Mu­je­res triun­fa­do­ras en la his­to­ria de ‘Yo, Ju­lia’

San­tia­go Posteguillo pre­sen­tó en la XXXII Fe­ria In­ter­na­cio­nal del Li­bro, la his­to­ria de Ju­lia Dom­na, la po­de­ro­sa es­po­sa del em­pe­ra­dor ro­mano Sep­ti­mio Se­ve­ro (193-211 d. C.) y for­ja­do­ra de una di­nas­tía co­mo ma­dre de los em­pe­ra­do­res Ca­ra­ca­lla y Ge­ta

El Debate de Los Mochis - - CULTURA - @eel­de­ba­te

El ma­chis­mo es­tá in­crus­ta­do en la li­te­ra­tu­ra oc­ci­den­tal des­de su na­ci­mien­to, afir­ma el es­cri­tor es­pa­ñol San­tia­go Posteguillo, ga­na­dor del Pre­mio Pla­ne­ta 2018 con Yo, Ju­lia, no­ve­la si­tua­da en la An­ti­gua Ro­ma que reivin­di­ca el pa­pel de las mu­je­res ga­na­do­ras en la his­to­ria.

His­to­ria

“La his­to­ria es­cri­ta por hom­bres no quie­re re­fle­jar que hay mu­je­res que pue­den ha­ber si­do más au­da­ces, más in­te­li­gen­tes y más há­bi­les que los hom­bres, y ese es el ca­so de Ju­lia, en­ton­ces la his­to­ria de Ju­lia que­da co­mo muy si­len­cia­da, y yo creo que con­tra eso nos te­ne­mos que re­be­lar hoy día”, afir­ma en una en­tre­vis­ta con Efe en Bo­go­tá. Posteguillo pre­sen­tó en la XXXII Fe­ria In­ter­na­cio­nal del Li­bro (Filbo) la his­to­ria de Ju­lia Dom­na, la po­de­ro­sa es­po­sa del em­pe­ra­dor ro­mano Sep­ti­mio Se­ve­ro (193-211 d. C.) y for­ja­do­ra de una di­nas­tía co­mo ma­dre de los em­pe­ra­do­res Ca­ra­ca­lla y Ge­ta.

“So­lo la mu­jer tie­ne la ca­pa­ci­dad bio­ló­gi­ca de crear a los des­cen­dien­tes, no­so­tros (hom­bres) sí par­ti­ci­pa­mos pe­ro los des­cen­dien­tes los crea la mu­jer y ade­más los educa, en­ton­ces es mu­cho más cen­tral el pa­pel de la mu­jer a la ho­ra de crear una di­nas­tía que el de un hom­bre”, afir­ma.

Su in­fluen­cia y po­der lo re­cuer­da al ci­tar un diá­lo­go cru­cial de la no­ve­la: “Hay un mo­men­to en el que Se­ve­ro no en­tien­de de qué va el te­ma y le di­ce a Ju­lia: ‘No me­re­ce la pe­na tan­ta san­gre un im­pe­rio’ y ella le res­pon­de: ‘Es que no lu­cha­mos por un im­pe­rio sino por al­go más gran­de’, y él di­ce: ‘No hay na­da más gran­de que un im­pe­rio’ y ella le con­tes­ta: ‘Sí, una di­nas­tía’”.

Pe­ro a pe­sar de su im­por­tan­cia en la his­to­ria ro­ma­na, Ju­lia fue du­ran­te dos mi­le­nios ig­no­ra­da, vis­ta so­lo co­mo em­pe­ra­triz con­sor­te, sien­do que fue “una in­te­li­gen­tí­si­ma es­tra­te­ga en la lu­cha por el po­der, muy cul­ta (...) una fi­ló­so­fa que se ro­dea­ba de in­te­lec­tua­les”.

