Obis­pa­do en Si­na­loa

El Debate de Los Mochis - - CULTURA - ma­be­rre­lle­[email protected]­mail.com Mar­co Be­rre­lle­za

En 1767, el mo­nar­ca Car­los III ex­pul­só a los je­sui­tas del te­rri­to­rio no­vohis­pano, que de­vas­tó eco­nó­mi­ca­men­te la re­gión nor­te de Si­na­loa a gra­do tal que en los años si­guien­tes la vi­lla de Si­na­loa prác­ti­ca­men­te fue aban­do­na­da por su mo­ra­do­res pa­ra en­ro­lar­se en ex­pe­di­cio­nes de con­quis­ta y po­bla­ción en la Ca­li­for­nia.

Con la sa­li­da de los je­sui­tas, So­no­ra y Si­na­loa que­da­ron ba­jo la ju­ris­dic­ción del obis­pa­do de Du­ran­go, quien en­vió clé­ri­gos a es­tas re­gio­nes pa­ra ad­mi­nis­trar las mi­sio­nes de la Com­pa­ñía de Je­sús, ha­cién­do­lo tan mal que pron­to fue­ron di­la­pi­da­dos sus bie­nes. Ade­más de ma­los ad­mi­nis­tra­do­res, los sa­cer­do­tes eran de es­ca­sas lu­ces in­te­lec­tua­les, muy le­jos de los ni­ve­les aca­dé­mi­cos y cul­tu­ra­les de los je­sui­tas, lo que pro­pi­ció una se­rie de con­fu­sio­nes en su ejer­ci­cio.

Con el fin de nor­mar la vi­da es­pi­ri­tual en la re­gión del no­roes­te, el vi­si­ta­dor ge­ne­ral Jo­sé de Gál­vez pro­po­ne la erec­ción de un obis­pa­do, me­di­da apro­ba­da por Real Or­den el 10 de agos­to de 1769, y por el pa­pa Pío VI el 7 de ma­yo de 1779. La nue­va dió­ce­sis cu­bri­ría los te­rri­to­rios de Ca­li­for­nia, So­no­ra y Si­na­loa y ten­dría co­mo se­de la ciu­dad de Ariz­pe. Sin em­bar­go, fue has­ta el 15 de mar­zo de 1790 cuan­do se ex­pi­de la Real Or­den pa­ra que Pe­dro Ga­lin­do, ase­sor de las Pro­vin­cias In­ter­nas, es­ta­ble­cie­ra los límites de la dió­ce­sis, pre­sen­tan­do su pro­pues­ta el 28 de abril de ese año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.