Ter­cer pi­so

El Debate de Los Mochis - - TERCER PISO -

Na­da pa­ra pre­su­mir. Cin­co de­li­tos se in­cre­men­ta­ron en el pri­mer cua­tri­mes­tre que va del año, rea­li­zan­do el com­pa­ra­ti­vo con el mis­mo pe­rio­do del 2018. En es­ta oca­sión las au­to­ri­da­des es­ta­ta­les y el Se­cre­ta­ria­do Eje­cu­ti­vo del Sis­te­ma Es­ta­tal de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca ten­drán que rea­li­zar sus com­pa­ra­ti­vos con un año an­te­rior u otros más atrás pa­ra en­con­trar una re­duc­ción en el ín­di­ce de­lic­ti­vo y, con ello, dar re­sul­ta­dos que les fa­vo­rez­can más. En­tre los de­li­tos que in­cre­men­ta­ron es­tá la vio­la­ción, que es muy gra­ve; tam­bién el de la vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, el cual tam­bién es de­li­ca­do por­que de allí pue­den sur­gir los fe­mi­ni­ci­dios.

El pro­yec­to. Los se­gui­do­res en Aho­me de Ge­rar­do Var­gas Landeros, ex­se­cre­ta­rio ge­ne­ral de Go­bierno, re­vi­vie­ron. Se ha­bla de que es­tán ha­cien­do to­dos los pre­pa­ra­ti­vos pa­ra asis­tir al even­to del pri­me­ro de ju­nio en el que El­ba Est­her Gor­di­llo, la otro­ra po­de­ro­sa ma­gis­te­rial, le to­ma­rá pro­tes­ta co­mo coor­di­na­dor ge­ne­ral de las Re­des So­cia­les Pro­gre­sis­tas en Si­na­loa, y una vez que es­ta or­ga­ni­za­ción se con­vier­ta en par­ti­do, se­rá su pri­mer pre­si­den­te. La es­pe­cie ellos mis­mos la es­tán di­fun­dien­do, por lo que de nue­va cuen­ta mu­chos es­tán sor­pren­di­dos de la «con­duc­ta po­lí­ti­ca» de Var­gas Landeros, que ju­ra­ba y per­ju­ra­ba su fe priis­ta. Sin em­bar­go, to­do ha­ce in­di­car que es­ta le du­ró has­ta que ya no vio cla­ro en el tri­co­lor, y más tras la de­rro­ta de la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca. De su co­que­teo con el pro­yec­to lo­pe­zo­bra­do­ris­ta-mo­re­nis­ta, Var­gas Landeros aho­ra es­tá con Gor­di­llo, aun­que mu­chos di­cen que un pro­yec­to y otro es la mis­ma ga­ta, na­da más que re­vol­ca­da.

Gran apo­yo. Ade­más de la in­ver­sión tu­rís­ti­ca en Ma­zatlán, el go­ber­na­dor de Si­na­loa, Qui­rino Or­daz Cop­pel, ha da­do mues­tras de es­tar muy com­pro­me­ti­do con dos pro­yec­tos hi­dráu­li­cos: la pre­sa Pi­ca­chos y la San­ta Ma­ría. La pri­me­ra ha­bi­li­ta­ría 15 mil hec­tá­reas pa­ra el cul­ti­vo de rie­go; la se­gun­da in­flui­ría so­bre 25 mil hec­tá­reas de cul­ti­vos que aho­ra son de tem­po­ra­da. El man­da­ta­rio anun­ció que con una in­ver­sión de 650 mi­llo­nes de pe­sos pron­to se ter­mi­na­ría el pro­yec­to Pi­ca­chos con la cons­truc­ción del acue­duc­to Mi­ra­va­lles. En tan­to, la pre­sa San­ta Ma­ría es­tá sien­do pro­mo­vi­da de ma­ne­ra de­ci­di­da pa­ra am­pliar sus pre­su­pues­tos en los pró­xi­mos me­ses. En el sur de Si­na­loa, mu­chos agri­cul­to­res re­zan pa­ra que el go­ber­na­dor cum­pla am­bos re­tos.

Se es­fu­ma. En to­do el pro­ble­ma que se ha ge­ne­ra­do en torno al de­fi­cien­te ser­vi­cio de re­co­lec­ción de ba­su­ra en Gua­sa­ve, lla­ma la aten­ción que el re­gi­dor Die­go Fi­gue­roa, del PRI, ha de­ci­di­do man­te­ner­se al mar­gen de cual­quier pos­tu­ra que han fi­ja­do sus com­pa­ñe­ros de par­ti­do, así co­mo la del PAN y del PAS, quién sa­be por qué. El edil es in­te­gran­te del Co­mi­té de Com­pras y Ad­qui­si­cio­nes, con voz y vo­to, y, por cier­to, se des­co­no­ce cuál se­ría su de­ci­sión el día que se pro­pu­so apro­bar la ren­ta de los cin­co ca­mio­nes re­co­lec­to­res, pues no es­tu­vo pre­sen­te en la con­fe­ren­cia de pren­sa que die­ron sus com­pa­ñe­ros mi­nu­tos des­pués, ni se le ha vis­to fi­jan­do nin­gún po­si­cio­na­mien­to don­de se exi­ja cuan­do me­nos una in­ves­ti­ga­ción al sín­di­co pro­cu­ra­dor, que es a quien com­pe­te es­ta si­tua­ción.

Che­ca­di­tos. Des­de ha­ce dos se­ma­nas, apro­xi­ma­da­men­te, el Ayun­ta­mien­to de Sal­va­dor Al­va­ra­do cuen­ta con la vi­si­ta del per­so­nal de la Au­di­to­ría Su­pe­rior del Es­ta­do (ASE), que —se di­ce— aho­ra sí rea­li­za la­bo­res de re­vi­sión de ca­da una de las áreas de ma­ne­ra mi­nu­cio­sa y en for­ma más es­tric­ta en com­pa­ra­ción con lo que su­ce­día en otros Go­bier­nos. Las ob­ser­va­cio­nes que pu­die­ran sur­gir co­mo re­sul­ta­do del pro­ce­di­mien­to pa­ra te­ner bien che­ca­di­tos a quie­nes pre­si­den e in­te­gran el Go­bierno mu­ni­ci­pal pue­den sin du­da ser un re­fe­ren­te real de có­mo ha ve­ni­do ope­ran­do la pre­sen­te Ad­mi­nis­tra­ción del al­cal­de Car­lo Ma­rio Or­tiz Sánchez, mas allá de los in­for­mes y los dis­cur­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.