Fas­ci­nan­te

“Creo que es­tá bien que se se­pa que es­te ti­po de mu­je­res exis­tió”, di­ce Posteguillo (Va­len­cia, 1967), quien ase­gu­ra que la his­to­ria de Ju­lia “es igual de fas­ci­nan­te a la de Cleo­pa­tra” y en­ci­ma de to­do es una ga­na­do­ra, al­go que, en su opi­nión, pa­re­ce que no de­bie­ra sa­ber­se. En es­te pun­to se re­mi­te al li­bro Mu­je­res y po­der, de la bri­tá­ni­ca Mary Beard, pa­ra ex­pli­car una con­je­tu­ra: que hay una in­ten­ción de ocul­tar el pa­pel de las mu­je­res en la his­to­ria. “Ella re­tro­trae a La Odi­sea, un epi­so­dio don­de Pe­né­lo­pe, la es­po­sa de Uli­ses, cuan­do es­tá so­la en el reino de Íta­ca, va a ha­blar en la Asam­blea de Íta­ca, y el hi­jo de Uli­ses y de la pro­pia Pe­né­lo­pe, Te­lé­ma­co, con so­lo 16 años, se in­ter­po­ne en su ca­mino y le di­ce: ‘Ma­dre, cá­lla­te, que ha­blar en pú­bli­co es co­sa de hom­bres’, y la pro­fe­so­ra Mary Beard di­ce: ‘Y des­de ahí has­ta aho­ra así es­ta­mos’”. Por eso con­si­de­ra que “es­te ma­chis­mo es ver­dad” y que es­tá pre­sen­te ya “en el na­ci­mien­to de la li­te­ra­tu­ra oc­ci­den­tal, por­que La Odi­sea y La Ilía­da son el asien­to de nues­tra pro­pia tra­di­ción li­te­ra­ria”.

Esa ima­gen de la mu­jer co­rres­pon­de al con­tex­to so­cio­cul­tu­ral de la An­ti­güe­dad, y “no se tra­ta de re­es­cri­bir La

Odi­sea, ni mu­cho me­nos”, pe­ro es ho­ra de em­pe­zar a cam­biar­la, con­si­de­ra el au­tor. “En el si­glo XXI te­ne­mos que pen­sar de otra for­ma con res­pec­to a la re­la­ción en­tre hom­bres y mu­je­res, y yo creo que es­tá bien que va­ya­mos mos­tran­do que hu­bo bas­tan­tes mu­je­res co­mo Cleo­pa­tra, co­mo Hi­pa­tia (ma­te­má­ti­ca, fi­ló­so­fa y as­tró­no­ma) y otras que aún son más des­co­no­ci­das, co­mo Ju­lia, que pue­den ser ejem­plo de có­mo una mu­jer es muy ca­paz y muy há­bil, tan­to o más que un hom­bre”, sen­ten­cia.

Vi­da

Ju­lia Dom­na, na­ci­da en el año 170 en Eme­sa, la ac­tual ciu­dad si­ria de Homs, de­vas­ta­da por la gue­rra ci­vil, acu­mu­ló po­der en el Im­pe­rio ro­mano y fue lo que aho­ra se de­fi­ne co­mo mu­jer em­po­de­ra­da, no fe­mi­nis­ta, acla­ra el au­tor, por­que esos son “con­cep­tos desa­rro­lla­dos a par­tir del si­glo XIX y del XX” y “se­ría un anacro­nis­mo inacep­ta­ble” po­ner­los en un per­so­na­je de la An­ti­güe­dad.

Por to­do ello, y “te­nien­do en cuen­ta su as­tu­cia, su in­te­li­gen­cia, su al­to ni­vel de cul­tu­ra, que sa­bía va­rios idio­mas, que se sa­bía desen­vol­ver muy bien en las lu­chas por el po­der”, Ju­lia per­fec­ta­men­te po­dría ser una go­ber­nan­te de nues­tro tiem­po, afir­ma.

«So­lo la mu­jer tie­ne la ca­pa­ci­dad bio­ló­gi­ca de crear a los des­cen­dien­tes, no­so­tros (hom­bres) sí par­ti­ci­pa­mos pe­ro los des­cen­dien­tes los crea la mu­jer y ade­más los educa»

San­tia­go Posteguillo Es­cri­tor

FO­TO: EFE

>San­tia­go Posteguillo se lle­vó el Pre­mio Pla­ne­ta 2018 con ‘Yo, Ju­lia’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.