers se acos­tum­bra­ron a per­der, ya que no ga­nan el clá­si­co del oto­ño ha­ce 31 años, des­de 1988, cuan­do des­pa­cha­ron a los Atlé­ti­cos en cin­co jue­gos.

To­dos coin­ci­di­mos en que ga­nar Se­ries Mun­dia­les una tras la otra, se ha he­cho imposible. Pe­ro na­die ha di­cho que un hijo de ja­po­ne­sa, que nun­ca en su vi­da ga­nó na­da no­ta­ble en el beisbol, no pue­da ser má­na­ger ga­na­dor, des­pués de 31 años de su equi­po muy apar­te de eso… ¡Di­go yo, ¿no?!...

Gra­cias a la vi­da que me ha da­do tan­to, in­clu­so un lec­tor co­mo tú.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.